jueves, 20 de agosto de 2009

Pirámide nobiliaria: Marqués

Iñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana
(1398-1458)


Marqués es uno de los títulos nobiliarios que los monarcas confieren como muestra de reconocimiento y gratitud; es un rango hereditario en varias monarquías europeas y algunas de sus colonias. La esposa del marqués o que ostenta el título es conocida como marquesa. El término es también usado para rendir el tratamiento equivalente en Oriente, como en la China imperial y Japón. En la nobleza británica ocupa un rango debajo de Duque y encima de Conde. Aunque la vasta mayoría de los marquesados son nombrados a partir de territorios y por ende sus titulares son conocidos como “Marqueses de X”, un cierto número de ellos obtienen su nombre a partir de los apellidos (incluso si no es el propio del portador), siendo sus titulares conocidos como “Marqueses X”. En cualquier caso, es informalmente conocido como “Lord X”, independientemente de si hay un “de” en su título, y siempre se lo tratará de esa manera.
Francisco de Sandoval y Rojas, V Marqués de Denia, I Duque de Lerma
(1553-1625)
Sibylle Auguste de Saxe-Lauenburg, Margravina de Baden-Baden
(1675-1733)

Fueron llamados inicialmente marqueses los magnates que tenían a su cargo la defensa y administración de una marca dentro del Imperio Carolingio. A su vez, las marcas eran territorios fronterizos, tal y como la Marca Hispánica (frontera con los territorios musulmanes). Andando el tiempo, el territorio sobre el que los marqueses ejercían su jurisdicción empezó a ser llamado Marquesado, como es el caso del Marquesado de Brandeburgo (en el cual comenzó la Dinastía Hohenzollern que un día llegaría a convertirse en Real de Prusia e Imperial alemana) o el también importante Marquesado de Baden.
Victor de Riquetti, 3º Marqués de Mirabeau
(1715-1789)

En Alemania, el equivalente a los marqueses son los margraves, el nombre en español dado al título germánico Markgraf (de Mark, frontera, marca, y Graf, conde). La esposa de un margrave es llamada margravina o Markgräfin en alemán. Un margrave tenía, originalmente, funciones de gobernador militar de una marca carolingia (p.ej. la Marca Hispánica), una provincia limítrofe en el medievo. Los margraves tenían jurisdicción sobre una marca (Mark, en alemán), que era llamada margraviato o marquesado. A medida que las provincias limítrofes adquirían importancia, se hacían más grandes que las interiores, consiguiendo los margraves poder sobre los otros gobernantes del reino. Por eso los marqueses alemanes suelen denominarse indistintamente como marqueses o margraves y gozan de reconocimiento como príncipes del Imperio.
Sébastien Le Pestre, Marqués de Vauban y Mariscal de Francia
(1633-1707)

En España, el título de marqués no se consolidaría hasta el siglo XV, siendo los marquesados más antiguos los de Villena, Santillana, Aguilar de Campóo y Astorga. Los marquesados, al igual que el resto de los títulos nobiliarios españoles, son hereditarios en la persona del hijo o hija primogénitos del último titular. El uso de tales títulos se hace extensivo a los consortes legítimos de quien ostenta la dignidad. Actualmente existen en España 1.372 títulos de marqués, de los cuales 142 ostentan además la dignidad de Grande de España, el más alto reconocimiento nobiliario europeo.
Mariano Roca de Togores y Carrasco, Marqués de Molins
(1812-1889)
Almirante de la Flota Louis Mountbatten, 1º Marqués de Milford-Haven
(1854-1921)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada