lunes, 11 de enero de 2010

Casa de Anjou-Valois


Títulos: Conde de Anjou, Conde de Provenza, Rey de Sicilia, Rey de Nápoles, Rey de Hungría, Rey de Polonia, Emperador de Constantinopla, Déspota de Epiro, Rey de Albania, Príncipe de Acaya

Historia

En 1203 Felipe II de Francia conquistó los territorios del rey inglés (entonces Juan I) en Francia, entre ellos el condado de Anjou, que pasó al patrimonio de la Corona. En 1246 Luis IX de Francia –San Luis- concedió los condados de Anjou y Maine a su hermano Carlos, que se convirtió en el fundador de la Segunda Casa de Anjou. Nombrado por la Santa Sede defensor de la Iglesia en Italia, fue coronado rey de Sicilia en San Juan de Letrán, en 1265.


Con los nietos de Carlos, la dinastía se dividió en varias ramas, cuyas posesiones y alianzas se extendieron rápidamente por Europa y tuvieron gran influencia durante la Edad Media hasta su extinción en 1434, llegando a gobernar no sólo Sicilia, sino también Nápoles, Hungría y Polonia. Incluía las ramas de Anjou-Sicilia, que reinó en Nápoles (1282- 1382), Anjou-Hungría, que gobernó Hungría (1308–1385, 1386–1395) y Polonia (1370–1399), Anjou-Tarento, que reinó sobre los remanentes del Imperio Latino (1313–1374) y Anjou-Durazzo, que gobernó en Nápoles (1382–1435) y Hungría (1385–1386).

El Condado de Anjou fue la dote de Margarita de Anjou y Maine, hija de Carlos II de Nápoles. Así, pasó a su marido Carlos de Valois. Al morir Carlos, el título pasó a su hijo Felipe, que se convertiría en Felipe VI de Francia. El condado volvía así, de nuevo, al patrimonio de la Corona.


Felipe VI, rey de Francia (1293-1350)

En 1356 Juan II de Francia concedió los condados de Anjou y Maine a su hijo Luis, que se convirtió en el fundador de la Tercera Casa de Anjou. En 1360 Anjou fue elevado a Ducado. Juana I de Nápoles adoptó a Luis para dejarle sus posesiones, pero a la muerte de la reina, Luis tuvo que luchar contra el otro pretendiente, Carlos (perteneciente a la rama Anjou-Durazzo), quien tras la muerte de Luis en 1384 pudo reinar efectivamente. Desde entonces, los descendientes de Luis fueron sólo Reyes titulares, excepto el breve reinado de Renato I.


La línea Anjou-Durazzo obtuvo el control de Nápoles pero la Casa de Anjou-Valois controlaba la segura Provenza y continuó peleando por el trono napolitano (Luis II gobernó Nápoles entre 1389 y 1399). La extinción de los Anjou-Durazzo en 1435 aseguró temporalmente el dominio de Nápoles a la línea mayor, pero fueron expulsados de allí por Alfonso V de Aragón en 1442. René de Anjou, el último duque de esta tercera línea angevina, murió en 1480, y Anjou revirtió a la corona francesa. Con la muerte de su sobrino el Duque de Maine en 1481, todas las posesiones angevinas, incluyendo Provenza, se fusionaron a la corona.


Luis II de Anjou, rey de Nápoles (1377-1417)

Reyes de Nápoles (Rama de Anjou-Sicilia)

En 1265 el papa Clemente IV concedió a Carlos de Anjou el Reino de Sicilia (y Nápoles), cuya corona ostentaban los Hohenstaufen, enemigos del papa por las luchas entre güelfos y gibelinos. El 26 de febrero de 1266, en la batalla de Benevento, el rey Manfredo de Hohenstaufen fue derrotado y muerto. Tras la batalla Carlos fue coronado rey de Sicilia. En 1282, ante la rebelión de los sicilianos, Anjou fue expulsado y Pedro III de Aragón fue coronado rey. Desde entonces, Carlos y sus descendientes sólo reinaron sobre Sicilia citerior (Nápoles). Sus títulos eran rey de Nápoles, de Sicilia y de Jerusalén, duque de las Pouilles, príncipe de Salerno, de Capua y de Tarento.

  • Carlos I (1282 - 1285)
  • Carlos II (1285 - 1309)
  • Roberto I (1309 - 1343)
  • Juana I (1343 - 1382). Su muerte provoca una guerra de sucesión entre su primo Carlos de Anjou-Durazzo y su hijo adoptivo Luis (perteneciente a la Tercera Casa de Anjou). Tras la muerte de Luis en 1384, Carlos se proclama Rey. Mientras, los descendientes de Luis se convierten en reyes titulares.
Blasones de Anjou-Sicilia-Jerusalén

Reyes titulares de Nápoles
  • Luis I (1382 - 1384)
  • Luis II (1384 - 1417)
  • Luis III (1417 - 1434)
  • Renato I (1434 - 1442)
  • Renato I (1435 - 1442)
  • Renato I (1442 - 1480)
  • Carlos IV (1480 - 1481). Muerto sin descendencia, los títulos pasan nuevamente al patrimonio de la Corona francesa.

Rama Anjou-Durazzo

La rama Anjou-Durazzo reinó sobre Nápoles tras la guerra de sucesión. Su fundador fue Juan I de Anjou, duque de Durazzo, hijo de Carlos II de Nápoles. Su nieto Carlos se convirtió en rey de Nápoles tras la muerte de Juana I.
  • Carlos III (II de Hungría) (1382 - 1386). Rey efectivo desde 1384
  • Ladislao I (1386 - 1414)
  • Juana II (1414 - 1435)
  • Juana II murió sin herederos, acabando con ella la rama Anjou-Durazzo. Nombró heredero a Renato (I) de Anjou, nieto del pretendiente Luis (I) y, por lo tanto, miembro de la Tercera Casa de Anjou.
Carlos de Anjou, III de Nápoles y I de Hungría (1345-1386)

Reyes de Hungría (Rama Anjou-Hungría)

Tras la muerte sin descendencia de Ladislao IV de Hungría en 1290, dos hombres se disputaron el trono: Andrés Árpád (tío segundo del rey) y Carlos Martel de Anjou (hijo de Carlos II de Nápoles y María de Hungría, hermana de Ladislao). Andrés se convirtió finalmente en rey, pero su muerte sin descendencia provocó que la corona recayese en Carlos Roberto, hijo de Carlos Martel de Anjou.

  • Carlos Martel (pretendiente)
  • Carlos I Roberto (1308 - 1342)
  • Luis I (I de Polonia) (1342 - 1382)
  • María I (1382 - 1385). Carlos III de Nápoles, de la rama Anjou-Durazzo, se proclama rey de Hungría en 1385, como pariente varón más cercano a Luis I. Es asesinado en 1386 por los partidarios de María I.
  • María I (1386 - 1395)
María, reina de Hungría, con su madre Elizabeth (de Bosnia), Reina Viuda de Hungría y Polonia, en cautividad (1386)

Reyes de Polonia

Tras la muerte sin descendencia de Casimiro III de Polonia en 1370, el trono es heredado por Luis I de Hungría.
  • Luis I (I de Hungría) (1370 - 1382)
  • Eduviges I (1382 - 1399)

Emperadores titulares del Imperio Latino (Rama Anjou-Tarento)

En 1313 Felipe de Anjou, príncipe de Tarento e hijo de Carlos II de Nápoles, se casó con Catalina de Valois-Courtenay, emperatriz titular del Imperio Latino.
  • Felipe I de Tarento (1313 - 1332), junto a su esposa Catalina (1308 – 1346)
  • Roberto de Tarento (1346 - 1364)
  • Felipe II de Tarento (1364 - 1373)
  • Jaime de Baux (1373 - 1383). Por ser hijo de Francisco de Baux, no pertenece directamente a la Casa de Anjou, pero fue sobrino de Roberto y Felipe II de Tarento. Tras su muerte, el título pasa a Luis de Anjou, pretendiente al trono de Nápoles y miembro de la Tercera Casa de Anjou, aunque ni él ni sus descendientes llegaron a usarlo.

Santa Sofía de Constantinopla, lugar de coronación de los emperadores del Imperio Latino (1910)

La rama principal de Anjou-Sicilia se extinguió en línea masculina con la muerte del rey Ladislao de Nápoles en 1414 y totalmente extinta con su hermana Juana II de Nápoles en 1434. Fabulosamente fecunda y activa, llegaría a totalizar, en toda su duración, 299 coronas soberanas y 12 beatificaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada