domingo, 7 de febrero de 2010

La Duquesa de Marlborough (I)

Lillian Warren Price (1854-1909) era hija del Comodoro Cicero Price. Casó primero con Louis Carré Hammersley y, al enviudar, contrajo matrimonio con George Charles Spencer-Churchill, 8º duque de Marlborough, hijo de Sir John Winston Spencer-Churchill, 7º duque de Marlborough y de Lady Frances Anne Emily Vane, el 29 de junio de 1888 en la ciudad de New York.




Lillian Warren Price Hammersley


George Spencer Churchill, conocido como Blandford, era hermano de lord Randolph Churchill y tomó nota del matrimonio de éste con una heredera, cruzando el Atlántico para encontrar una para sí. La prensa norteamericana no estaba impresionada: “Todo lo que Su Gracia de Marlborough trajo estaba limpio, excepto su reputación”. De hecho, él era desde siempre un “chico malo", como lo llamó el Príncipe de Gales. Le había sido infiel a su primera esposa y, peor aún, sus affaires adúlteros se hicieron públicos. Fue condenado al ostracismo por la Familia real y, en consecuencia, por el resto de la sociedad.



Lily Hammersley no era solo rica –su primer marido le dejó sus millones-, era amable, gentil y una mujer de raza para calmar el ego de un hombre. Probablemente cometió el error de pensar que podía cambiar a su esposo y llegar a ser una duquesa. Lo que supo demasiado tarde era cuán hueco fue tal título. Las puertas de la sociedad le fueron cerradas debido a la mala reputación de su marido. También por esa época, las madres aristocráticas de Inglaterra estaban realmente cansadas de ver evaporadas las perspectivas maritales de sus hijas con cada novia nueva que llegaba de América.




El 8º Duque de Marlborough



Una crónica de la prensa londinense en agosto de 1888 cuenta que “la nueva Duquesa de Marlborough se ha convertido en una figura de la sociedad de Londres. El Duque y la Duquesa viven actualmente con la Duquesa viuda de Marlborough, que ha tenido la amabilidad de acoger bajo su seno a su "rica nuera". La cuenta de cheques de la nueva duquesa ha permitido al duque comprar la mansión de Lord Brownlow en Carlton House Terrace, donde la joven pareja ducal mantendrá su “cuartel general” la próxima temporada social. Planean volver a Blenheim, la antigua gloria que ha de ser revivida por el talismán del dólar americano. La ex Sra. Hammersley de Troy, NY, ha heredado 6 millones de dólares después de la muerte de su primer marido”.





Lillian, Duquesa de Marlborough


Los ácidos diarios neoyorquinos, sin embargo, describían a la viuda de Hammersley como “una mujer de aspecto vulgar, mal vestida, con bigote”, cuya fortuna había sido saqueada por el octavo duque de Marlborough para instalar calefacción central y luz eléctrica en el palacio de Blenheim. Desde los tiempos del primer duque, Blenheim había sido una carga imposible. La primera duquesa de Marlborough había comentado desalentada que Blenheim era “un lugar tan vasto que uno se fatiga casi hasta la muerte cuidándolo y manteniéndolo en orden”. Con el correr de las generaciones se habían vendido los ejemplares de la biblioteca, la colección de maestros antiguos y la porcelana china para mantener el mantenimiento esencial.



Más allá de que Blenheim no era confortable como hogar, Blandford también la afectó profundamente al continuar con su vida escandalosa. Incluso trajo a una amante como invitada a su hogar. A pesar de todo, Lily lo lloraba cuando él murió de un ataque al corazón. Tal era su generosa y dulce personalidad, que la familia del duque la consideraron como una de ellos por el resto de su vida. El matrimonio no tuvo hijos pero Lily fue amante y maternal con su hijastro, Charles Spencer-Churchill, el siguiente duque de Marlborough conocido como Sunny.




El Gran Puente y el lago de Blenheim Palace, en Oxfordshire


El segundo matrimonio de lady Spencer-Churchill no duraría diez años. Luego de su divorcio, Lillian casó en terceras nupcias, esta vez con el Teniente Coronel Lord William Leslie de la Poer Beresford, V.C., hijo del 4º Marqués de Waterford, en 1895.

Murió el 11 de enero de 1909 en Deepdene, Dorking, Surrey, de un ataque al corazón, siendo enterrada en Woodstock, Oxfordshire. Su fortuna era de 176,000 libras esterlinas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada