viernes, 26 de febrero de 2010

La Princesa Heredera de Grecia

Marie-Chantal Miller (1968- ) es hija del millonario americano Robert Warren Miller y de la ecuatoriana María Clara “Chantal” Pesantes y nació en Londres Tiene dos hermanas, Pía (primera esposa del heredero petrolero Christopher Getty) y Alexandra (primera esposa del príncipe Alexandre von Fürstenberg).




El acaudalado progenitor Robert Miller figura en el puesto 18 en la lista de los ciudadanos británicos más ricos, con una fortuna estimada en 1.570 millones de euros. Nacido en Estados Unidos, Bob Miller se nacionalizó británico y se estableció en Hong Kong, convirtiendo a la ex colonia en el centro de sus operaciones durante los años ‘60. Aunque edificó su fortuna con las tiendas duty-free, también tiene negocios con el magnate de la comunicación Rupert Murdoch. Junto a su mujer, la ecuatoriana Chantal, organizó durante décadas las fiestas más sonadas de Hong Kong. En el transcurso de una de estas celebraciones, la bella Chantal se disfrazó de reina inca y dio la bienvenida a los invitados desde un globo aerostático. Incluso fue contratado el disc-jockey de moda entonces en las discotecas parisinas.


Marie-Chantal fue criada en Hong Kong hasta los 10 años. Ella y sus hermanas eran las reinas de la casa. Entre 1977 y 1982 fue educada en el Instituto Le Rosey, en Suiza, luego estudió en una escuela bilingüe en París y tomó un curso de un año en la Academia de Artes de Nueva York. Desde muy joven, Marie Chantal aparecía en revistas de sociedad junto con sus dos hermanas como fieles exponentes de la moda y el estilo.


El 1 de julio de 1995 contrajo matrimonio con el príncipe heredero Pablo de Grecia, hijo del último rey de los Helenos, Constantino II, y de su esposa, Ana María de Dinamarca. Se habían conocido en Suiza. Dos años más tarde volvieron a coincidir en una fiesta organizada por amigos en Nueva Orléans y, después de un breve noviazgo, el príncipe le propuso matrimonio a bordo de un teleférico en la estación de esquí de Gstäad. Así comenzó la relación entre el heredero de una de las más añejas dinastías y la heredera de una de las fortunas más fabulosas. Pablo estaba hecho a la medida de Marie-Chantal. Recibió una esmerada educación en Inglaterra, donde se formó en la academia militar de Sandhurst y, siguiendo los pasos de su primo Felipe de Borbón, continuó estudios en la Universidad Georgetown, en Estados Unidos. Para formalizar el compromiso, regaló a su novia una reliquia de la familia, un zafiro de incalculable valor y un diamante con forma de corazón.


La ceremonia de casamiento se efectuó en la Catedral de Santa Sofía de Londres, lugar de residencia de la familia real griega, por el rito de la Iglesia Ortodoxa. El templo fue decorado con 30.000 flores y entre los quinientos invitados había representantes de casi todas las monarquías europeas. Valentino diseñó el vestido de novia, que costó 170.000 euros, y la fiesta se prolongó durante una semana. Marie Chantal debió cambiar su religión católica por la ortodoxa y decidió aprender griego. Desde su matrimonio con el príncipe Pablo se convertiría en Princesa de Dinamarca.



La pareja tuvo cinco hijos (príncipes de Grecia y Dinamarca):
  • María Olimpia (1996)
  • Constantino Alejandro (1998)
  • Aquiles-Andreas (2000)
  • Odiseas-Kymon (2004)
  • Aristides Stavros (2008)


Marie Chantal y su familia se establecieron primero en Nueva York y más adelante en Londres, donde residen en la actualidad. En 2000 lanzó al mercado su propia línea de ropa para pequeños de hasta ocho años, llamada "Marie Chantal LLC", diseñada por ella misma y de venta en 125 almacenes de prestigio en Nueva York, Londres y Atenas.





El mundo de la moda no es en absoluto ajeno a la princesa, que aparece con regularidad en las listas norteamericanas de “las mejor vestidas”. Sus diseñadores favoritos son Chanel, Oscar de la Renta, Armani y Valentino. A pesar de que repita una y otra vez que sus veladas favoritas son aquellas que pasa en casa con los niños, es de las socialites más fotografiadas en el circuito social de Manhattan. En los últimos tiempos ha reforzado su posición gracias a sus obras caritativas, fundando su propia organización (“Castillo de Arena”) para ayudar a los niños más desfavorecidos. Esta actividad, como ella se encarga de remarcar, le roba mucho tiempo para cuidar su propio aspecto. Aunque se la asocia siempre con el lujo, Mari-Chantal se ha esforzado en mantener una vida discreta y se apresura a marcar distancias con las “princesas de Park Avenue”, selecto grupo de millonarias que mantiene ocupados a los columnistas sociales de Nueva York.


La familia ha visitado Grecia en los últimos años y su hijo menor ha sido bautizado en el Peloponeso. Asimismo, la princesa ha educado a sus hijos en inglés y en griego y les ha inculcado la cultura griega. Participa, junto a su marido, en eventos de sociedad, destacando casi siempre en las revistas de la prensa rosa por su elegante estilo en el vestir. Los pocos periodistas que han logrado entrevistarla destacan su timidez y su aire distante, gélido. Sin embargo, ha sido considerada la más perfecta representante del glamour, una “moderna Grace Kelly”, como ha dicho el diseñador Valentino, y fue aclamada por Vogue como la mujer que mejor reúne las cualidades de una princesa moderna: una educación impecable, un estilo exquisito y una gran carrera profesional.




Títulos y tratamientos

  • Miss Marie-Chantal Miller (1968-1995)
  • Su Alteza Real La Princesa Heredera de Grecia (pretendiente), Princesa Marie-Chantal de Dinamarca (1995-presente)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada