viernes, 2 de julio de 2010

La Iglesia: el poder de la jerarquía

La Iglesia Católica Apostólica Romana es el órgano de poder más imperecedero que ha existido en la historia del hombre. Lleva dos milenios protagonizando, dirigiendo e influyendo en los hechos fundamentales del devenir de Occidente y buena parte del resto del mundo. Ha sido testigo de la caída de monarquías absolutas, del advenimiento de la democracia, del capitalismo, del comunismo y de la globalización.


Piazza San Pietro vista desde el Domo de la Basílica


Ninguna otra institución de poder, ya sea espiritual o terrenal, ha perdurado tanto en el tiempo como la Iglesia Católica y parte de su secreto ha consistido en no quebrar nunca su estructura jerárquica. Para afrontar nuevas circunstancias sin lesionar esa jerarquía inamovible, ha empleado otras estructuras paralelas que, siempre a su amparo, han desarrollado funciones específicas. Muchas de ellas, como la Orden del Temple, han sido denostadas cuando dejaron de ser útiles o cuando amenazaban la hegemonía papal. Otras, como la Compañía de Jesús, han servido para introducir ciertas reformas sin alterar, al menos en apariencia, los principios doctrinales. Estas “ramas paralelas” también han servido para aunar las voces disonantes y permitir un diálogo integrador que restableciera la unidad.


La Casa Pontificia

Si hay algo que destaca en la historia del Vaticano es la Curia romana, o Casa Pontificia, nombre que recibe el conjunto de los altos cargos y funcionarios eclesiásticos que trabajan en el gobierno de la Santa Sede y que habitualmente residen en ella. Su función es asistir al Papa, que necesita de la colaboración y de la ayuda de departamentos políticos o teológicos y de oficinas administrativas y judiciales para cumplir su misión como pastor supremo de la Iglesia. Toman parte en actividades tanto religiosas (ceremonias litúrgicas importantes) como civiles (recepciones a monarcas, jefes de estado y de gobierno, dignatarios, presentación de credenciales de embajadores, audiencias privadas y públicas) en todo lo que se refiere al ceremonial, protocolo, acogida y también administración.


Fachada de la Basílica de San Pedro


Pablo VI suprimió el nombre de "Corte Pontificia" substituyéndolo por el de "Casa Pontificia" y promulgando una Nova Ordinatio de la misma por el motu proprio "Pontificalis Domus" de 28 de marzo de 1968. Anteriormente, con la Constitución Apostólica "Regimini Ecclesiæ Universæ" de 15 de agosto de 1967 (por el que reformaba la Curia), había instituido la llamada "Prefectura del Palacio Apostólico", que asumía la dirección de la Capilla y la Familia Pontificias. El motu proprio aludido cambió ese nombre por el de "Prefectura de la Casa Pontificia", a la cual dio, además, un aire más burocrático que cortesano.


Toca a la Prefectura de la Casa Pontificia en la actualidad ordenar el servicio de antecámara y organizar las audiencias de Su Santidad, así como disponer lo necesario y oportuno cada vez que el Papa sale del Palacio Apostólico a Roma o viaja por Italia. También cuida del orden de precedencia de la Capilla pontificia y de la Familia Pontificia, del Colegio Cardenalicio, de la Prelatura y del Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede. La Casa Pontificia se sigue dividiendo, según la tradición, en Capilla Pontificia y Familia Pontificia.




Pío XII abandona el Vaticano para celebrar el solemne rito papal en Santa María sopra Minerva en honor de San Francisco de Asís y Santa Catalina de Siena


Estructura de la Casa pontificia
  • Prefecto de la Casa Pontificia (anteriormente llamado Prefecto del Palacio Apostólico): Es aquel que está a la cabeza de la Casa, y el supervisor de las actividades de todos los que forman parte de ella.
  • Regente de la Casa Pontificia
  • Capilla Papal: Se denomina así propiamente a la Capilla musical pontificia, schola cantorum o escolanía de la Capilla Sixtina, coro formado por hombres y niños que durante siglos acompañó al Papa en las liturgias pontificias. Por extensión se denomina "Capilla Papal" a cualquier liturgia presidida por el Sumo Pontífice en la Santa Sede.
  • Familia Pontificia: Es propiamente el entorno papal, formado por dos ramas: una eclesiástica (conformada por clérigos) y una laica. Los clérigos de la familia pontificia tienen derecho al tratamiento de "monseñor", a vestir sotana con botonadura, ribetes y fajín morados y a puestos de honor en las ceremonias papales. Algunos viven permanentemente en el Vaticano o en Roma, pero muchos otros son clérigos de distintas partes del mundo a quienes el Papa confiere el honor de este nombramiento.

Formación de la Casa pontificia

I. Capilla pontificia

1. Cardenales.
2. Patriarcas, Arzobispos, Obispos y Eparcas asistentes al Solio, sea de rito latino que oriental.
3. El Vice-Camarlengo de la Santa Iglesia Romana.
4. Los Presidentes de los Consejos pontificios.
5. Los Secretarios de las Congregaciones romanas.
6. El Regente del Tribunal de la Penitenciaría Apostólica.
7. El Secretario del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica.
8. El Decano del Tribunal de la Rota romana.
9. Los Prelados superiores de los Consejos pontificios y de las Comisiones pontificias.
10. El Abad de Montecassino y los Abades generales de los Canónigos regulares y de las Órdenes monásticas.
11. Los Superiores generales o, en su ausencia, los Procuradores generales de las Órdenes mendicantes.
12. Los Auditores del Tribunal de la Rota romana.
13. Los Votantes del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica.
14. Los miembros de los Capítulos de las tres Basílicas Patriarcales.
15. Los Abogados consistoriales.
16. Los Párrocos de Roma.
17. Los Clérigos de la Capilla pontificia.
18. Los parientes del Papa.

Solemne misa papal bajo el baldacchino de San Pedro con participación de la Capilla pontificia


II.Familia pontificia

A. Eclesiástica

1. El Substituto para los asuntos generales, de la Secretaría de Estado.
2. El Secretario para las relaciones con los estados, de la Secretaría de Estado.
3. El Limosnero de Su Santidad.
4. El Presidente de la Pontificia Academia Eclesiástica (antigua Academia de Nobles Eclesiásticos).
5. El Teólogo de la Casa pontificia (antiguo Maestro del Sacro palacio). Por tradición es siempre un dominico.
6. El Colegio de los Protonotarios apostólicos de número participantes. Son siete
7. Los Protonotarios apostólicos supernumerarios.
8. Los Ceremonieros pontificios. Están encabezados por el Maestro de las celebraciones litúrgicas pontificias
9. Los Prelados de honor de Su Santidad (antiguamente Prelados domésticos)
10. Los Capellanes de Su Santidad (los antiguos Camareros secretos supernumerarios).
11. El Predicador de la Casa pontificia (antes Predicador apostólico): Un sacerdote que se encarga de predicar en retiros espirituales y otras ocasiones para el Papa, los miembros de la Curia Romana y de la Casa Pontificia. Predica ahora en la Capilla "Redemptoris Mater".
12. El secretario personal del Papa, quien tiene el rango de Prelado de Honor de Su Santidad.


Ceremonia presidida por S.S. Pío XII, asistido por miembros de su Casa

B. Laica

1. El (Príncipe) Asistente al Solio pontificio: Cargo muy antiguo y honorífico, conferido a algún Príncipe heredero católico para que acompañara al Papa en la Corte pontificia. Usualmente es de la nobleza romana.
2. El Delegado Especial de la Pontificia Comisión para el Estado de la Ciudad del Vaticano (antes Consejero general).
3. El Comandante de la Guardia Suiza Pontificia.
4. Los Consultores del Estado de la Ciudad del Vaticano.
5. El Presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias.
6. Los Gentileshombres de Su Santidad (absorbidos bajo este título: los Camareros secretos de capa y espada participantes, los Camareros secretos de capa y espada y los Camareros de honor de capa y espada).
7. Los Procuradores de los Palacios Apostólicos (cuyas funciones, desde 1988, han sido transferidas a los Abogados de la Santa Sede, conservándose los títulos y privilegios de los procuradores todavía en activo).
8. Los Agregados de Antecámara (los antiguos "Bussolanti").
9. Los parientes del Papa: su familia carnal
10. El Ayuda de cámara del Papa (especie de mayordomo privado).
11. La Antecámara Pontificia (dirigida por el Decano de Sala).

Su Excelencia, Don Domenico Orsini, Príncipe Asistente al Solio Pontificio


Dentro de la Casa Pontificia, hay que considerar además a la Capilla musical pontificia.


El Prefecto de la Casa Pontificia

El Prefecto o Maestro di Camera del Papa es un oficial de la Curia romana que se responsabiliza de la famiglia pontificia y la cappella papale, es decir, vela por la organización interna de la casa pontificia y supervisa todo lo concerniente a la conducta y el servicio de clérigos y laicos que se desempeñan allí. Está al servicio del Supremo Pontífice, tanto en el Palacio Apostólico como en los viajes del Papa por Roma o el resto de Italia.


El Papa Benedicto XVI firma una encíclica asistido por el Prefecto actual, Monseñor James Harvey


Este es el título de uno de los cuatro prelados del palacio Vaticano y actual Chambelán jefe de la Ciudad del Vaticano. Su jurisdicción está limitada exclusivamente a los salones de recepción del Papa. La Prefectura incluye los Gentilhombres del Papa (los Camareros Secretos de Capa y Espada participantes, los Camareros Secretos de Capa y Espada y los Camareros de Honor de Capa y Espada), el Mayordomo de la Casa y el Prefecto del Palacio Apostólico.

La Prefectura se ubica en el Palacio Apostólico, que contiene los Apartamentos Papales, y en el Palacio Pontifical y Villa Barberini en la ciudad de Castel Gandolfo.


El Prefecto vaticano, Monseñor Harvey, recibe en el patio de San Dámaso al Presidente de los Estados Unidos

Lista de Prefectos

§ Scipione Borghese (1766–1771)
§ Giovanni Gallarati Scotti (1800–1801)
§ Antonio Frosini (1817–1823)
§ Giovanni Marazzani Visconti (1823–1829)
§ Costantino Patrizi Naro (1832–1839)
§ Pietro Gasparri (1914–1918)
§ Giovanni Tacci Porcelli, (1918–1921)
§ Camillo Caccia-Dominioni (1921–1935)
§ Mario Nasalli Rocca di Corneliano (1967–1969)
§ Jacques-Paul Martin (1969–1986)
§ Dino Monduzzi (1986–1998)
§ James Harvey (1998–presente)

La Secretaría de Estado

La Secretaría de Estado es el componente de la Curia que colabora de una forma más cercana con el Sumo Pontífice.

Sello del Estado de la Ciudad del Vaticano

En el año 1487 fue instituida la Secretaría Apostólica, compuesta por veinticuatro secretarios. Uno de ellos, el Saecretarius Domesticus, también conocido simplemente como secretario del Papa, ocupaba un lugar de honor dentro del organigrama y a él se le encargaban las labores más delicadas. Siglos más tarde, en 1814, Pío VII le dio forma a la Sagrada Congregación de los Asuntos Eclesiásticos Extraordinarios. Un siglo más tarde se dividieron sus competencias en tres grandes apartados: asuntos extraordinarios, asuntos ordinarios y breves pontificios. En 1967, Pablo VI eliminó esta tercera sección y la Sagrada Congregación pasó a ser el Consejo para los Asuntos Públicos de la Iglesia.

El Rey de España y el Secretario de Estado del Vaticano, Monseñor Tarcisio Bertone, acompañados del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, y el nuncio de la Santa Sede, Manuel Monteiro, en el Palacio de La Zarzuela (Madrid, febrero de 2009)


En el año 1988 Juan Pablo II volvió a efectuar una reforma dividiendo la Secretaría de Estado en dos secciones: asuntos generales y relaciones con los estados.


La primera, dirigida por un arzobispo con la ayuda de un prelado, despacha todos los asuntos que conlleva la actividad diaria del Papa: organiza las audiencias, redacta sus documentos, tramita nombramientos y, entre muchas otras labores más, custodia el sello de plomo y el anillo del pescador. La segunda sección de la Secretaría, la de relaciones con los estados, se ocupa de todos los asuntos diplomáticos, la representación del Vaticano ante organismos internacionales y el nombramiento de obispos en otros países. La segunda sección está dirigida por un arzobispo que ostenta el cargo de secretario para las relaciones con los estados y que cuenta con la ayuda de otro prelado, designado como subsecretario. Actualmente la Secretaría de Estado, a la que dan forma estas dos secciones, está presidida por un cardenal que recibe el título de secretario de Estado y desempeña las funciones de primer colaborador del Pontífice en el gobierno de la Iglesia. Este purpurado es el responsable e la actividad política y de las acciones diplomáticas del Vaticano.

Otro órgano influyente es el Sínodo de los Obispos, una institución de carácter permanente creada por Pablo VI en 1965, con la intención de intentar mantener viva la llama del espíritu conseguido gracias a la experiencia conciliar. Básicamente, se trata de una especie de asamblea, una reunión entre un grupo de obispos y el Papa, para intercambiar información y experiencias y buscar soluciones a los problemas pastorales.

El Sumo Pontífice y los príncipes de la Iglesia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada