martes, 13 de abril de 2010

Nancy Astor, Vizcondesa Astor




Nancy Witcher Langhorne era norteamericana de Danville, Virginia, hija de un hombre de negocios sureño que hizo fortuna con los ferrocarriles a finales del siglo XIX. Pero fue la primera mujer en ser Miembro del Parlamento británico, con un escaño en la Cámara de los Comunes representando al Partido Conservador.


Nancy Astor, 1909


Se casó primero con Robert Gould Shaw a los 18 años, pero su matrimonio fue un infierno y solicitó el divorcio en 1903. El mismo año hace una visita a Inglaterra y se enamora del país, al que se muda dos años más tarde. En la misma época conoce al que pronto sería su segundo marido, Waldorf Astor, hijo y heredero del magnate William Waldorf Astor, naturalizado británico.


William Waldorf Astor había sido elegido diputado conservador del Parlamento en 1910, luego fue nombrado Caballero con derecho a un escaño en la Cámara de los Lores y en 1917 obtuvo un vizcondado. Su hijo Waldorf Astor siguió los pasos de su padre dentro del partido Conservador y entró en la Cámara de los Comunes, siendo representante del distrito de Sutton, de Plymouth.


Lady Astor, 1920



Nancy y Waldorf se casaron en 1906 y la pareja estuvo bien avenida desde el principio, no sólo porque ambos eran expatriados americanos de temperamentos similares, sino porque tenían la misma edad, habiendo nacido exactamente en la misma fecha (19 de mayo de 1879). Nancy se mudó a Cliveden, una deslumbrante propiedad en Buckinghamshire, sobre el río Támesis, y comenzó una vida como prominente anfitriona de la élite social. Los Astor también eran dueños de una gran casa en Londres, en el nº 4 de St James’s Square. A través de sus múltiples conexiones sociales, Lady Astor se vio envuelta en una especie de círculo político llamado Milner’s Kindergarten, un grupo de ideas liberales que advocaba la unidad y la igualdad entre los ingleses y una continuidad o expansión del imperialismo británico.


Un dibujo de Sargent, 1923


En 1919, cuando falleció Lord Astor de Hever, Waldorf se convirtió en el 2º Vizconde Astor, pasando a ocupar el asiento vacante de su padre en la Cámara de los Lores. Gustando de política, Lady Nancy Astor se presentó como candidata del partido liberal para representar el distrito de Sutton, ex-feudo de su marido, cosa que consiguió en 1919 al entrar en el Parlamento. Era la primera mujer que se sentaba en la Cámara de los Comunes. Aunque en realidad había sido ya precedida en esa hazaña por otra mujer, Constance Markievicz en 1918, ésta había sido inmediatamente descalificada por pertenecer al Sinn Fein.


Los logros de Lady Astor en la Cámara de los Comunes fueron relativamente menores. Nunca tuvo una posición de gran influencia. Katharine Stewart-Murray, Duquesa de Atholl (ingresada al Parlamento en 1923, cuatro años después que Lady Astor), llegó a niveles más altos en el Partido Tory antes que lo hiciera la propia Astor. Durante este período, Lady Astor hizo un significativo trabajo fuera de la esfera política, usando su riqueza para incrementar sus esfuerzos en pro de las escuelas infantiles, por ejemplo.


Cliveden, Buckinghamshire


Nancy Astor figuró en el Parlamento hasta 1945, fecha de su retiro del mundo de la política, y sobresalió por ser en primera instancia una acérrima defensora del pacifismo de Chamberlain, para luego criticarle duramente y pasar a ser una defensora de la política defensiva de Winston Churchill. También se distinguió como la gran campeona de los derechos de las mujeres y de los niños, y por ser una oradora tenaz y feroz durante sus debates frente a Winston Churchill.


Sus enfrentamientos con el primer ministro no le impidieron relacionarse con él, y hasta viajaron juntos a Oxfordshire, en repetidas ocasiones, para visitar a los duques de Marlborough en Blenheim Palace. Existía una extraordinaria atracción entre esos dos monstruos de la política, una afinidad y una relación de amor-odio que se refleja en esta corta conversación:
Lady Astor: -"Winston, si yo fuera su esposa, le pondría veneno en su café."
Sir Churchill: -"Madam, si yo fuera su marido, lo bebería!"


Vizconde y Vizcondesa Astor, 1935


Al final de la IIª Guerra Mundial, Nancy Astor se retiró de la política sin esperar a las elecciones generales de 1945. No sintió que aquellos años fueran un período de declinación personal. En su opinión, fueron su partido y su esposo quienes causaron su retiro ese año. A partir de entonces comenzaron sus dificultades, especialmente en su matrimonio. En un discurso conmemorando sus 25 años en el Parlamento, declaró que su retiro fue forzado y que debía complacer a los hombres de Gran Bretaña.

La pareja comenzó a viajar de forma separada y poco después dejaron de vivir juntos. Lord Astor empezó a sentirse atraído hacia la política de izquierda durante sus años finales y esto exacerbó las diferencias entre ambos. Sin embargo, la pareja se reconcilió antes de la muerte de él en septiembre de 1952.

Lady Nancy Astor siguió viviendo en la vasta mansión barroca de Berkshire pero después de 1956 se fue incrementando su aislamiento. Todos sus hijos, por una u otra razón, se alejarían de ella. Al final, sin embargo, se trasladaría definitivamente a casa de su hija, Grimsthorpe Castle, en Lincolnshire, donde fallecería el 2 de mayo de 1964, cuando le faltaban 17 días para celebrar su 85 cumpleaños.


Lady Astor con el diamante Sancy en su tiara, 1936

Citas

Lady Astor es casi tan famosa por su ingenio mordaz como por su carrera política. Muchas de sus mejores citas conocidas demuestran su punto de vista personal y político, como el feminismo, la templanza y el conservadurismo, mientras que otras son meramente humorísticas. Sin embargo, como es conocida por su ingenio, a veces se le atribuyen declaraciones sin pruebas concluyentes de que en realidad las dijera. Ejemplos de tales, incluyen:

I refuse to admit that I am more than fifty-two, even if that does make my sons illegitimate. (“Me rehúso a admitir que tengo más de cincuenta y dos, incluso si eso hace que mis hijos sean ilegítimos”)
In passing, also, I would like to say that the first time Adam had a chance he laid the blame on a woman. (“De paso, también, me gustaría decir que la primera vez que Adán tuvo oportunidad echó la culpa a una mujer”).
My vigour, vitality, and cheek repel me. I am the kind of woman I would run from. (“Mi vigor, vitalidad y descaro me repelen. Soy del tipo de mujer que escaparía de ellos”).
One reason why I don't drink is because I wish to know when I am having a good time. (“Una razón por la que no bebo es porque deseo saber cuando estoy pasando un buen momento”).
The main dangers in this life are the people who want to change everything... or nothing. (“El principal peligro en esta vida es la gente que quiere cambiar todo… o nada”).
The only thing I like about rich people is their money. (“La única cosa que me gusta de los ricos es su dinero”)
Women have got to make the world safe for men since men have made it so darned unsafe for women. (“Las mujeres tienen que hacer al mundo seguro para los hombres desde que los hombres lo han hecho tan condenadamente inseguro para las mujeres”).
We women talk too much, but even then we don't tell half what we know. (“Nosotras las mujeres hablamos demasiado, pero ni entonces decimos la mitad de lo que sabemos”).



Lady Astor, 1949


Por lejos, las citas más famosas son tomadas de los intercambios entre Nancy y Winston Churchill pero, al igual que las declaraciones anteriores, éstos no están bien documentados y pueden serles atribuidos por error. Los ejemplos incluyen un caso en que Churchill se supone que dijo a Lady Astor que tener una mujer en el Parlamento era como tener un intruso mientras él estaba en el cuarto de baño, a lo que ella respondió: “Usted no es lo suficientemente apuesto como para tener esos temores”. Lady Astor también dijo haber respondido a una pregunta de Churchill sobre qué debían usar en un baile de máscaras diciendo: “¿Por qué no viene sobrio, Primer Ministro?”.


Uno de los más famosos intercambios que se pretende que Lady Astor tuvo con Churchill es el siguiente:
- Winston, está borracho.
- Y usted, Madam, es fea. En la mañana, yo voy a estar sobrio.
De hecho, Churchill estaba hablando a Bessie Braddock, una diputada laborista.





Lady Astor, 1952

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada