martes, 10 de mayo de 2011

La Casa de Yusupov


Los Yusupov eran una familia rusa de la nobleza que descendía de los Khans del siglo X y quienes, siglos más tarde, serían renombrados por su inmensa riqueza y filantropía.


En el siglo XVII Abdul Mirza, descendiente del Khan Yusuf, jefe de la Horda Nogai y cuyos antepasados eran tártaros del sur del Mar Negro, se convirtió del Islam a la Iglesia Cristiana Ortodoxa con el nombre de Dmitry. Después de esta conversión, el Zar Feodor I, hijo de Iván el Terrible, otorgó a su lugarteniente el título de Príncipe Yussupov. Dimitry Seyushevich Yusupov-Knyazhevo (fallecido en 1694) casó dos veces, primero con Ekaterina Yakovlevna Sumarokova y luego con la princesa Tatiana Fyodorovna Korkodinova. Su primer hijo, Matvei Dmitrievich Yusupov, Lugarteniente como su padre, murió joven. Su segundo hijo, Grigori Dmitrievich Yusupov (1676-1730), General-en-jefe y Ministro de Defensa, era amigo de Pedro el Grande, a quien ayudó con la construcción de la Armada rusa. Con Anna Nikitichna Akinfova, hija del Okolnichi Nikita Ivanovich Akinfov, tuvo tres hijos varones y una niña:


§ Boris Grigorievich (1695-1759), Chambelán en 1730, Gobernador General de Moscú en 1738, Senador;
§ Grigori Grigorievich (m. 1737), Coronel, casado primero con la Princesa Maria Petrovna Korkodinova y luego con la Princesa Yevdokia Nikolaievna Shahovskaya, sin descendencia;
§ Sergei Grigorievich (m. 1734), Subcoronel, soltero y sin descendencia;
§ Maria Grigorievna (m. 1738), dama de honor de Catalina I, forzada por sus hermanos a tomar votos monásticos para heredar su parte de las propiedades familiares.



El Palacio Yusupov en Moscú



Siglos XVIII y XIX


El Príncipe Boris Grigorievich Yusupov se inició como cadete en la Armada francesa a los 20 años y pronto se convirtió en asesor del Zar, sirviendo a tres soberanos. Durante el reinado de la zarina Elizabeth fue nombrado jefe de las Escuelas Imperiales y, en 1756, alentó a la emperatriz a formar el primer Teatro Público en San Petersburgo. Casó con Irina Mikhailovna Zinovyeva (1718 - 1788), hija del Lugarteniente Mikhail Petrovich Zinoviev, en 1734 y, antes de tener su único hijo varón, nacieron cuatro niñas: Evdokia (1743-1780), Alexandra (1744 –1791), Elisaveta (1745 - 1770) y Anna (1749–1772).


El Príncipe Nikolai Borisovich Yusupov (1751-1831), Senador, Ministro de las Propiedades del Estado y Director del Teatro Imperial, fue un gran viajero que hablaba cinco idiomas y también era mecenas de las artes. Sirvió como consejero privado y diplomático a una serie de soberanos, incluyendo Catalina la Grande, Pablo I y Alejandro I. Como diplomático viajó a través de Europa a Francia, Alemania, Prusia, Austria e Italia. Durante sus viajes adquirió una gran colección de arte para el zar, siendo nombrado más tarde director del Museo Hermitage y de la Armería del Kremlin. En 1804 viajó a París a encontrarse con Napoleón I, a quien le obsequió tres enormes tapices.



El Príncipe Nikolai Borisovich (1783)


En 1793 Nikolai casó con Tatiana Tatiana Vasilievna von Engelhardt (1769-1841), una de las sobrinas del Príncipe Potemkin, y vivieron en la lujosa residencia Arkhangelskoye, en Moscú. Allí el Príncipe Yusupov construyó su propia fábrica de porcelana, con muchos de los artesanos provenientes de Francia. Murió en 1831 a los 80 años y fue sucedido por su segundo hijo, el Príncipe Boris, ya que su primogénito, Nikolai, había muerto en la infancia.


A los 42 años, el Príncipe Boris Nikolaievich Yusupov (1794 -
1849), Mariscal de la Corte Imperial, heredó la inmensa riqueza familiar, incluyendo más de 675.000 acres (2.730 km²) de tierra y 40.000 sirvientes habitándola, pero, al contrario que su padre, nunca fue patron de las artes, prefirió ocuparse primariamente de sus negocios. Se trasladó al palacio Moika, en San Petersburgo (también conocido como Palacio Yusupov) con su segunda esposa, Zenaida Ivanovna Narishkina (hija de Ivan Dimitrievitch Narishkin, pariente de la madre de Pedro el Grande) y su único hijo Nikolai. El palacio Arkhangelskoye pronto fue abandonado, los animales del zoo vendidos y la mayor parte de la colección trasladada. Boris se centró en las granjas familiares y desarrolló buenas relaciones con los campesinos que trabajaban en ellas.




Tatiana Alexandrovna Yusupova (1858)


El único hijo del príncipe Boris, el Príncipe Nikolai Borisovich Yusupov (1827 -1891), Mariscal de la Corte Imperial, sirvió primero en la cancillería de Nicolás I. Compró una enorme cantidad de joyas, incluyendo un diamante de 36 quilates conocido como “El Sultán de Marruecos”, así como objects d’art para adornar su palacio del Moika y formó una gran colección de violines y pinturas. Más tarde pasaría la mayor parte de su tiempo en el sur de Europa debido a su delicada salud, mientras servía al zar como diplomático. Casó con la Condesa Tatiana Alexandrovna de Ribeaupierre (1828 -1879), dama de honor de la emperatriz, hija de Alexandre de Ribeaupierra y Ekaterina Mikhailovna Potemkina, otra sobrina del Príncipe Potemkin. Boris también era un talentoso músico y compositor y fue miembro de varias sociedades musicales.


Siglo XX


Cuando el Príncipe Nicolás Yusupov II murió en 1891, fue sucedido por su hija, Zenaida, considerada una legendaria belleza en la época, así como una de las más ricas; sus pretendientes incluían al príncipe heredero de Bulgaria. Zenaida Nikolaievna Yusupova (1861-1939) casó en 1882 con el Conde Félix Felixovich Sumarokov-Elston (1856- 1928), Gobernador General de Moscú, hijo del Conde Félix Nikolaievich Sumarokov-Elston.



La Princesa Zenaida y su esposo, el Conde Sumarokov-Elston, en el baile de disfraces de la corte de 1903


Después de la muerte de su suegro y para que el nombre Yusupov no desapareciera, Félix obtuvo un permiso especial del Zar Alejandro III para portar el título de Príncipe Yusupov y Conde Sumarokov-Elston y heredarlo al hijo de su matrimonio con Zenaida. El Príncipe Félix fue nombrado adjunto al Gran Duque Sergei Alexandrovich en 1904 y comandante de la Caballería de la Guardia Imperial. En 1914 fue nombrado Gobernador General de Moscú. A comienzos de la Primera Guerra Mundial los Yusupov eran dueños de más de 100.000 acres (400 km²) de tierra en Siberia y sus industrias incluían fábricas de azúcar de remolacha, plantas de ladrillos, molinos, fábricas textiles, minas y destilerías, además de dieciséis palacios y fincas.


El hijo mayor de Zenaida y Félix Sumarokov-Elston, Nikolay Felixovich Yusupov (1883–1908) fue muerto en un duelo a los 26 años. El último Príncipe Yusupov fue Félix Yusupov II, Conde Sumarokov-Elston (1887-1967), hijo menor del matrimonio, quien se haría célebre por su papel en el asesinato de Gregori Rasputín. Se convirtió en el hombre más rico de toda Rusia al haber heredado la inmensa fortuna luego de la muerte su hermano mayor. Decidió dedicar tiempo y dinero a trabajos caritativos, aunque también vivió una vida extravagante. Entre 1909 y 1912 estudió en Inglaterra y en 1914 se casó con la Princesa Irina de Rusia, sobrina del zar Nicolás II, un matrimonio que resultó extraordinariamente bien avenido y feliz. Tuvieron una sola hija, Irina Yusupova, en 1915.



Félix e Irina


Luego de la muerte de Rasputín en 1916, Yusupov fue exiliado a Crimea, pero regresó a San Petersburgo al año siguiente para encontrar la ciudad en masivo desorden a raíz de la Revolución de Febrero. El matrimonio preparó entonces sus más preciosas pinturas de Rembrandt y su fastuosa joyería y en abril de 1919 abandonó Rusia para viajar a Londres vía Malta, Italia y Francia. En 1920, regresaron a París y compraron una casa en Boulogne-sur-Seine, donde vivieron la mayor parte de sus vidas. En el exilio, Irina y Félix vivían mejor que la mayoría de los emigrados rusos después de la Revolución. Por un tiempo abrieron la casa de modas “Irfe”, llamada así usando las primeras dos letras de sus nombres, Irina y Félix. Por el resto de su vida Yussupov estuvo obsesionado por la muerte de Rasputín y sufría de pesadillas. Sin embargo, también tuvo reputación de curandero. Murió en la capital francesa en 1967, a los 80 años de edad.



El Palacio Moika, residencia de los Yusupov en San Petersburgo

4 comentarios:

  1. Enhorabuena por el blog, me ha parecido muy interesante. Hace poco estuve en el cementerio ruso y visité la tumba de (entre otros) Felix Yusupov y su familia. Saludos cordiales
    http://dawsr.wordpress.com

    ResponderEliminar
  2. muy buena reseña, siempre me interesaron dinastiass rusasa muy pocos conocidas, saludos y siga asi

    ResponderEliminar
  3. Sobria y cultivada reseña acorde al legado histórico de los Yusupov.
    Muchas gracias por sus enseñanzas.

    ResponderEliminar