sábado, 9 de enero de 2010

Casa de Hohenstaufen


Los Hohenstaufen, también conocidos como Gibelinos, conforman una dinastía de emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico y monarcas de Alemania y de Sicilia que es originaria de la región de Suabia. Adoptaron su nombre de un castillo situado entre Göppingen y Gmünd (Suabia). El primer representante de este linaje que tiene comprobada su existencia es Federico von Büren. Su hijo Federico I se casó con Inés de Alemania, única hija del rey Enrique IV en 1079, recibiendo el ducado de Suabia, que de esta forma era incorporado a los dominios de esta familia. Federico probó ser un aliado cercano de Enrique IV en sus conflictos con otros señores de Suabia, como Rodolfo de Rheinfelden (el duque anterior), los Zähringen y los Güelfos.

Federico I fue sucedido por su hijo Federico II en 1105 y éste permaneció como aliado de los monarcas. Tanto él como su hermano Conrado fueron nombrados representantes del rey en Alemania cuando el soberano estuvo en Italia. Alrededor de 1120, Federico II casó con Judith de Baviera, de la rival casa de los Güelfos.


Cuando el último miembro de la dinastía Salia, el emperador Enrique V, murió sin herederos en 1125, hubo controversia sobre su sucesión. Federico y Conrado, los dos hermanos Staufen, eran nietos de Enrique IV y sobrinos de Enrique V. Federico pretendía alcanzar la corona pero perdió la elección contra Lotario II. Una guerra civil entre los Staufen y Lotario II finalizó con la sumisión de los primeros en 1134. Luego de la muerte de Lotario II en 1137, Conrado se convirtió en Rey de romanos. En 1147 Federico II fue sucedido como Duque por su hijo del mismo nombre y cuando Conrado murió sin heredero adulto en 1152, su sobrino lo sucedió como Federico I, siendo conocido como Federico Barbarroja.



Federico I Barbarroja, Sacro Emperador Romano (1155-1190)


Los Hohenstaufen desde entonces mantuvieron una rivalidad constante con los Güelfos. A partir de Conrado III, varios miembros de la familia se convirtieron en emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico y reyes de Alemania (entre 1138 y 1254). Muerto Federico Barbarroja en una cruzada, fue sucedido por su hijo Enrique VI como emperador y rey. Una muerte en la familia de la esposa de éste, Constancia de Sicilia, le dio la posesión de esas tierras, una vía de vasta riqueza. Este hecho generó un enfrentamiento entre los Hohenstaufen y el papado.

El reino normando de Sicilia se convirtió en la base de la jefatura Hohenstaufen. Pero Enrique VI moriría antes de ver realizados sus planes de una monarquía hereditaria sobre Alemania e Italia. Su hijo menor de edad Federico II lo sucedió solo en Sicilia, mientras en el imperio los conflictos entre los Hohenstaufen y los Güelfos erupcionaban una vez más. En 1198 fueron elegidos dos reyes rivales: el Hohenstaufen Felipe de Suabia, hermano de Enrique VI, y el hijo de Enrique el León, el Güelfo Otón IV. Cuando éste murió en 1218, Federico se convirtió en el rey indiscutido y en 1220 fue coronado Sacro Emperador Romano, viviendo en Italia y reinando sobre Alemania primariamente a través de la asignación de prerrogativas reales, mientras dejaba la autoridad soberana y los estados imperiales a los príncipes eclesiásticos y seculares. Esto favoreció la división del imperio.


Irene Angelina, hija del emperador bizantino Isaac II Angelos y consorte de Felipe de Suabia (1181-1208)

Federico murió en 1250 y su sucesor Conrado IV reinó por corto tiempo antes de su propia muerte en 1254, siendo sucedido como duque de Suabia por su único hijo, Conradino, de dos años. En ese tiempo, el oficio de duque de Suabia se hallaba completamente sometido al oficio de rey y sin la autoridad real carecía de sentido. En 1261, los intentos de elegir rey al joven Conrado fueron infructuosos. Después de una fallida campaña para retomar el control de Sicilia, Conradino, el último representante de los Hohenstaufen, fue ejecutado en Nápoles en 1268; con él, el Ducado de Suabia cesó de existir. La mayoría de los posteriores emperadores serían descendientes de los Hohenstaufen.



Emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico y Reyes de Alemania

  • Conrado III, rey de romanos (1138–1152)
  • Federico I Barbarroja, emperador (1155–1190)
  • Enrique VI, emperador (1191–1197)
  • Felipe de Suabia, rey de Alemania (1198–1208)
  • Federico II, emperador (1220–1250) o Enrique (VII), rey de romanos (1220–1235)
  • Conrado IV, rey de Alemania (1237–1254), rey de romanos. Tal como el primer gobernante Hohenstaufen (Conrado III), Conrado IV nunca fue coronado emperador. Luego de un período de 20 años de interregno, fue elegido rey el primer Habsburgo.


Blasones de los emperadores Hohenstaufen


Reyes de Sicilia

  • Enrique VI (1194–1197)
  • Federico II (1198–1250)
  • Conrado IV (1250–1254)
  • Conradino (1254–1258/1268)
  • Manfredo (1258–1266)

Duques de Suabia


  • Federico I de Suabia (1079–1105)
  • Federico II de Suabia (1105–1147)
  • Federico I Barbarroja (Federico III de Suabia) (1147–1152)
  • Federico IV de Suabia (1152–1167)
  • Federico V de Suabia (1167–1170)
  • Federico VI de Suabia (1170–1191)
  • Conrado II de Suabia (1191–1196)
  • Felipe de Suabia (1196–1208)
  • Federico II (Federico VII de Suabia) (1212–1216)
  • Enrique (VII) (Enrique II de Suabia) (1216–1235)
  • Conrado IV (1235–1254)
  • Conradino (Conrado V) (1254–1268)

Conradino, imagen del Codex Manesse (manuscrito iluminado alemán)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada