lunes, 21 de marzo de 2011

La Casa de Alburquerque

La Casa de Alburquerque tiene su origen en la Corona de Castilla y su nombre proviene del Ducado de Alburquerque, título de carácter hereditario que Enrique IV de Castilla otorgó a su valido don Beltrán de la Cueva el 26 de septiembre de 1464, como una de las mercedes con las que el monarca lo premió a cambio de su renuncia al Maestrazgo de la Orden de Santiago. Su nombre hace referencia a la villa de Alburquerque (Badajoz) y pertenece al grupo de los denominados Grandes de España de 1520, primeros títulos en obtener la Grandeza por merced de Carlos I (Sacro Emperador Carlos V).

El título estuvo en manos de la familia de la Cueva desde sus orígenes hasta 1811, en que falleció en Londres sin sucesión masculina el XIV duque de Alburquerque y fue heredado por la familia Osorio, a quien se concedieron los derechos en 1830 tras un largo pleito sucesorio.

Originariamente el heredero de la casa ostentaba el título de conde de Ledesma, y desde 1562 el correspondiente es el de marqués de Cuéllar. Actualmente es jefe de la Casa de Alburquerque Juan Miguel Osorio y Bertrán de Lis, XIX duque de Alburquerque, quien además ostenta otros títulos que se han ido incorporando por matrimonios y herencias a la Casa: el Ducado de Algete, el Marquesado de Alcañices, el Marquesado de Cadreita, el Marquesado de Montaos, el Marquesado de Cullera, el Condado de Fuensaldaña, el Condado de Grajal y el Condado de Villanueva de Cañedo. Es además, presidente de la Fundación de la Casa Ducal de Alburquerque.


El Castillo de Cuéllar, en Segovia, hoy sede de la Fundación de la Casa Ducal de Alburquerque


El Ducado de Alburquerque

Enrique IV de Castilla había otorgado a su valido Beltrán de la Cueva el Maestrazgo de la Orden de Santiago, hecho que irritó tanto a la nobleza castellana, por lo que el monarca le pidió que renunciase a dicha dignidad. A cambio de ello, recibiría las villas de Anguix, Cuéllar, Alburquerque con el título de ducado, Roa, La Codosera, Aranda, Molina de Aragón y Atienza, y debía alejarse por un tiempo de la Corte.

Por Real Cédula fechada en 20 de agosto de 1464 el Rey concede a Beltrán de la Cueva el ducado, exponiendo:

Don Enrique por la graçia de Dios, rey de Castilla, de Leon, de Toledo, de Galiçia, de Seuilla, de Cordoua, de Murçia, de Jahen, del Algarbe, de Algeçira, de Gibraltar, señor de Viçcaya é de Molina... Por ende, conosçiendo lo susodicho é asi mesmo conosçiendo la muy grand fidelidad é lealtad que yo siempre he fallado é fallé en vos Don Beltran de la Cueva, maestre de la orden de la caballeria de Santiago, conde de Ledesma é del mi Consejo, é el amor é çinçero deseo que siempre avedes mostrado é mostrades á mi serviçio é á guarda de mi persona é estado é dignidad real é al bien de la cosa pública de mis regnos é la noblesa e eroycas virtudes de que Dios doctó vuestra persona, é que sois buen merescedor de lo que esta mi carta contenido... fago vos mi duque de la vuestra villa de Alburquerque; el qual dicho nombre de Duque quiere deçir aparcero del Rey é cabdillo de sus gentes...

A todas estas dignidades habría de unirse la concesión del condado de Huelma, por Real Cédula de 20 de agosto de 1474, ya que don Beltrán había cedido el condado de Ledesma a su hijo primogénito.


El escudo de los duques de Alburquerque en una representación de Sala del Trono en el castillo de Cuéllar


El II Duque de Alburquerque, Francisco de la Cueva y Mendoza, se casó con Francisca de Toledo, hija del Duque de Alba, siendo uno de los linajes a los que el Emperador otorgó la Grandeza en 1520. El III Duque, Beltrán de la Cueva y Toledo, fallecido en 1562, General de los Reales Ejércitos y Caballero del Toisón de Oro, casó con Isabel Téllez-Girón y Velasco, hija de los Condes de Ureña.

Hacia 1530 el emperador Carlos V concede el título de marqués de Cuéllar a Francisco II Fernández de la Cueva y Girón, IV Duque de Alburquerque y bisnieto de don Beltrán. A partir del año 1562 el Marquesado de Cuéllar será el título que llevarán los herederos al ducado, vinculando así ambos títulos. Por tanto, todos los duques de Alburquerque poseyeron unidos los títulos de: Ducado de Alburquerque, el Marquesado de Cuéllar y los Condados de Ledesma y de Huelma.

En el siglo XVII se extingue la rama primogénita más directa al morir el quinto duque sin sucesión, heredando el ducado los descendientes del segundo duque, línea que continúa hasta 1757 cuando fallece sin sucesión Francisco Fernández de la Cueva y de la Cerda.


Don Gabriel de la Cueva y Téllez-Girón (1515-1571), V Duque de Alburquerque


El VI Duque de Alburquerque fue Beltrán de la Cueva y Castillo, Mayordomo de Felipe II y Virrey de Aragón. Este Beltrán se casó con su prima, hija de los anteriores duques, Isabel de la Cueva y Fernández de Córdoba. El VII Duque fue Francisco de la Cueva, Virrey de Cataluña y Sicilia, quien se casó varias veces, siendo madre de sus hijos Ana Enríquez de Cabrera y Colonna. Esta última era hija de Luis Enríquez de Cabrera, Almirante de Castilla y duque de Medina de Riseco, casado en 1587 con Vittoria Colonna, hija del Príncipe Marcantonio Colonna y de Felice Orsini y Sforza.

De esta manera, a través de los Medina de Rioseco los Alburquerque entroncaron con las grandes familias de la nobleza italiana: Colonna, Orsini, Caetani, Sforza, Farnese (descendientes del Papa Paulo III).

El VIII Duque de Alburquerque sirvió al rey en el cerco Fuenterrabía en 1638, pasando a Flandes y ascendiendo a General de la Caballería Ligera del Ejército de Flandes. Fue virrey de Nueva España hasta 1660. A su regreso, fue nombrado Capitán general de la Armada de la Mar Oceáno, siendo Virrey de Sicilia en 1667. Una vez en España fue Mayordomo Mayor del rey Carlos II. Su esposa, Juana de Armendáriz y Ribera, Marquesa de Cadreita, fue una poderosa dama de la corte Española, Camarera Mayor de las reinas María Luisa de Orléans y de Mariana de Neoburgo.


Don Francisco Fernández de la Cueva (1619-1676), VIII Duque de Alburquerque


Fue su hija y heredera Rosalía de la Cueva y Armendáriz, quien no pudo heredar la Casa de Alburquerque por ser mujer, y para arreglarlo se casó con su tío Melchor de la Cueva y Hernández de Cabrera, que heredaba la Casa como IX Duque. Fue Consejero de Estado y Guerra y General de la Armada del Mar Océano. De momento habían arreglado la sucesión. Su hijo, Francisco V Fernández de la Cueva y de la Cueva, 34º Virrey de Nueva España de 1702 a 1710, casó con Juana de la Cerda Aragón y Moncada, hija de Juan Francisco II de la Cerda Enríquez de Ribera y Portocarrero, VIII Duque de Medinaceli. Fue su hijo Francisco Nicolás VI el siguiente Duque, 9º de su nombre, quien con María Agustina de Silva y Mendoza, hija del 10º Duque del Infantado, solo tuvo una hija que no pudo heredar la Casa.

De acuerdo a las cláusulas de fundación del mayorazgo, recayó en la Casa Condal de Siruela, manteniendo el apellido originario y añadiendo otros títulos nobiliarios a la Casa. Esta línea no perdura ni un siglo, pues en 1811 muere en Londres su último portador, José María de la Cueva y de la Cerda, el XIV duque. Se inicia entonces un largo pleito por la división de las casas y mayorazgos acumulados en su persona, que duró hasta 1830, recayendo el Ducado de Alburquerque y sus estados correspondientes en la gran familia de los Osorio, Marqueses de Alcañices y de los Balbases, en la que perdura en la actualidad.


El XVIII Duque de Alburquerque recibe la Medalla de Oro al Mérito Deportivo de manos de Juan Antonio Samaranch, por su victoria en el Gran Premio de Madrid con su caballo “Tebas”. Hipódromo de La Zarzuela, noviembre de 1969.

Los Duques

Primera línea (1464 - 1571)

I - Beltrán de la Cueva y Mercado (1464-1492), Gran Maestre de la Orden de Santiago
II - Francisco I Fernández de la Cueva y Mendoza (1492-1526)
III - Beltrán II de la Cueva y Toledo (1526-1560), Virrey de Aragón, Virrey de Navarra
IV- Francisco II Fernández de la Cueva y Girón (1560-1563), Conquistador de La Goleta y Saint Jean de Luz
V - Gabriel III de la Cueva y Girón (1563-1571), Virrey de Navarra, Gobernador de Milán

Segunda línea (1571 - 1757)

VI - Beltrán III de la Cueva y Castilla (1571-1612), Virrey de Aragón
VII - Francisco III Fernández de la Cueva (1612-1637), Virrey de Cataluña, Virrey de Sicilia
VIII - Francisco IV Fernández de la Cueva y Enríquez de Cabrera (1637-1676), Virrey de Nueva España, Virrey de Sicilia
IX - Melchor Fernández de la Cueva y Enríquez de Cabrera (1676-1686), Capitán General de la Mar Océano
X - Francisco V Fernández de la Cueva y de la Cueva (1686-1733), Virrey de Nueva España
XI - Francisco VI Fernández de la Cueva y de la Cerda (1733-1757), Capitán General de la Mar Océano
Inés Francisca de Silva (1806-1865), hija del X marqués de Santa Cruz, esposa de Nicolás Osorio y Zayas (1799-1866), XV duque de Alburquerque, XVI marqués de Alcañices, VIII marqués de los Balbases y IV duque de Algete


Tercera línea (1757 - 1811)

XII - Pedro Miguel de la Cueva y Guzmán (1757-1762), Mariscal de Campo de los Reales Ejércitos
XIII - Miguel de la Cueva y Enríquez de Navarra (1762-1803) Virrey de Aragón
XIV - José Miguel de la Cueva y de la Cerda (1803-1811), Teniente General de los Reales Ejércitos

Cuarta línea (1830 - actualidad)

XV - Nicolás Osorio y Zayas (1830-1866), Senador del Reino
XVI - José Isidro Osorio y Silva-Bazán (1866-1909), Alcalde-corregidor y Gobernador de Madrid, Jefe Superior del Palacio Real
XVII - Miguel Osorio y Martos (1909-1942), Gentilhombre de cámara de Alfonso XIII
XVIII - Beltrán Alfonso Osorio y Díez de Rivera (1942-1994), Jefe de la Casa de los Condes de Barcelona
XIX - Juan Miguel Osorio y Bertrán de Lis, actual titular


El actual duque con su segunda esposa Blanca Suelves Figueroa, hija de los Marqueses de Tamarit




2 comentarios:

  1. Sería genial que compartieras tu bibliografía, tu información es excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La información fue obtenida mayormente en Wikipedia.

      Gracias

      Eliminar