sábado, 15 de agosto de 2009

Pirámide nobiliaria: Archiduque

El título nobiliario de Archiduque (femenino: Archiduquesa) (en alemán Erzherzog / Erzherzogin), implica un rango por encima del Duque y por debajo del Rey, pero es muy extraño como título autónomo y además tiene otros usos de los que se le daban en todo lo relacionado con el antiguo Sacro Imperio Romano Germánico del que una gran parte de Europa estaba excluida.


El Archiduque Rodolfo, Príncipe Heredero de Austria, Hungría y Bohemia (1858-1889)




Origen del título


El término en inglés (Archduke) y en español está localizado a partir de 1530, derivando del francés antiguo medieval archeduc, del latín merovingio archidux, que viene de arch(i) + dux duque. Archiduque (Erzherzog) es un título distinto de Gran Duque (Großherzog o Großfürst) usado en otras casas reales alemanas y aún en Luxemburgo. Los primeros en usar el título fueron los gobernantes de Austrasia (c.750), uno de los reinos francos que surgió a raíz de las complejas sucesiones en la casa de Clovis, abarcando básicamente Alemania, Suiza y los Países Bajos.


En el Imperio Carolingio, el título fue una recompensa individual que recibió el duque de Lorena, quien habría sido visto como el sucesor del antiguo reino carolingio de Lothringia, el cual habría formado parte de Francia occidental (la Francia actual) en las divisiones dinásticas bajo los herederos de Carlomagno pero terminó absorbida por Francia oriental (la Gran Germania). Después de la división (959) del (archi)ducado en dos partes, Lothringia superior (en alemán Oberlothringen, incluyendo la moderna Lorena, y Lothringia inferior (en alemán Niederlothringen, al norte, con centro en Colonia y originalmente sede del arzobispado y extendiéndose hasta Frisia) y la posterior partición de nuevo generando dos de los ducados nuevos en los Países Bajos, Brabante (casi la Bélgica actual) y Gelre (en la actual Holanda y dándole nombre a la provincia Gelderland), reclamaron el rango de archiducado pero nunca les fue concedido oficialmente por el Emperador.



Rodolfo IV de Habsburgo, Duque de Austria (1339-1365)


El título de Archiduque de Austria, el único que adquirió renombre oficial, fue creado en el Privilegium Maius, una falsificación surgida en el siglo XIV a instancias del Duque Rodolfo IV de Austria. Originalmente fue creado para designar al gobernante del Ducado de Austria (desde entonces Archiducado), con la intención de colocar a ese gobernante a la par que los Príncipes Electores ya que Austria había sido relegada en la Bula de Oro de 1356, cuando se designaron quienes serían los electores. El Emperador del Sacro Imperio Carlos IV se negó a reconocer el título. El Duque Ernesto I de Austria y sus descendientes asumieron el título de archiduques unilateralmente.



El título fue oficialmente reconocido en 1453 por el Emperador Federico III de Habsburgo, cuando los Habsburgo se hicieron con el control (permanente) del puesto de Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. El primero en llevar el título oficial fue el hermano pequeño de Federico, Alberto VI de Austria, que murió en 1463, habiendo empezado a usarlo en 1458. En 1447, Federico III concedió el título de archiduque a su primer sobrino, Segismundo de Austria, gobernante de Austria.




Federico III de Habsburgo, Sacro Emperador Romano Germánico (1415-1493)



También el hijo y heredero de Federico III, el futuro Emperador Maximiliano I de Habsburgo comenzó a usar el título, pero obviamente sólo a partir de la muerte de su esposa María de Borgoña (1482) ya que el título no aparece en ninguno de los documentos emitidos en la época de gobierno de Maximiliano y María en los Países Bajos (Maximiliano sigue apareciendo sólo como Duque de Austria). El título aparece por primera vez en los documentos de Maximiliano y Felipe (su hijo menor de edad) en su etapa de Gobierno conjunto en los Países Bajos.



El Emperador Federico III usó siempre el título de Duque de Austria, nunca el de archiduque, hasta su muerte en 1490. Ladislao el Póstumo, Duque de Austria, que murió en 1457, nunca obtuvo la autorización para usar el título de archiduque y, por lo tanto, nadie de su rama de la dinastía uso el título.



Archiduquesa María Teresa Walburga Amalia de Austria, Reina de Hungría y de Bohemia, Gran Duquesa de Toscana, Emperatriz del S.I.R.G. (1717-1780)


Las mujeres de la dinastía no podían usar el título dinástico en el siglo XV. Sólo era usado por aquellos miembros de la dinastía que reinaron territorios Habsburgo.

Otros usos dinásticos Habsburgo

Como el Gran Príncipe (a menudo traducido por error como Gran Duque) en la Rusia Imperial, archiduque se usaba para gobernantes no soberanos como título para otros príncipes de la casa de Hasburgo, que fuesen señores de territorios en Austria pero sin ser ellos mismos los herederos del soberano (a veces, incluso, podía estar combinado con un cargo de gobierno distinto), ya que todos los territorios permanecían ligados a la corona Austriaca.



Archiduque Ferdinand Maximilian Joseph de Austria, Emperador Maximiliano I de México (1832-1867)



Desde el siglo XVI en adelante, archiduque o su fórmula en femenino, archiduquesa, pasó a ser usado por todos los integrantes de la Casa de Habsburgo, de un modo similar a como otras casas reales usan el título de Príncipe. Por ejemplo, la reina María Antonieta de Francia nació siendo Archiduquesa de Austria. Esta costumbre se mantuvo en la España de los Austrias (1516-1700), el Imperio Austríaco (1804-1867) y en el Imperio Austrohúngaro (1867-1918).


Archiduquesa María Antonia Josepha Johanna de Habsburgo-Lorena, Reina consorte de Francia y de Navarra (1755-1793)


Con la abolición de la monarquía, los títulos y el sistema de la nobleza fueron también abolidos de Austria. De esta manera aquellos miembros de la extensa familia Habsburgo que son ciudadanos de la actual República de Austria son conocidos únicamente por sus nombres de pila y su apellido Habsburg-Lothringen. El uso de títulos como archiduque es, de hecho, ilegal en Austria. Aún así, algunos miembros de la familia que son ciudadanos de otros países, como Alemania, dónde los títulos se han añadido a los nombres, pueden usar el título.




Archiduquesa Marie Henriette Anne de Austria, Reina consorte de los Belgas (1836-1902)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada