viernes, 14 de agosto de 2009

Gran Duque de Rusia



El título Velikiy Knjaz (usualmente traducido como “Gran Duque” pero más adecuado sería “Gran Príncipe”) era un título de cortesía llevado por los hijos y nietos en línea masculina de los Zares de Rusia, junto con el tratamiento de Su Alteza Imperial. No eran soberanos por sí mismos, ni tampoco se hallaban asociados con el territorio de un gran ducado, solo eran miembros y dinastas de la Casa del emperador reinante.
Portar el título Velikiy Knjaz originalmente no tenía reglas específicas: por tradición pertenecía a todos los dinastas de la Rusia imperial y, además, a dinastas que eran creados por el acto de otorgamiento del título a otros herederos. Hasta el siglo XIX, la Casa Imperial de Rusia se encontraba en situación precaria, teniendo a menudo no más que una pareja de herederos masculinos, si es que llegaba a tal cantidad. El número de portadores del título no era así muy abundante. La Zarina Elizabeth, después que toda la descendencia masculina fue agotada, hizo del hijo de su hermana –el futuro Pedro III de Rusia- un dinasta y un Gran Duque, aunque no era descendiente directo en línea masculina.


Luego del nacimiento de los numerosos hijos de Nicolás I, el número de Grandes Duques se incrementó a órdenes de gran magnitud. Esto le dio a Rusia un respiro después de la fragilidad primaria que plagaba la sucesión, que había llevado incluso al país a la inestabilidad. El derecho al título no estaba limitado y en la década de 1880 (cuando existían más de veinte dinastas masculinos) Alejandro III sintió que ese número tan alto, si todos usaban el título, disminuía el prestigio de la Casa Imperial y el peso del título en sí. Así que en 1886 formalizó el uso de los títulos imperiales por enmienda a las leyes de sucesión. Serían “Grandes Duques” sólo los hijos y nietos paternos de los Emperadores de Rusia y “Grandes Duquesas” sólo las hijas y nietas paternas, así como las esposas legítimas de los Grandes Duques.


Pavel Petrovich, futuro Pablo I de Rusia (1754-1801)


Aquellos dinastas rusos que genealógicamente estaban distantes de los Zares (por lo que no eran Grandes Duques) estaban titulados como Príncipes de Rusia. Ioann Konstantinovich de Rusia (1886-1918) fue aparentemente el único que perdió el título gran ducal acordado por convención de nacimiento pero removido por Alejandro III. Los propios nietos de éste, hijos de su hija Xenia Alexandrovna, que no habían nacido todavía en época del edicto, recibieron los títulos de Príncipes de Rusia desde su nacimiento. Eran bisnietos de Nicolás I (una generación posterior) cuando se observaba el linaje masculino.


Los números comenzaron a decrecer también por otras razones. En las últimas tres décadas antes de la revolución, sólo dos varones nacieron con el título gran ducal. Después de la revolución, los matrimonios morganáticos bajaron grandemente el número de dinastas. El edicto de Alejandro III llevó a la situación en que no hubo ningún descendiente para llevar el título gran ducal.



Mikhail Pavlovich, hijo de Pavel I de Rusia (1798-1849)

En alemán, el título ruso Gran Duque era conocido como Großfürst y en latín como Magnus Princeps. "Gran Duque" es la traducción tradicional del título Velikiy Kniaz en lenguajes que no tienen palabras diferentes para “príncipe” como título sustantivo y “príncipe” como título de cortesía.

En la Casa de Romanov-Holstein-Gottorp hubo 39 Grandes Duques, desde Pedro Feodorovich (1728-1762), hijo de Karl Friedrich, Duque de Holstein-Gottorp y convertido en Pedro III en 1762, hasta el Tsarevich Alexei, hijo del Zar Nikolai II y muerto por los bolcheviques en 1918. Asombrosamente, después de esa fecha no hubo varón nacido en la depuesta Casa Imperial que pudiera ser titulado como Gran Duque, es decir, había un nieto en línea masculina de un emperador reinante, aunque hubiera sido técnicamente posible, pues vivían hijos de emperadores reinantes y sus hijos habrían sido titulados.

Sergei Alexandrovich, hijo de Alexander II de Rusia (1857-1905)

Grandes Duquesas de Rusia


Los miembros femeninos de la Casa Imperial rusa portaban el título Velikaia Kniaginia (en ruso: Великая Княгиня) o Velikaia Knazhna (Великая Княжна), usualmente traducido como “Gran Duquesa” pero era más adecuado “Gran Princesa”. Este título de cortesía era usado por las hijas y nietas en línea masculina de los Zares de Rusia, así como por las esposas legítimas de los Grandes Duques. Su tratamiento era de Su Alteza Imperial como miembros de la Casa del emperador reinante.

Hubo 38 Grandes Duquesas por nacimiento y 22 por matrimonio. Después de 1918 no nació ninguna mujer dentro de la depuesta Casa Imperial que hubiera de ser titulada como Gran Duquesa, es decir, había una nieta en línea masculina de un emperador reinante, aunque hubiera sido técnicamente posible, pues vivían hijos de emperadores reinantes y sus hijas hubieran sido tituladas.


Maria Nikolaievna, hija de Nikolai I de Rusia y esposa de
Maximilian, Duque de Leuchtenberg (1819-1876)

Grandes Duquesas por matrimonio

  • Charlotte de Brunswick-Lüneburg (1694-1715), esposa del Zarevich Alexei Petrovich
  • Catalina Alexeievna de Anhalt-Zerbst (1729-1796), esposa de Pedro III, convertida en Emperatriz en 1762
  • Natalia Alexeievna de Hesse-Darmstadt (1755-1776), primera esposa de Pablo I
  • Maria Fyodorovna de Württemberg (1759-1828), segunda esposa de Pablo I, convertida en Emperatriz en 1796
  • Elizabeth Alexeievna de Baden (1779-1826), esposa de Alexander Pavlovich, Zarina consorte en 1801
  • Anna Fyodorovna, Juliane de Saxe-Coburg-Saalfeld (1781-1860), esposa de Konstantin Pavlovich
  • Alexandra Fyodorovna, Charlotte de Prusia (1798-1860), esposa de Nikolai Pavlovich, Zarina consorte en 1825
  • Elena Pavlovna de Württemberg (1807-1873), esposa de Mikhail Pavlovich
  • María de Hesse-Darmstadt (1824-1880), esposa de Alexander Nikolaievich, Zarina consorte en 1855
  • Alexandra Iosifovna de Saxe-Altenburg (1830-1911), esposa de Konstantin Nikolaievich
  • Alexandra Petrovna de Oldenburg (1838-1900), esposa de Nikolai Nikolaievich
  • Olga Fyodorovna de Baden (1839-1891), esposa de Mikhail Nikolaievich
  • Maria Fyodorovna de Dinamarca (1847-1928), esposa de Alexander Alexandrovich, Zarina consorte en 1881
  • Maria Pavlovna de Mecklenburg-Schwerin (1854-1920), esposa de Vladimir Alexandrovich
  • Elizabeth Mavrikievna de Saxe-Altenburg (1865-1927), esposa de Konstantin Konstantinovich
  • Elizabeth Fyodorovna de Hesse-Darmstadt (1864-1918), esposa de Sergei Alexandrovich
  • Alexandra Georgievna de Grecia (1870-1891), esposa de Pavel Alexandrovich
  • Militsa Nicolaievna de Montenegro (1866-1951), esposa de Pedro Nikolaievich
  • Alexandra Fyodorovna de Hesse-Darmstadt (1872-1918), esposa de Nikolai Alexandrovich, Gran Duquesa durante su conversión a la ortodoxia, Zarina consorte en 1894
  • Maria Georgievna de Grecia (1876-1940), esposa de George Mikhailovich
  • Victoria Fyodorovna de Saxe-Coburg- Gotha (1876-1936), esposa de Kirill Vladimirovich
  • Anastasia Nikolaievna de Montenegro (1868-1929), esposa de Nikolai Nikolaievich

Princesa Alexandra Friederike Henriette de Saxe-Altenburg, hija del Duque de Saxe-Altenburg y esposa del Gran Duque Konstantin Nikolaievich (1830-1911)



Aunque existieron Grandes Duques de Rusia después de 1918, cuando la Casa Imperial fue depuesta, ninguno de ellos contrajo un matrimonio en iguales condiciones (con otro miembro de familia real) después de esa fecha, por lo que el título de Gran Duquesa no fue obtenido por matrimonio, aunque hubiera sido técnicamente posible.


Teniendo en cuenta que la jefatura de la Casa Imperial es por primogenitura masculina, el último Gran Duque de Rusia fue Andrei Vladimirovich –descendiente de Alejandro III- que murió en París en 1959, y la última Gran Duquesa de Rusia, fue Olga Alexandrovna, la hermana menor del último Zar, que murió en Canadá en 1960.


María Vladimirovna Romanova, nieta de Cirilo Romanov, primo hermano del último zar Nicolás II, reclama ser la actual Gran Duquesa de Rusia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada