domingo, 21 de febrero de 2010

La Princesa von Fürstenberg (I)



Cecil Blaffer "Titi" (1919-2006), proveniente de una célebre familia que combinaba dos grandes fortunas petroleras de Texas, era una autoridad en arte, del que era patron. Su padre era Robert Lee Blaffer, fundador de la Humble Oil & Refining Co., hoy Exxon Mobil. Su madre, de soltera Sarah Campbell, era hija de William Thomas Campbell, fundador de la Texas Company, hoy Texaco.

La boda Blaffer-Campbell, que tuvo lugar en 1909 en Lampasas, contó con la asistencia del Gobernador de Texas, James S. Hogg y su hija Ima, la futura reina de las artes de Houston, quien era dama de honor. La ceremonia, acorde con la Debrett's Texas Peerage, fue “la boda real de Texas”. En aquella época, el Gobernador Hogg describió la unión de las dos familias como “el conglomerado del siglo”.


Sarah Campbell Blaffer, su madre

Tuvieron 4 hijos: John Hepburn (1913), Sarah Jane (1915), Cecil Amelia (1919) y Joyce (1926), la menor, quien casaría sucesivamente con dos nobles europeos: el francés Jacques de la Begassiére y el alemán Dietrich von Bothmer. Sarah Campbell Blaffer era coleccionista y conocedora de pintura, una pasión que heredó a su hija “Titi”, graduada de The Ethel Walker School en Simsbury, Connecticut.


Durante la Segunda Guerra Mundial, Titi (casada con el hombre de negocios Edward Joseph Hudson) y su hermana Jane tomaron parte en Houston en la promoción de una venta de beneficencia para los afectados por la guerra. Con la ayuda de su padre y de Howard Hughes Jr., un avión lleno de artistas de cine de la talla de James Stewart, Tyrone Power, Henry Fonda, Olivia de Havilland y Nancy Kelly aterrizó en Houston para estimular la venta.




Cecil Amelia, "Titi", en su primera juventud


A principios de los ’60, Titi y su primer esposo se divorciaron. Ella estuvo representada por el famoso abogado Percy Foreman en un caso que atrajo la prensa de todo el país. Finalmente se resolvió a su favor, lo que le reportó 6.5 millones de dólares, una suma astronómica para la época.


“Titi” se convirtió en Su Serena Alteza Princesa Cecil Amelia von Fürstenberg cuando se casó con Tassilo von Fürstenberg –divorciado de la rica heredera italiana Clara Agnelli- y adquirió la ciudadanía austríaca. Entre los asistentes a la ceremonia en París en 1975 estaba la princesa Grace de Mónaco, cuyo esposo, el príncipe Rainiero, era primo del novio. Orgullosa de su herencia texana, la novia, según se dijo, usó un vestido beige combinado con botas verde oscuro.


"Titi" von Fürstenberg



La princesa von Fürstenberg, una autoridad en arte e incansable coleccionista, celebrada anfitriona fluida en cuatro idiomas y estudiante de Historia europea, era filántropo y devota de la música clásica, la ópera especialmente. Entre sus filantropías estaba el Festival de Wagner en Bayreuth, Alemania. También contribuyó con la Houston Symphony Orchestra, la Houston Grand Opera y el Museum of Fine Arts de Houston y dedicó mucha de su energía a la Sarah Campbell Blaffer Foundation, que organizaba exhibiciones de arte para el público texano y los condados vecinos. Más adelante fundó la Cecil Amelia Blaffer Foundation, organización caritativa que emergió de la antigua fundación materna.


Cuando visitaba Houston desde su hogar en París, las líderes de la sociedad competían por agasajar a “Titi” en su vuelta al hogar. Las cenas, siempre de carácter formal, consistirían en el estilo típico ruso, pues era uno de los favoritos de la princesa.



Blasones de los príncipes de Fürstenberg

La pareja tuvo tres hijos: la princesa Ira, casada con el príncipe Alfonso de Hohenlohe; el príncipe Egon, casado con la belga Diane Halfin y el príncipe Sebastian. Nieto suyo es Alexander von Fürstenberg, quien casó con la norteamericana Alexandra Miller, hermana de Marie-Chantal Miller, princesa heredera de Grecia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario