domingo, 27 de diciembre de 2009

La Princesa Francesa


Stéphanie, Gran Duquesa de Baden, nació como Stéphanie Louise Adrienne de Beauharnais (1789 – 1860), fue nombrada Princesse Française por Napoleón I y se convirtió más tarde en consorte de Karl, Gran Duque de Baden.

Nacida en Versalles al comienzo de la revolución francesa, Stéphanie era hija de Claude de Beauharnais, 2º Conde des Roches-Baritaud y de Claude Françoise de Lezay. El matrimonio había tenido al primogénito Alberic en 1786 y tres años después nacería Stéphanie.

Stéphanie, Princesse Française

En diciembre de 1779 Alexandre, Vizconde de Beauharnais, primo hermano de su padre Claude, casó con Joséphine Tascher de la Pagerie. Tuvieron dos hijos: Eugène y Hortense. En 1794 Alexandre fue guillotinado y Joséphine sostuvo affaires con influyentes figuras del Directorio, incluyendo Paul Barras, quien más tarde la presentaría a Napoleón Bonaparte. Éste pronto comenzó a cortejarla y en 1796 se casaron.

El general Napoleón era ahora padre adoptivo de Eugène y Hortense de Beauharnais, primos segundos de Stéphanie. Como su prominencia y riqueza no paraba de crecer, Napoleón decidió proteger a la vez a las familias Bonaparte y Beauharnais al completo. Como la Historia sabe, se convirtió en Primer Cónsul primero y luego, el 2 de diciembre de 1804, se coronó Emperador de los franceses.


El emperador Napoleón (1812)

Como miembro prominente de la nueva familia imperial, Stéphanie pasó a residir al palacio de Las Tullerías. Su nuevo estatus le permitió vivir una creciente vida de lujo. Pronto, sin embargo, se apartaría tanto del Palacio como de Francia.

Esto era consecuencia del esfuerzo de Napoleón para asegurar una alianza con el Príncipe Elector de Baden, lo que se realizaría a través del matrimonio entre los descendientes de ambos soberanos, para conectar las dos dinastías. El Príncipe Elector era representado por su nieto, Karl Friedrich von Zähringen. Napoleón por uno de los descendientes que había legitimado: Stéphanie, a quien había nombrado “Princesa Francesa”, un título que nadie había llevado antes ni llevaría alguien después.

El matrimonio tuvo lugar en París, el 8 de abril de 1806. Tres meses más tarde, su flamante suegro era nombrado Gran Duque de Baden y sería el jefe de la Confederación del Rhin.


Karl Ludwig Friedrich (1786-1818), Grossherzog von Baden

Este matrimonio arreglado, sin embargo, no sería particularmente exitoso. Su esposo estaba decidido a continuar con su vida de soltero. Instaló una residencia en Karlsruhe y Stéphanie estuvo de acuerdo en vivir de manera separada en Mannheim. Incluso el oficial de quejas enviado por el Emperador no resolvió la situación.

El Gran Duque ofreció Schwetzingen para que se establecieran allí como residencia veraniega en común. Pero sólo Stéphanie aceptó la oferta. La situación cambió algo cuando se tornó evidente que el Gran Duque no viviría mucho tiempo más. La pareja hizo un esfuerzo reconciliatorio en aras de producir herederos al trono.


El castillo de Schwetzingen


En 1811, Karl Ludwig Friedrich sucedería a su abuelo como Gran Duque de Baden. Él y la Gran Duquesa Stéphanie tendrían cinco hijos, príncipes y princesas de Baden:
  • Louise Amelie Stephanie (1811 – 1854), que casaría con Gustavo Vasa, Príncipe de Suecia.
  • Un príncipe sin bautizar (1812). Existe una teoría de conspiración según la cual el niño muerto no sería su hijo (por haber sido cambiado en la cuna) y que el príncipe heredero sería Kaspar Hauser.
  • Josephine Friederike Luise (1813 – 1900), casó con Karl Anton, Fürst zu Hohenzollern-Sigmaringen.
  • Alexander (1816)
  • Marie Amelie Elisabeth Karoline (1818 – 1888), casó con William Douglas-Hamilton, 11º Duque de Hamilton.

La Gran Duquesa de Baden en su madurez

Entre sus descendientes están los reyes de Rumania y de Yugoslavia, así como los reyes de los Belgas, los Grandes Duques de Luxemburgo y el actual Príncipe soberano de Mónaco.

El Gran Duque murió en diciembre de 1818. La Gran Duquesa permaneció viuda por el resto de su larga vida, dedicándose a ser devota madre de sus tres hijas. Su residencia en Mannheim se convirtió en popular salon para artistas e intelectuales hasta su muerte en 1860, a los 71 años, acaecida en la ciudad de Niza.



Blasón de los Zähringen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada