domingo, 10 de julio de 2011

El Bucentauro de Venecia

El Bucentauro (Bucintoro, en veneciano) era la galera oficial de los dogos de Venecia. Fue utilizada cada año hasta 1798 en el Día de la Ascensión para llevar al dux hasta el mar Adriático y celebrar la ceremonia de la boda de Venecia con el mar.



Los estudiosos creen que hubo cuatro barcas importantes, el primer Bucentauro importante fue construido en 1311. El último y más magnífico de los históricos bucentaros hizo su viaje inaugural en 1729 durante el reinado del Dux Alvise III Sebastiano Mocenigo. Representado en las pinturas del Canaletto y Francesco Guardi, la nave tenía 35 m de longitud y más de 8 metros de altura. Un palacio flotante de dos pisos, su salón principal tenía una capacidad para 90 asistentes. El trono del dux se encontraba en la popa y la proa tenía una figura que representaba la Justicia con la espada y la balanza. La barca era impulsada por 168 remeros y otros 40 marineros eran requeridos para manejarla. Fue destruida en 1798 por orden de Napoleón para simbolizar su victoria en la conquista de Venecia.

Origen del nombre

El origen del nombre Bucintoro es oscuro, pero una posibilidad es que derivara del veneciano burcio, un término tradicional para un buque de la laguna e in oro, es decir, cubierta de oro. Por otro lado, el hombre de letras Francesco Sansovino (1521-1586) propuso, basado en documentos que datan de 1293, que fue nombrado a partir de un barco construido antiguamente en los astilleros del Arsenale, llamado Navilium Duecentorum Hominum (De doscientos hombres de Mar). También se ha sugerido que el buque lleva el nombre de la nave Centaurus a la que se refiere Virgilio al describir los ritos funerarios observados por Eneas para honrar la muerte de su padre, el Bucentauro era el doble del tamaño del buque mencionado en la Eneida. El nombre también puede referirse a las trompetas y cuernos que son tocados a bordo.

Sbarco dal Bucintoro del doge Sebastiano Ziani al Convento della Carità.


El término Bucintoro fue latinizado en la Edad Media como bucentaurus en la analogía de una supuesta palabra griega βουκένταυρος (boukentauros) que significa "buey-centauro", de βους (bous, "buey") y κένταυρος (Kentauros, "centauro"). La suposición común es que el nombre deriva de una criatura que es un hombre con la cabeza de un buey, una figura que sirvió como mascarón de proa de la galera. Esta derivación es, sin embargo, fantástica; la palabra βουκένταυρος se desconoce en la mitología griega y las representaciones de la "figura" del bucentaurus, de hecho, representan el león de San Marcos el Evangelista.


El nombre "Bucentauro" parece, en efecto, haber sido dado a cualquier grande y suntuosa galera veneciana. Charles du Fresne, sieur Du Cange, cita de la crónica del Dux Andrea Dandolo (que reinó entre 1343-1354): "...cum uno artificioso et solemni Bucentauro, super quo venit usque ad S. Clementem, quo jam pervenerat principalior et solemnior Bucentaurus cum consiliariis, &c [... con un bien forjado y señorial Bucentauro, en el que llegó a San Clemente, donde un Bucentauro más importante y majestuoso ya había llegado con sus asesores, etc...]".


Il Bucintoro davanti al Forte di Sant’Andrea


Los navíos

Antes de la era de los bucentauros, es probable que para las ceremonias en la laguna de Venecia al dogo se le asignara sólo una pequeña galera de la flota naval veneciana. Como la riqueza de Venecia se incrementó debido al aumento de su poder naval, se hicieron planes para construir una nave especial. Prueba de ello son las promissioni - promesas sacramentales dichas por el dogo, cuando asume el cargo - de Reniero Zeno de 1252, Lorenzo Tiepolo de 1268 y Giovanni Soranzo de 1312, las cuales mencionan la construcción de un bucentauro en el astillero Arsenale y el depósito naval.

El Bucentauro de 1311

Los estudiosos venecianos están de acuerdo en que cuatro barcas importantes fueron construidas. Si bien se cree que han habido barcos anteriores, el bucentauro de 1311 es considerado como el primero más importante, para el cual una promissione de fecha 17 de agosto de 1311 fue enmendada añadiendo la frase "quod Bucentaurus Domini ducis fiat per Dominium et teneatur in Arsenatu"("... que un Bucentauro debería ser hecho para el Señor Dogo por su gobierno y debería ser celebrado en el Arsenale"). Esta fue la primera vez que la ley veneciana previó que el gasto de la construcción del bucentauro iba a ser sufragado por el presupuesto público. El bucentauro de dos cubiertas tenía una atiemo (baldaquín), con dos secciones, una en terciopelo púrpura para el dogo, el otro de terciopelo rojo para la nobleza veneciana. El historiador Marino Sanuto el Joven, en su obra De origine, situ et magistratibus urbis Venetae (Sobre el origen, Sitio y Oficiales de la Ciudad de Venecia), también se describe el barco como portador de una escultura de la Justicia.



El bucentauro fue utilizado no sólo para la ceremonia del Matrimonio con el Mar, sino también para otras funciones de Estado como los festivales celebrando a la Virgen María y el traslado de las recién coronadas dogaresas (las esposas de los dogos) hacia el Palacio Ducal. El 6 de mayo de 1401 se aprobó una ley para prohibir que el dux hiciera uso privado del Bucentauro.

Documentos mencionan la construcción de otro Bucentauro en 1449 mayor que el de 1311, pero poco se sabe acerca de este buque. La primera imagen conocida de un Bucentauro apareció en el monumental grabado de Jacopo de Barbari Pianta di Venezia (“Mapa de Venecia”), que fue publicado en 1500. Este trabajo mostraba un bucentauro a flote en el Arsenal sin remos ni decoración salvo una gran escultura de madera de la Justicia en el arco. Una ilustración similar fue producida por Andrea Valvassore entre 1517 y 1525.

El Bucentauro de 1526

El 10 de mayo de 1526 Marino Sanuto el Joven escribió que el "Día de la Ascensión el Serenissimo [el dux] fue en el nuevo Bucintoro a casarse con el mar " y agregó que "era una obra hermosa, más grande y más ancho que el otro". Las proporciones y rica decoración de este Bucentauro, construido en el reinado del Dux Andrea Gritti, lo convirtieron en el modelo para las sucesivas versiones de la nave. Tenía dos cubiertas y 42 remos y estaba adornado con figuras de leones, además tenía una escultura de la Justicia en la proa (preservada en el Museo de Historia Naval de Venecia). El baldaquín móvil de la nave fue cubierto con una tela roja en el exterior y una tela azul con estrellas doradas en su interior.


Trionfo sul Bucintoro in Bacino San Marco di Morosina Morosini Grimani


Este Bucentauro fue recordado con frecuencia en las crónicas de Venecia. Fue en el barco que el 15 de julio de 1547 Enrique II de Francia se trasladó con el dogo a lo largo del Gran Canal hacia el Palazzo Foscari, donde permaneció durante su visita a Venecia. El barco también fue utilizado para transportar a la recién coronada Dogaresa Morosina Morosini-Grimani al Palacio Ducal el 4 de mayo de 1597. Este evento ha sido objeto de numerosos grabados y pinturas de Giacomo Franco, Andrea Vicentino, Sebastian Vrancsx y artistas anónimos.

El Bucentauro de 1606

A pesar de la declinación económica y marítima de Venecia, en 1601 a instancias del Dux Marino Grimani, el Senado de Venecia decidió construir un nuevo Bucentauro al costo de 70.000 ducados; a pesar de que el existente se encontraba todavía en servicio, los expertos lo consideraban demasiado viejo. El diseñador de la nueva nave se desconoce, pero fue seleccionado de entre los más calificados marangoni (carpinteros de buques) del Arsenale. El trabajo fue supervisado por Marco Antonio Memmo, el sovraprovveditore (supervisor de la provveditore) del Arsenale. El nuevo buque fue aprobado y elogiado por todos en su viaje inaugural al Lido con el recién elegido Dux Leonardo Donato el Día de la Ascensión, 10 de mayo de 1606.


Il Bucintoro naviga verso san Nicolò di Lido


La tercera barca fue modelada a partir de sus predecesoras, su decoración influenciada por las formas de fines del Renacimiento. Ilustraciones contemporáneas muestran que los lados del bucentauro estaban cubiertos por míticas figuras de sirenas montando caballitos de mar y que las loggias estaban soportadas por delfines curvados entrelazados entre guirnaldas y volutas que tomaban la forma de monstruosas hidras y se extendían desde los extremos de los dos espolones de proa. Una vez se creyó que la mayoría de las esculturas de madera, incluyendo una gran escultura de Marte, dos leones de San Marcos situados a ambos lados de la popa y la figura de la Justicia (vestida con atavíos hechos por el Monasterio de San Daniele), eran obra del reconocido escultor veneciano Alessandro Vittoria, pero las investigaciones han revelado los nombres de los hermanos Agustín y Marcantonio Vanini de Bassano, que fueron elogiados como "autores de las tallas de extraordinaria belleza". Después de más de un siglo de servicio, en 1719 se tomó la decisión de demoler la nave.


El Bucentauro de 1727


El último y más magnífico de los históricos bucentauros fue encargado por el Senado en 1719 y la construcción comenzó en el Arsenale en 1722. La nave fue diseñada por Michele Stefano Conti, protomagistro dei Marangoni (maestro jefe de los carpinteros de las naves). El trabajo de escultura en madera fue asignado a Antonio Corradini, como fue testificado por la frase "Antonii Coradini sculptoris Inventum" ("invención del escultor Antonio Corradini") inscripta cerca de la palmeta de proa. Era un escultor establecido, habiendo trabajado en Alemania, Austria, Bohemia y Sajonia. El dorado, en puro dorado a la hoja, estuvo a cargo de Zuanne D'Adamo. Algunos de los ornamentos y esculturas de la nave de1606, incluyendo la escultura de Marte y los dos leones de San Marcos, fueron rescatados y reutilizados. El navío tenía de 35 m de largo y más de 8 metros de alto. Un palacio flotante de dos pisos, su salón principal estaba cubierto de terciopelo rojo, tenía 48 ventanas situado en un enorme baldaquín tallado y una capacidad de 90 personas sentadas. El trono del Dux se encontraba en la popa y la proa llevaba la figura tradicional representando la justicia con la espada y la balanza.


Canaletto: Il ritorno del Bucintoro nel Molo il giorno dell'Ascensione (1730)


La barca era impulsada por 168 remeros y otros 40 marineros eran requeridos para comandarla. Sólo los jóvenes más guapos y fuertes del Arsenale fueron seleccionados para integrar la tripulación de la nave. El nuevo Bucentauro hizo su debut en el Día de la Ascensión de 1729 bajo el reinado del Dux Alvise III Sebastiano Mocenigo. El evento fue registrado oficialmente y el esplendor de la embarcación fue elogiado con sonetos y publicaciones, como la de Antonio María Lucchini titulada La Nuova regia su l'acque nel Bucintoro nuovamente eretto all'annua solenne funzione del giorno dell'Ascensione di Nostro Signore (El Nuevo Palacio sobre las aguas en el Bucentauro nuevamente construido para la anual función solemne del Día de la Ascensión de Nuestro Señor, 1751).

En 1798, Napoleón ordenó que este Bucentauro fuera destruido, más por el saqueo de sus adornos de oro que como un gesto político para simbolizar su victoria en la conquista de la ciudad. Soldados franceses rompieron las partes de madera tallada y los adornos de oro del barco en trozos pequeños, los llevaron a la isla de San Giorgio Maggiore y les prendieron fuego para recuperar el oro. La nave ardió durante tres días y los soldados utilizaron 400 mulas para llevarse el oro. Los elementos decorativos del navío que sobrevivieron a las llamas se conservan en el Museo Cívico Correr de Venecia y hay un detallado modelo a escala de la embarcación en el Arsenale. El casco sobrevivió y, rebautizado como Prama Hydra y armado con cuatro cañones, fue colocado en la boca del puerto del Lido, donde sirvió como batería costera. Posteriormente, el buque fue devuelto al Arsenale y utilizado como barco-prisión hasta que fue destruido en su totalidad en 1824.


Partenza del Bucintoro per san Nicolò di Lido il giorno dell'Ascensione (1775)



La ceremonia del Matrimonio con el Mar


El "Matrimonio del Adriático", o más correctamente "El Matrimonio del Mar" (en italiano, Sposalizio del Mare), era una ceremonia que simbolizaba el dominio marítimo de Venecia. Había sido establecida alrededor del año 1000 para conmemorar la conquista de Dalmacia por parte del Dux Pietro II Orseolo y era originalmente una súplica y apaciguamiento, el Día de la Ascensión, elegido como aquel en el que el dogo se estableció en su expedición. La forma que tomó fue una solemne procesión de barcos, encabezados por la nave del Dux -a partir de 1311 el Bucentauro-, hacia el mar abierto por el puerto del Lido. Una plegaria era ofrecida "para nosotros y para todos los que navegan en el mar puedan tener calma y tranquilidad", después de lo cual el dux y los demás eran solemnemente aspersos con agua bendita, el resto de la que era arrojada al mar, mientras los sacerdotes cantaban "Asperges me hyssopo, et mundabor" ("Espolvoréame con el hisopo y estaré limpio "- Salmos 51:7).


Esta ancestral ceremonia recibió un cuasi-sacramental carácter por parte del Papa Alejandro III en 1177, a cambio de los servicios prestados por Venecia en la lucha contra el emperador Federico I. El Papa hizo un anillo a partir de su dedo y, dándoselo al dogo, le ordenó arrojar uno en el mar cada año el Día de la Ascensión, casándose así simbólicamente con el mar. A partir de entonces, el ceremonial, en lugar de conciliador y expiatorio, se convirtió en nupcial. Cada año el Dux lanzaba un anillo consagrado en el mar y con las palabras latinas "Desponsamus te, mare, in signum veri perpetuique domini "("Te desposamos, mar, como signo del verdadero y eterno Señor ") declaraba Venecia y el mar era indisolublemente uno.



Gran procesión del Dogo (siglo XVI)


Reconstrucción moderna


En febrero de 2008 fueron anunciados planes para reconstruir el Bucentauro destruido en 1798. Más de 200 constructores, talladores de madera y joyeros comenzaron a trabajar el 15 de marzo de 2008 en el Arsenale. La prensa italiana informó que la reconstrucción tomaría dos años. Sin embargo, el Coronel Giorgio Paterno, jefe de la Fondazione Bucintoro, que está detrás de los 20 millones del proyecto, dijo en marzo de 2008 que "lo construiremos tan rápido como podamos, pero no estamos en un apuro". El proyecto haría uso de tradicionales técnicas de construcción naval y los materiales originales, como la madera de alerce y abeto y se reproducirían los adornos de oro. La fundación está apoyada por empresarios del Véneto y Lombardía y también ha escrito al presidente francés Nicolas Sarkozy para obtener de su parte una contribución financiera como gesto de buena voluntad para compensar por el "vandalismo" de Napoleón.

La Fondazione Bucintoro espera que el buque se convierta en "el museo flotante más visitado del mundo", pero también ve el proyecto como un medio para "ayudar a Venecia recuperar su antigua gloria y el antiguo espíritu". De acuerdo a Paterno, "invadida por tantos millones de turistas, la ciudad corre el riesgo de perder su identidad, de perder su conexión cultural con su propia historia. No es suficiente para vivir en el futuro, la ciudad tiene que conectar y recordar su pasado glorioso."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada