martes, 21 de agosto de 2012

Bodas reales indias


Hubo en India una era más gentil, de elegancia suntuosa, en que se llevaron a cabo algunas de las más grandes y más sofisticadas bodas reales de los Estados principescos, ocasiones cubiertas ampliamente por los medios de comunicación internacionales. 

Afortunadamente  entonces no había prensa amarilla ni revistas de estilos de vida que se ofrecerían a "patrocinar" una parte de la boda para exclusivas fotos nupciales. Era un tiempo en que pueblos enteros, incluidos los más pobres de los pobres, participaban en las ceremonias de sus príncipes. Las bodas reales eran siempre eventos  inclusivos y nunca exclusivos.

Estas son algunas de las bodas reales indias más grandes y con más boato jamás celebradas.


1. Princesa de Jaipur y Yuvraj (Príncipe heredero) de Devgadh Baria

La Princesa Prem Kumari, hija mayor del Maharajá Sawai Man Singh de Jaipur, se casó con Yuvraj Jaideep Singhji de Devgadh Baria en 1946. Esta era la primera boda de una hija del maharajá de Jaipur en casi 100 años. Así que las celebraciones iban a ser grandiosas. Las principales casas reales fueron invitadas… Los arreglos logísticos y la gastronomía fueron prodigiosos y los preparativos fueron hechos con precisión militar.


Los novios: Princesa Prem Kumari de Jaipur & Yuvraj Jaideep Singhji de Devgadh Baria


El libro de instrucciones al personal de Jaipur tenía aproximadamente dos pulgadas de espesor, detallando todas las fiestas, ceremonias y entretenimientos y los programas para cada grupo de invitados y su personal. Incluso los menús para los servidores y las mejores ubicaciones asignadas a ellos para ver las procesiones fueron cuidadosamente trabajados. Las festividades de la boda duraron alrededor de dos semanas.


La madre de la novia: Maharani Gayatri Devi de Jaipur


Para el banquete nupcial largas mesas fueron decoradas con flores y platos cargados con carnes al curry, varios tipos de pilaf y dulces cubiertos con pan de oro. Las mesas brillaban con el resplandor de la vajilla de oro y plata. A lo largo de la comida los músicos tocaban permanentemente. La ceremonia matrimonial tuvo lugar en la zenana del palacio de la ciudad y fue seguida por alegres celebraciones en todo el estado de Jaipur. Esta fue tal vez la primera vez en muchos años en que el palacio del Maharajá se llenó de gente. Hubo exhibición de fuegos artificiales, los pobres fueron alimentados y algunos prisioneros fueron liberados. El famoso fotógrafo Henri Cartier-Bresson viajó especialmente para tomar fotografías de la singular ocasión.


El padre de la novia: Maharajá Sawai Man Singh II de Jaipur


2. Princesa de Jodhpur y Yuvraj de Baroda

Tal vez la primera boda de la familia real de Jodhpur en recibir gran cobertura mediática internacional fue la de la princesa Rajendra Kanwar de Jodhpur (tía del actual Maharajá Gaj Sinhji) con Yuvraj Fatehsinhrao Gaekwad de Baroda. La revista LIFE y otras grandes publicaciones internacionales dieron a conocer todos los detalles de la ceremonia. Fue una boda Maratha-Rajput a la que asistieron 54 Maharajás, 55 príncipes menores y 306 nobles.


Los novios: Princesa Rajendra Kanwar de Jodhpur & Yuvraj Fatehsinhrao Gaekwad de Baroda


La boda de los vástagos de dos de las principales familias reales de la India fue meticulosamente planeada. Se formó un comité de 12 personas para encargarse de la organización y la logística. El Maharajá Hanuwant Singh supervisó personalmente el matrimonio de su hermana. El vasto Palacio Umaid Bhawan y el fuerte Meherangarh fueron especialmente decorados, recibieron alojamiento  4.500 invitados y los menús  fueron servidos por 60 mayordomos y confeccionados por 60 cocineros de estilo inglés y 125 cocineros de estilo hindú. El baraat (la comitiva del novio) llegó de Baroda en un tren especial. Los hombres fueron alojados en Umaid Bhawan, mientras que la novia y las damas reales permanecieron en Meherangarh.


Las festividades nupciales


Hubo una gran procesión ceremonial a través de las calles de Jodhpur, que fue seguida por la ceremonia principal en el Umaid Bhawan. La ceremonia védica tradicional se prolongó durante dos horas y media, mientras que los invitados disfrutaban de bebidas y música. Luego vino una serie de recepciones. El costo total de la boda? La friolera de 1,4 millones de dólares en  moneda de 1948!


3. Princesa de Gwalior y Maharajá de Tripura

El SUN, un famoso tabloide londinense, publicó el titular 'Gemas deslumbran cuando una ​​princesa se casa en India' seguido de 'Ricos rajás se reúnen para coloridos ritos en Bombay Palace'. Esta fue una muestra de pompa principesca en su mejor momento. La ocasión fue la boda de la princesa Padmaraje Scindia, hija mayor del Maharajá Jiwajirao Scindia de Gwalior con el Maharajá Kirit Bikram Deb Barman de Tripura. El telón de fondo fue Samudra Mahal, el espectacular palacio frente al mar de los Scindias en Bombay.


Los novios, Princesa Padmaraje Scindia de Gwalior y Maharajá Kirit Bikram deTripura, flanqueados por los padres de la novia (Maharajá Jiwajirao Scindia y Maharani Vijayaraje Scindia).


La boda comenzó con una serie de cócteles y recepciones en Gwalior y Calcuta. Un tren especial fue fletado para llevar el séquito del novio desde Calcuta. Se enviaron invitaciones a más de 10.000 personas y cada habitación de hotel en Bombay fue reservada para la ocasión. El Quién es quién de la sociedad de Bombay se hizo presente. Entre los invitados figuraban miembros de la realeza de Gwalior, Kolhapur, Indore, Morvi, así como la aristocracia Parsi de Bombay.


El libro de fotografías del evento


Miles de flores fueron importadas especialmente desde el extranjero. Después de la ceremonia nupcial, cientos de invitados comieron en platos de plata maciza. Pero el aspecto más notable de la boda fue el baraat, que tenía millas y millas de largo, lo que provocó una mención especial en la revista TIME. La princesa Padmaraje recibió regalos por valor de 1 millón de dólares, los cuales equivaldrían a cientos de millones de rupias en la actualidad.


El banquete nupcial en el palacio Samudra Mahal de Worli, Bombay.


4. Princesa de Jaisalmer y Maharajá de Rajpipla

En 1964, casi 16 años después de que los estados principescos en el subcontinente indio se fusionaran con la Unión India, hubo una ocasión en que el esplendor original y la pompa de los días reales fueron revividos una vez más, muy brevemente, en Jaisalmer . La ocasión fue el matrimonio del Maharajá Raghubir Singhji de Rajpipla con la Princesa Rajkumari Rukmini Devi de Jaisalmer. El lugar era la antigua fortaleza dorada de Jaisalmer y los invitados provenían de la realeza Gujarati, así como virtualmente toda la aristocracia de Rajastán.


La revista National Geographic envió un equipo especial para documentar exclusivamente este evento y lo publicó como un largometraje fotográfico completo en 1965, edición de mayo. La apertura dice: "De una época que ha terminado... una boda real, quizás la última de su clase resplandece con la gloria del atardecer."


Las festividades de la boda comenzaron con grandes fiestas y procesiones en Rajpipla. Entonces, un tren especial llevó al novio y los miembros de la corte de Rajpipla a Jaisalmer. La novia fue adornada con las mejores joyas de la herencia Rajastaní, que habían sido transmitidas de generación en generación. 


Las festividades reflejaban los gustos altamente sofisticados del entorno familiar de Rajpipla, así como de la extremadamente ortodoxa familia de Jaisalmer. La National Geographic registró todo detalle con gran solemnidad, deseando  decodificar la boda de un maharajá para todos sus lectores alrededor del globo.


5. Princesa de Gwalior y Yuvraj de Cachemira

Llamada por el New York Times como ‘la Boda de la década’ y considerada como la última de las grandes bodas reales indias, el matrimonio entre la Princesa Chitrangada Scindia, hija de Madhavrao Scindia de Gwalior y Vikramaditya Singh, el hijo de 23 años de Dr. Karan Singh de Jammu y Cachemira tuvo lugar en diciembre de 1987. El evento fue cubierto por el New York Times, el Washington Post, el San Francisco Chronicle y, por supuesto, todas las revistas y los periódicos conocidos de la India.


Los novios: Princesa Chitrangada Scindia de Gwalior y Yuvraj Vikramaditya Singh de Cachemira.


El palacio Jai Vilas había sido pintado de blanco y brillaba con miles de pequeñas luces amarillas, mientras los músicos tocaban ragas tradicionales en todos los rincones. Las plataformas de la estación de tren de Gwalior estaban pavimentadas con mármol reluciente para recibir a los invitados. Más de 40.000 personas, incluidos los pobladores que llegaron en carretas de bueyes, llenaron los terrenos del palacio. Un helipuerto especial fue construido para la comodidad de los dignatarios entre los que estaba todo el gabinete ministerial indio, así como los Reyes de Nepal y Bután.

La novia: Princesa Chitrangada Scindia de Gwalior


Bajo una sombrilla de oro reluciente, el novio viajaba en un carruaje de plata tirado por cuatro caballos blancos. Un broche de diamantes brillaba en su enorme turbante y un collar de diamantes y rubíes y hebras de perlas caían sobre su túnica de brocado de oro. Un elefante pintado de colores brillantes lideraba la procesión nupcial, seguido por una banda de música y carrozas y automóviles llenos de invitados enjoyados.



El padre de la novia: Madhavrao Scindia de Gwalior.


Los tres días de lujosas fiestas, que habrían costado $ 4 millones, provocaron controversia nacional, porque la India se enfrentaba con dificultades económicas y la peor sequía en años. Pero también capturaron la atención del país que, aunque es una fuerza modernizadora del Tercer Mundo y la democracia más grande del mundo, sigue cautivado en sus raíces feudales. La boda de Chitrangada Scindia es recordada como una de las bodas reales más opulentas y se utiliza como punto de referencia para medir la grandeza de las bodas de casi dos décadas después!


1 comentario:

  1. ESTIMADOS HERMANOS:
    Solicito confirmarme como el miembro abductivo del grupo colectivo del aristócrata ROBERT MACNAMARA porque me confirmaron como el caballero de la inmaculada de la corona española y de la reina Isabel 2 de Inglaterra como tambien el rajá del Islam y del hinduismo. Soy miembro del grupo 11 de MARTHA COLMENARES de Venezuela y del grupo abductivo de MARK ZUKENBERG quien es el presidente de la red social de FACEBOOK. La razon de mi liderazgo es porque tambien soy la encarnacion divina de casi todos los Dioses aborigenes del mundo y del cristianismo como tambien de mi nacion Guatemala y de los extraterrestres, que por las tales, alcanzamos a la paz del mundo de la tercera guerra mundial y la paz de la delincuencia en general como tambien alcanzamos a la union aborigen mundial por la religion que les cumplo a nivel universal.

    Atentamente:
    Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
    Documento de identificacion personal:
    1999-01058-0101 Guatemala,
    Cédula de Vecindad:
    ORDEN: A-1, REGISTRO: 825,466,
    Ciudadano de Guatemala de la América Central.

    ResponderEliminar