jueves, 30 de julio de 2009

El Gran Príncipe

Gran Príncipe (latín: Magnus Princeps; ruso y el ucraniano:Великий князь; serbocroata:Veliki župan; checo: Velkokníže, polaco: Wielki książę; alemán: Großfürst, finés: Suuriruhtinas, danés: Storfyrste, sueco: Storfurste, lituano: Didysis kunigaikštis, húngaro: Nagyfejedelem) es un título que está justo debajo del emperador o zar, pero es más alto que príncipe. Los Grandes Príncipes eran monarcas medievales que gobernaban una nación o gran número de tribus, término usualmente traducido como “rey”. Un gran príncipe era Primus inter pares entre una dinastía, otros príncipes de esa misma dinastía eran titulados como posibles sucesores al entonces jefe y a menudo otros miembros gobernaban partes del mismo reino como una especie de “sub-príncipes”. Esto era usual en Europa del Este, por ejemplo en Rusia y Lituania. Como la posición del gobernante no era tan elevada como la de los reyes de Occidente, tenían que ser tratados más como grandes príncipes que reyes de pleno derecho.


San Alejandro Nevsky Gran Príncipe de Novgorod y de Vladimir (1220-1263)


Desde el siglo XI Velikiy Kniaz era el primer título de los Príncipes de Kievan Rus' (jefe de la Casa Rurik). Desde 1328 el Velikii Kniaz de Moscú aparecía como el Gran Duque de “todas las Rusias” hasta que en 1547 Iván IV fue coronado como Zar. El título Gran Príncipe era usado en lenguaje eslavo, báltico y ruso: Великий князь. El término eslavo "knjaz" y el báltico "kunigaitis" (hoy traducido como Príncipe) es actualmente una especie de Rey. Así, Veliki Knjaz era más “alto rey” que “gran duque”. El uso de este título se estableció en el Gran Ducado de Lituania (desde el siglo XIV) y el Gran Ducado de Moscú.


Simeón Ivánovich Gordyi "el Soberbio", Príncipe de Moscú y Gran Príncipe de Vladímir (1316-1353)


Lentamente, estos países adoptaban el sistema de primogenitura o sus gobernantes obtenían otro reino, por lo tanto la posición del jefe de la dinastía se iba haciendo más elevada que la de otros dinastas. En tales situaciones, estos monarcas asumían un título más alto, como Zar o simplemente Rey.

El título Gran Príncipe continuó siendo usado como título de cortesía para todos o la mayoría de los miembros de una dinastía, como los Grandes Duques de Rusia durante su era imperial. Finalmente fue formalizado por Alejandro III para darlo a hijos y nietos (en línea masculina) de los Zares (o Emperadores) de Rusia. Las hijas y nietas paternas de los zares rusos, así como las consortes de los Grandes Duques, recibían el tratamiento de “Grandes Duquesas”. En alemán, un Gran Duque ruso era conocido como Großfürst y en latín como Magnus Princeps.

Iván III Vasilevich “el Grande” Gran Príncipe de Moscú y Gran Príncipe de toda Rusia (1440-1505)



Iván III rompiendo en pedazos las cartas del Gran Khan Ahmed (1480)

En 1582 el rey Juan III de Suecia agregó el título “Gran Príncipe de Finlandia” a los títulos subsidiarios de los reyes suecos, aunque sin consecuencias fácticas, pues Finlandia ya era parte del reino de Suecia.

Su Majestad Johann III de Suecia, Gran Príncipe de Finlandia (1537-1592)

Luego de las conquistas rusas, continuó siendo usado por el Emperador de Rusia en su rol de gobernante de Lituania (1793-1918) y del Gran Ducado de Finlandia (1809-1917). En 1765, la Casa de Habsburgo, siendo gobernante del Sacro Imperio Romano, instituyó un título similar, el Gran Príncipe de Siebengürgen (Großfürst von Siebenbürgen) en Transilvania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada