viernes, 8 de enero de 2010

Casa de Windsor

La Casa de Windsor, previamente llamada Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha (Sachsen-Coburg-Gotha), es la casa real del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte desde la muerte de la reina Victoria I en 1901 hasta nuestros días. La dinastía capitulará tras la muerte de Isabel II, su actual soberana, ya que sus descendientes adquirieron por decreto real el apellido Mountbatten-Windsor. Fue renombrada el 17 de julio de 1917 por Jorge V, dado el origen germánico del anterior nombre y debido a que entonces el Reino Unido estaba en guerra con Alemania.


El hecho de adoptar el nombre de Windsor fue una medida tremendamente popular: era una forma de "nacionalizar" una dinastía rematadamente extranjera desde 1714, y para colmo alemana, con un sinfín de vínculos familiares e históricos en suelo germano. De cualquier modo, persistía cierta romántica añoranza por los Estuardo entre la nobleza insular, desde la aventura de fracasada reconquista por parte de "Bonnie Prince Charlie", nieto del rey Jacobo II, destronado en 1689.


Estandarte de la Familia Real británica. Los miembros más prominentes (hijos y nietos del soberano) poseen su propio estandarte personal.

Pese al tradicional desdén británico por sus dinastías importadas del continente, ni los Hannover ni los Sajonia-Coburgo-Gotha carecían de ilustre linaje, aún teniendo en cuenta que descendían de señores feudales que en la Edad Media se libraron al pillaje y al desorden, combatiendo según soplara el viento más favorable a sus intereses. Eso sí, en la época en que estos pequeños terratenientes se libraban en aquellos tiempos a la rapiña, los Capetinos ya llevaban la corona real en sus sienes como sucesores de los Carolingios por sangre y por derecho.


El 10 de febrero de 1840, la reina Victoria I del Reino Unido, nacida en la Casa Real de Hannover, se casó con Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha. El hijo de ambos, Eduardo VII (1841-1910) se convirtió, a la muerte de su madre, en el primer rey de la Casa de Sajonia-Coburgo-Gotha en el Reino Unido, desapareciendo así la Casa de Hannover en Inglaterra.


Eduardo VII del Reino Unido, en vestimenta de coronación


Le sucedió su hijo Jorge V del Reino Unido (1865-1936). Separada ya completamente la dinastía de sus orígenes alemanes, en 1917 cambió su denominación oficial por Casa de Windsor (que alude al castillo de la ciudad inglesa del mismo nombre, construido por Jorge III sobre el emplazamiento de una residencia empleada por los reyes desde el siglo XI), denominación que han conservado los monarcas británicos hasta la actualidad. Bajo su reinado se produjo la independencia de la mayor parte de Irlanda (1922).


Desfile de los Caballeros Militares de Windsor en el Castillo homónimo (1913)


Seguidamente ocupó fugazmente el trono su hijo Eduardo VIII del Reino Unido (1894-1972), cuyo matrimonio morganático con la divorciada Wallis Simpson lo obligó a abdicar el mismo año de su ascensión (1936) en su hermano Jorge VI (1895-1952). Éste, superados sus problemas de tartamudez, mala salud y timidez extrema, se convirtió en un rey muy popular, sobre todo por la dignidad con la que hizo frente a la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). En esos años permaneció en Londres para compartir la suerte de sus súbditos bajo los bombardeos alemanes, visitando los frentes de guerra para elevar la moral de las tropas y esforzándose por reforzar su amistad personal con el presidente Roosevelt con el fin de ahuyentar la tentación aislacionista de Estados Unidos. En la posguerra desempeñó con total lealtad su papel de rey parlamentario, colaborando con el gobierno laborista, y hubo de asumir los inicios de la descolonización del Imperio británico.


La Reina Elizabeth, consorte de Jorge VI, retratada cuando aún era Duquesa de York


En 1952, Jorge VI dejó el trono completamente asegurado para su hija Isabel, segunda de su nombre (nacida en 1926), que es la actual soberana. Su reinado coincidió con la liquidación del resto del Imperio colonial británico y con una crisis en la imagen de la dinastía, causada por los desgraciados matrimonios de su hermana y de sus hijos, tres de los cuales acabaron en divorcio, incluido el del príncipe de Gales.


Lista de monarcas

  • Eduardo VII (1901-1910)
  • Jorge V (1910-1936)
  • Eduardo VIII (1936)
  • Jorge VI (1936-1952)
  • Isabel II (1952-actualidad)


Escena familiar de la última boda real del siglo XX en el entorno de los Windsor: la de S.A.R el Príncipe Eduardo (investido ese día como Conde de Wessex) y Sophie Rhys-Jones, en 1999

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada