viernes, 21 de agosto de 2009

Pirámide nobiliaria: Conde


Conde es uno de los títulos nobiliarios europeos más altos conferidos por un monarca, se encuentra por debajo de marqués y por encima de vizconde. Este reconocimiento suele llevar aparejado un determinado tratamiento asociado al mismo, pero actualmente no concede ningún tipo de privilegio, como antaño que recibían tierras o excepciones de impuestos, entre otras gracias. La mujer que es la esposa del conde o que ostenta el título es conocida como condesa. El territorio sobre el que los condes ejercían su jurisdicción era llamado Condado, aunque actualmente es simplemente honorífico, solo un título con o sin nombre de dominio asociado.

Louis-René Alexandre de Gramont, Comte de Gramont (1883-1963)

La palabra pasa al inglés count a partir del francés comte, la cual proviene del latín comes –en su acusativo comitem-, que significa “compañero”, más tarde “acompañante del emperador” del Bajo Imperio Romano, quienes tenían un cargo político-administrativo con funciones militares, sobre todo en la defensa de las fronteras. El equivalente británico es "earl "(cuya esposa también es countess, por carecer de un término anglosajón), a menudo usado como título de cortesía para el hijo mayor de un duque. Nombres alternativos para el rango condal en la estructura noble son usados en otros países, como “Hakushaku” durante la era imperial japonesa. Asimismo, "jarl" es la forma escandinava de un título que significa “jefe tribal”, refiriendo especialmente al gobierno de un territorio bajo la égida del rey. En Escandinavia, el término se convirtió en obsoleto durante la Edad Media, siendo reemplazado por “duque” (hertig/hertug); en la antigua Inglaterra, el término continental count era más similar a duque, mientras que en Escocia se asimilaba al concepto de “mormaer”.

En el Reino Unido se aplican reglas estrictas, a menudo un futuro heredero tenía un título de cortesía de menor rango. En Italia, por el contrario, todos los hijos de determinados condes eran condes (contini). En Suecia todos los vástagos de las familias condales introducidas antes de 1809 eran llamados conde o condesa. En familias introducidas después de 1809 solo el cabeza de familia es llamado conde, el resto tenía un estatus similar a barón y era llamado Señor y Señora (antes que el uso de los títulos fuera abolido).



Vice-Almirante Frederick Spencer, 4º Earl Spencer (1798-1857)


Inglaterra


En el siglo XIII, los condes tenían un rango social justo debajo del rey y los príncipes, pero no necesariamente eran más ricos o poderosos que otros nobles. La única forma de convertirse en un conde era heredar el título o casarse con alguien de esa condición –aunque el rey se reservaba el derecho de impedir la transferencia del título-. En el siglo XIV crear un nuevo conde incluía una especial ceremonia pública donde el rey personalmente posaba una espada sobre los hombros del beneficiado, enfatizando el hecho que los derechos de éste provenían de él.

Los condes ingleses, en orden de precedencia, son: Warrington, Bute, Bradford, Chesterfield, Cork, Derby, Norfolk, Pembroke, Shrewsbury, Spencer, Strathmore, Warwick y Holland.

Un earl recibe el título de “Conde de X” cuando se origina de un territorio o “Conde X” cuando proviene de un apellido. En ambos casos, es referido como Lord X y su esposa como Lady X. Una condesa por propio derecho también usa Lady X pero su esposo no tiene un título (a menos que tuviera uno por propio derecho). El hijo mayor de un conde, aunque no es por sí mismo un par, puede usar un título de cortesía, usualmente el más alto de los títulos menores de su padre (si lo tuviera).



Edward George Villiers Stanley, 17º Earl of Derby (1865-1948)

Noruega y Suecia


En la Noruega medieval, el título de jarl era el más alto rango debajo del propio rey. Era el único junto al monarca que tenía el derecho a un gran séquito armado. Usualmente no había más que un jarl al mismo tiempo, a veces ninguno. El título se usaba para uno de dos propósitos: designar a un gobernante de facto en casos donde el rey estaba enfermo y aplacar a un pretendiente al trono sin darle el título de rey.


En 1237, jarl Skule Bårdsson obtuvo el título de duque (hertug). Esta fue la primera vez que este nuevo título era usado en Noruega y significaba que jarl había dejado de ser el rango más alto. De esta manera se introdujeron los nuevos títulos nobiliarios desde la Europa continental, que fueron a reemplazar los antiguos títulos nórdicos.

Los francos


Desde Luis VII de Francia, la más alta precedencia entre los vasallos (Príncipes-obispos y nobleza secular) de la corona francesa correspondía a quienes portaban el exclusivo rango de Par; los primeros tres de las originales doce anciennes pairies eran ducales, los siguientes tres eran condales: Beauvais, Châlons, Noyon, Toulouse, Flandres y Champagne.



Charles III de Borbón-Montpensier, Duque de Borbón, Conde de Montpensier (1490-1527)

Los condados posteriores (y ducados o baronías) fueron elevados a la nobleza, pero mayormente como “infantados” (para miembros de la casa real) o para extranjeros. Después del siglo XVI los nuevos nobles eran usualmente ducados y los condados medievales perecieron o pasaron a ser portados por príncipes reales: Angoulême (más tarde Duques), Anjou (más tarde Duques), Auvergne, Bar (más tarde Duques), Blois, Boulogne, Foix, Montpensier, Poitiers y Saint Germain.


Alemania


En los reinos germanos, el título Graf combinaba la palabra para jurisdicción o dominio que el noble mantenía como feudo y la jurisdicción conferida o heredada, como Markgraf (margrave), Landgraf (‘landgrave’), Freigraf (‘conde libre’), Burgraf (‘Burgrave’, donde burg significa castillo), Pfalzgraf (conde palatino), Raugraf (Raugrave, originalmente un único título) y Waldgraf (‘waldgrave’, donde wald significa un gran bosque).



Otto Eduard Leopold von Bismarck, Graf von Bismarck-Schönhausen (1815-1898)

En Italia

El título de Conte es muy prolífico en la península y los condes modernos ocupan en la sociedad rural la posición comparable al Squire inglés, miembro de la pequeña nobleza rural. En el siglo XI, conti como Savoia o Apulia eran virtualmente señores soberanos de amplios territorios. Incluso aparentes títulos de bajo rango, como Vizconde, describirían poderosos dinastas, como la familia Visconti gobernando la ciudad de Milán. El título esencial de un feudatario era signore, bajo el modelo francés de seigneur, usado con el nombre del feudo.

Para el siglo XIV, conte y el título imperial de barone eran virtualmente sinónimos, pero algunos títulos de conde podían ser heredados por el hijo mayor de un conde. Otros hermanos menores podían ser distinguidos como “X dei conti di Y”. Si no había miembro masculino que heredara el título y el conde tenía una hija, podía heredarlo: por ejemplo la Condesa Luisa Gazelli di Rossana e di Sebastiano, madre de la actual reina de Bélgica (Paola Ruffo di Calabria).



La Contessa Giulia Tempestini (1854)


El Papado y el Reino de las Dos Sicilias podían nombrar condes palatinos sin particular feudo territorial. Hasta 1812 en algunas regiones el comprador de tierras designadas “feudales” era ennoblecido convirtiéndose en conte. Esta práctica cesó con la formal abolición del feudalismo en la Italia de principios del siglo XIX, último de los estados papales. Conde es uno de los títulos conferidos por el Papa como soberano temporal y el titular es conocido como Conde romano. El título de Conde Palatino del Palacio de Letrán puede ser vitalicio o hereditario y ha sido otorgado por Papas y Sacros Emperadores Romanos desde la Edad Media, frecuentemente hasta el siglo XIV.

Los Países Bajos


Los condados significativos de la Bélgica actual son Flanders (Vlaanderen en Holanda), Hainaut, Namur (más tarde margraviato) y Leuven (Louvain, que más tarde se convirtió en Ducado de Brabante). En el reino de Netherlands están el Conde de Holland, de Zeeland y de Zutphen.

España

No existen condados de mayor importancia en el Reino de España. El Condado de Barcelona se integró al reino de Aragón, uno de los dos principales componentes del reino español. Luego están el Conde de Aragón, de Castilla, de Galicia, de Lara y de Urgel. Los otros condes en Cataluña eran mucho más pequeños y fueron absorbidos por Barcelona o Aragón: Cerdaña, Ampurias, Conflent, Pallars y Rosellón (este en Francia actual).




Alfonso IV “el Benigno”, Rey de Aragón, Conde de Barcelona (1299-1336)

En España, el tratamiento que reciben los poseedores de este título es el de Ilustrísimo si dicho título no posee la Grandeza de España, o el de Excelentísimo si la posee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada