sábado, 19 de diciembre de 2009

Los casos especiales de la nobleza

Existen dignidades nobiliarias otorgadas por los monarcas en casos muy especiales de acuerdo a características personales de la situación o el recipiendario. Los diferentes casos serán detallados en sucesivas entradas.

El ejemplo más clásico es el del emblemático Duque de Windsor, creado en la Nobleza del Reino Unido en 1937. El destinatario fue el Príncipe Edward, anteriormente Edward VIII del Reino Unido, tras su abdicación en 1936 para casarse con la norteamericana Wallis Simpson. Esta creación beneficiaba sólo a él y a su esposa legítima, no así a sus descendientes.


Armas del Duque de Windsor


De otro orden es el título de Príncipe otorgado al Aga Khan, líder espiritual de los ismailíes. Al no ser hereditaria, la dignidad era concedida por la Corona británica a cada titular. En el caso del Aga Khan IV, también el Sha de Irán le otorgó el tratamiento de Alteza Real, pero siempre como dignidad personal.

El león de Ismael, cuya secta lidera el Aga Khan

El Vizconde Astor de Hever, el Conde Mountbatten de Burma, el Barón de Rothschild, el Barón von Thyssen-Bornemisza, son otros ejemplos de peculiares concesiones nobiliarias que, más antiguo en el tiempo, incluyen otros títulos como Marqués de Peralta, Duquesa de Guastalla o Princesa Francesa.


Armas de la Casa Borghese

Los Estados Pontificios dieron cabida a familias italianas poderosas que fueron elevadas a la nobleza por el Pontífice de turno –Colonna, Orsini, Borghese, Sforza- pero también a figuras cuyos títulos fueron otorgados por la Historia, como Ludovico Il Moro, Duque de Milán, de la familia Sforza, o Lorenzo Il Magnifico, un Médici, Señor de Florencia.


Armas de los Médici

Por su parte, en el ámbito de la realeza, existe el título de memoria, que utiliza un soberano o un príncipe heredero mientras no ostenta el ejercicio del poder, ya fuere por haber mudado la forma institucional del estado o por haber sido ocupado el trono por otra rama dinástica. Tal es el caso del Duque de Braganza, pretendiente al trono de Portugal, o el de Conde de Chambord, pretendiente legitimista al trono de Francia.

Armas de Enrique, Conde de Chambord


Generalmente los descendientes del monarca depuesto y en muchas ocasiones hasta él mismo asumen un Título de pretensión o memoria para señalarse como depositarios de los derechos soberanos de aquellos territorios donde reinaron efectivamente sus antepasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada