lunes, 10 de agosto de 2009

Par del Reino Unido


Un Par hereditario forma parte de la nobleza del Reino Unido. Existen más de setecientos pares poseedores de títulos que pueden ser heredados. Antiguamente, la mayoría de ellos obtenían además un asiento en la Cámara de los Lores, pero desde el Acta 1999 sólo noventa y dos pueden sentarse allí. Los pares son llamados a la Cámara de los Lores a través de una writ of summons (“cédula de citación”).


Un título hereditario no es necesariamente un título de nobleza. Por ejemplo, un baronet puede heredar sus títulos a sus hijos, pero no es un par. De manera similar, el portador de un título no hereditario puede pertenecer a la nobleza, como lo demuestra el caso del Príncipe de Gales y los Pares vitalicios.


Los Pares pueden ser creados por medio de Letters patent (“Patentes reales”) pero el otorgamiento de nuevos títulos hereditarios se ha reducido, con sólo cinco nuevos pares hereditarios creados desde 1964.



Su Gracia El Duque de Bedford
John Russell, 6º Duque de Bedford (1766-1839)


Rangos y títulos

Los rangos de la nobleza son, en orden descendiente, duque, marqués, conde, vizconde y barón; el equivalente femenino es duquesa, marquesa, condesa, vizcondesa y baronesa, respectivamente. En Escocia, “barón” es un rango feudal y no pertenece a la nobleza. El equivalente escocés a la baronía inglesa es el lord of Parliament, señor del Parlamento.



Las dignidades de nobleza son creadas por el Soberano a través de writs of summons o letters patent. Bajo las modernas convenciones constitucionales, ninguna dignidad de nobleza podría ser creada excepto bajo las recomendaciones del Primer Ministro.


Su Gracia El Duque de Marlborough
George Spencer, 4º Duque de Marlborough, 6º Conde de Sunderland (1739-1837)


Muchos Pares tienen más de un título hereditario; por ejemplo, el mismo individuo puede ser duque, conde, vizconde o barón por virtud de diferentes noblezas. En este caso, el hijo mayor del par puede usar uno de los títulos subsidiarios del padre como “título de cortesía”, pero no es considerado un Par por propio derecho.



Los Pares del reino conforman una extremadamente pequeña y exclusiva institución. Cuando Henry VII llamó a su primer Parlamento en el siglo XV, sólo había 29 pares. Los reyes Tudor hicieron muy pocas creaciones de pares y, a la muerte de Elizabeth I, había exactamente 59 pares en el reino.


Luego, la nobleza experimentó un dramático incremento debido a la generosidad de los monarcas Stuart. A la muerte de la reina Anne había 169 pares. Con el propósito de obtener una mayoría en la Cámara de los Lores a su favor, la reina Anne creó 12 pares en un día –más de que lo Elizabeth I había creado durante su reinado entero, que había durado casi un cuarto de siglo-.


Su Majestad Anne, Reina de Inglaterra, Escocia e Irlanda (1700), Reina de Gran Bretaña e Irlanda (1707)

Gran cantidad de pares se alarmaron ante el rápido crecimiento de la Nobleza, creyendo que su importancia individual y su poder decrecerían tanto como aumentara el número de pares. Así, en 1719, un proyecto de ley fue introducido en la Cámara de los Lores para dar lugar a una limitación al poder de la Corona. Se especificaba que no se permitían más de seis nuevas creaciones y una nueva creación por cada título que se convirtiera en extinto. Se permitió, de todas maneras, que la Corona otorgara títulos a los miembros de la familia real sin esta limitación. El proyecto de ley fue rechazado en su etapa final en la Cámara de los Lores, pero fue superado cuando se volvió a presentar en el siguiente año. No obstante, la Cámara de los Comunes rechazó el proyecto 269 a 177.



George III fue especialmente profuso con la creación de títulos, principalmente debido al deseo de algunos de sus Primeros Ministros de obtener una mayoría en la Cámara de los Lores. Durante sus doce años en el poder, Lord North, 2º Conde de Guilford, obtuvo alrededor de 30 nuevos pares. Durante la permanencia de William Pitt el Joven, fueron creados más de 140 nuevos pares.


The Right Honourable The Earl of Guilford (1732-1792)

En 1801, el Parlamento impuso una restricción en la creación de títulos pero en la nobleza de Irlanda. Bajo el Acta de Unión de 1800, que combinaba Irlanda y Gran Bretaña dentro del Reino Unido, hasta el número de pares irlandeses (excluyendo los que también tenían títulos británicos o ingleses) fue reducido a cien: el soberano no podía crear un nuevo título en Irlanda hasta que se hubieran extinguido hasta tres títulos previos. Después que el número de pares irlandeses alcanzó a cien, el soberano podría crear nuevos títulos las veces que fuera necesario para mantener ese número.



En la nobleza del Reino Unido permaneció sin restricciones la creación de nuevos pares. Así, la nobleza continuó aumentando a través del siglo XIX. En el siglo XX hubo más cantidad de creaciones a partir del momento en que los Primeros Ministros estuvieron deseosos de asegurar mayorías en la Cámara de los Lores. Los nuevos pares no se nombraban con intenciones de honrar al recipiendario sino más bien darle un sitio en la Cámara de los Lores.


Su Alteza Real El Duque de Connaught y Strathearn (1850-1942)


De todas maneras, con el ascenso del gobierno Laborista de Harold Wilson en 1964, la práctica de otorgar títulos hereditarios se detuvo efectivamente. Desde ese año, sólo cinco títulos hereditarios han sido otorgados –dos para miembros de la familia real (el Ducado de York y el Condado de Essex) y tres creaciones adicionales (el Vizcondado de Whitelaw, el Vizcondado de Tonypandy y el Condado de Stockton)-, lo que ocurrió bajo el gobierno de Margaret Thatcher a mediados de los ’80. Los dos Vizcondes murieron sin herederos y sus títulos hoy están extintos, mientras que Harold Macmillan, 1º Conde de Stockton, recibió el condado usualmente otorgado a Primeros Ministros cuando se retiran de la Cámara de los Comunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada