jueves, 18 de febrero de 2010

La Condesa Cassini

Mary "Merry" Fahrney (1910-1974) era hija del rico industrial de Chicago Emory Homer Fahrney y de Marion L. Hills y la heredera de la fortuna de Dr. Peter Fahrney & Sons. Polifacética, Merry había participado en la película “Cleopatra” de 1934, dirigida por Cecil B. DeMille y protagonizada por Claudette Colbert, era aviadora y paracaidista y frecuentemente conocida en las columnas de chismes como “Madcap Merry”.



Merry Fahrney


Como todas las ricas herederas de aquellos locos ’30, ya se había casado y divorciado dos veces -primero con Hugh Parker Pickering, de quien tuvo un hijo, Peter, adoptado a los 15 meses por sus abuelos maternos quienes le dieron el apellido Fahrney, y luego con Frank Van Sands Eizsner- antes de contraer matrimonio con un noble europeo, el barón Arturo Berlingieri, el 31 de julio de 1937, de quien se divorció el 3 de febrero de 1938.



Escena de la película Cleopatra, de Cecil B. DeMille, donde Merry hizo un papel secundario



En septiembre de ese mismo año, en Elkton, Maryland por unión civil y en la ciudad de Nueva York por unión religiosa, el conde Oleg Cassini Loiewski se convirtió en su cuarto marido. Oleg había nacido en París como primogénito de la condesa italiana Margheritta Cassini y del conde Alexander Loiewski, un diplomático ruso. Su abuelo materno, Arturo Pablo Nicolás Cassini, Marqués de Capuzzuchi di Bologna, Conde Cassini, fue embajador ruso en los Estados Unidos durante las presidencias de William McKinley y Theodore Roosevelt. Loiewski adoptó más tarde el apellido de su esposa, el cual consideraban más distinguido y cuando la familia perdió status y fortuna en el inicio de la Revolución Rusa, los Cassini se mudaron a Italia, donde Margheritta comenzó a trabajar como diseñadora de modas. Oleg se mudó a los Estados Unidos en 1936, primero a Nueva York y luego a Hollywood.


De acuerdo a las memorias de Cassini, fue en su luna de miel cuando se dio cuenta que se había casado por otras razones que no eran del corazón. Advirtió que su nueva esposa “fumaba un cigarrillo tras otro con la casual arrogancia del que está carnalmente satisfecho.” De todas maneras, considerando la riqueza de Fahrney y la nobleza –aunque empobrecida- de Cassini, la decisión de casarse fue considerada mutuamente beneficiosa, independientemente de las excusas tardías del novio.




Merry con su sexto marido, Carlos Ojeda Jr.


El divorcio entre Fahrney y Cassini, obtenido en febrero de 1940, fue dramático. Ella ganó el caso al probar “falta de conducta marital” de parte de su esposo, presentando como evidencia que Cassini estaba en compañía de otra mujer, una joven conocida por sus escándalos, en su apartamento del Hotel Lowell en Nueva York. Curiosamente, Fahrney y su primer esposo, Hugh Pickering, fueron reportados de haber estado en una habitación de hotel con un vendedor de automóviles espiando a la pareja. Cassini, por su parte, negó haber obrado de mala fe e intentó probar a través de diferentes testimonios que su esposa había tenido affaires extramaritales, incluso que Merry mantenía a otro hombre, el playboy La Grand Griswold.


En 1941 y 1944 Fahrney se casó nuevamente, la primera vez con el sueco Nils Kurt Holm (en un matrimonio fingido, para proveer a Merry de un pasaporte a Argentina) y la segunda con Carlos Ojeda Jr., hijo del embajador mexicano en Argentina. Por su parte, Cassini se enlistó en el ejército como segundo teniente durante la Segunda Guerra Mundial, se casó y se divorció de la actriz Gene Tierney, y en los ’50 mantuvo un compromiso semioficial con Grace Kelly, quien rompió su relación con él para casarse con el príncipe Rainiero de Mónaco. Luego Cassini casó con quien sería su tercera y última esposa, Marianne, y pasó a ser conocido como el modisto elegido por Jacqueline Kennedy para diseñar su guardarropa de Estado mientras fue Primera Dama.



Oleg Cassini en su madurez, ya dedicado a la moda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada