sábado, 10 de octubre de 2009

La Nobleza inglesa: los Títulos

Las dignidades de nobleza son creadas por el Soberano a través de writs of summons o letters patent. El modo de heredatoriedad de un título es determinado por alguno de estos dos métodos. El primero es simplemente una citación de una persona al Parlamento –esto no confiere explícitamente un título- y desciende siempre a los herederos, masculino y femenino. El segundo método se utiliza para crear explícitamente un título y nombrar la dignidad en cuestión, además de establecer el curso de la descendencia; normalmente, sólo a los herederos masculinos les está permitido suceder en el título. Asimismo, deben ser hijos legítimos: un título inglés, irlandés o británico (aunque no escocés) puede ser heredado sólo por un hijo legítimo de padres casados, no legitimado por un matrimonio posterior.


Normalmente un título pasa al siguiente titular luego de la muerte del titular previo. De todas maneras, Edward IV introdujo un procedimiento conocido como writ of acceleration, por el cual es posible para el hijo mayor de un par con múltiples títulos obtener un escaño en la Cámara de los Lores en virtud de una de las dignidades subsidiarias de su padre.


Su Alteza Real El Duque de Sussex (1801-1843)


Un título se convierte en extinto cuando todos los posibles herederos han fallecido. Un título se convierte en latente si nadie lo ha reclamado o si no hay reclamo probado satisfactoriamente. Un título entra en suspenso si hay más de una persona igualmente habilitada para ser el titular.


El Acto 1917 de Privación de Títulos permitió a la corona suspender la nobleza si sus titulares habían luchado contra el Reino Unido durante la Primera Guerra Mundial. La culpabilidad era determinada por un comité del Consejo Privado; cualquiera de las Cámaras del Parlamento podría rechazar el informe del comité dentro de los 40 días siguientes a su presentación.


En 1919, George V publicó una Order-in-Council suspendiendo el Ducado de Albany (junto con sus títulos subsidiarios, el Condado de Clarence y la Baronía de Arklow), el Ducado de Cumberland y Teviotdale (con el Condado de Armagh) y el Vizcondado de Taaffe (con la Baronía de Ballymote). Bajo el Acto de Privación de Títulos, los sucesores pueden presentar una petición a la corona para reinstaurarlos pero ninguno de ellos lo ha hecho hasta ahora.


George V del Reino Unido (1910-1936)


Un Par puede también renunciar a un título hereditario bajo el Acto 1963, con excepción de los títulos irlandeses. Un par que renuncia a su nobleza pierde todos sus títulos, derechos y privilegios asociados con la nobleza; su esposa o esposo es afectado de la misma manera. No más títulos hereditarios pueden ser conferidos a la persona, sí títulos en vida. Ese título va a permanecer sin un titular hasta la muerte del par que solicitó la renuncia.

Un título que pertenece a alguien que se convierte en monarca, se fusiona a la Corona y cesa de existir, pues el soberano no puede tener una dignidad que fue otorgada a partir de sí mismo como autoridad real. El Ducado de Cornwall y de Rothesay y el Condado de Carrick son casos especiales, pues cuando no están en uso pertenecen a la Corona: fueron creados para existir, aunque nadie sea titular, durante determinados períodos. Estos títulos también son especiales porque nunca son directamente heredados.


Henry Frederick, Duque de Rothesay, Duque de Cornwall (1603)


El Ducado de Cornwall era llevado anteriormente por el hijo mayor del Rey de Inglaterra, así como el Ducado de Rothesay, el Condado de Carrick y otros títulos que no son de nobleza (Barón Renfrew, Señor de las Islas y Príncipe y Gran Senescal de Escocia) por el hijo mayor del Rey de Escocia. Desde que esos títulos se unieron, los ducados y sus títulos subsidiarios son llevados por el hijo mayor del monarca. En Escocia, el título Duque de Rothesay es usado de por vida. En Inglaterra e Irlanda del Norte, el título Duque de Cornwall es usado hasta que el heredero aparente es creado Príncipe de Gales. Al mismo momento que el Principado es creado, el Duque es investido también como Conde de Chester. El condado es un caso especial, porque no es hereditario, fusionándose a la corona si el Príncipe asciende al trono o precede al monarca.


Henry de Monmouth, Duque de Lancaster, futuro Henry V de Inglaterra (1399)

El Ducado como dignidad de nobleza se halla asociado al ducado como territorio, cuyos ingresos van al titular o, cuando éste se halla vacante, al soberano británico. El único otro ducado territorial en el Reino Unido equivalente a una dignidad de nobleza es el Ducado de Lancaster, que se fusionó a la corona cuando Henry de Monmouth, Duque de Lancaster, se convirtió en monarca como Henry V. Sin embargo, el Ducado de Lancaster todavía continúa existiendo, teóricamente llevado adelante por el Canciller del Ducado. Es una propiedad heredada que pertenece personalmente al monarca antes que a la Corona. Así, los ingresos del ducado forman parte de la Bolsa Privada, fondos personales del soberano.


Writs of Summons

Al comienzo de cada nuevo Parlamento, a cada par que estableció sus derechos a asistir al Parlamento le es emitido una cédula de citación (writ of summons). Sin la cédula, ningún par puede sentarse o votar en el Parlamento. Cuando le son emitidas a aquellos que no son pares, el recipiendario toma un asiento en el Parlamento e ipso facto se convierte en par. De hecho, las más antiguas baronías han sido creadas por citaciones de un individuo al Parlamento, haciéndolo par de este modo.

La Cámara de los Lores


Los títulos de nobleza creados por cédula de citación son heredables sólo por el heredero carnal (heir of the body) del recipiendario. El significado de este heredero es determinado por el derecho común. Esencialmente, descendencia es, por reglas de primogenitura masculina, un mecanismo en el que descendientes masculinos del Par tienen precedencia sobre descendientes femeninos y donde la línea mayor de descendencia tiene precedencia sobre la línea joven por cada género.

Estas reglas, sin embargo, son modificadas por la condición de que las hermanas (y sus herederos) son consideradas co-herederas; la antigüedad en la línea es irrelevante cuando la sucesión es a través de la línea femenina. En otras palabras, ninguna mujer hereda porque es mayor que sus hermanas. Si de todas las co-herederas una muere, entonces la sobreviviente sucede al título. De lo contrario, el título permanece en suspenso hasta que el Soberano termina con el suspenso a favor de una de las co-herederas. El fin de una suspensión es enteramente a discreción de la corona.


Su Alteza Real La Princesa Louise, Duquesa de Fife (1901)

Letters patent

Las patentes reales son los mecanismos usados más usualmente para crear títulos de nobleza. Estos documentos deben explicitar el nombre del recipiendario del título y especificar el curso de la descendencia; el significado exacto del término es determinado por el derecho común. Normalmente, la patente especifica al heredero carnal como sucesor; en estos casos, se aplican las reglas de la sucesión agnática, lo que significa que la sucesión se realiza sólo a través de la línea masculina.

Las patentes inglesas y británicas que no especifican el curso de la descendencia son inválidas, aunque no pasa lo mismo en las patentes reales creando pares en la Nobleza de Escocia. La Cámara de los Lores ha establecido en muchos casos que cuando el curso de la descendencia no se especifica, o cuando las patentes están perdidas, el título desciende al heredero masculino.


El Vicealmirante Horatio Nelson, 1º Barón Nelson (1801)


Es posible para algunas patentes permitir que la sucesión caiga en alguna otra persona que en un heredero masculino. Por ejemplo, la Baronía de Nelson (a un hermano mayor y sus herederos masculinos), el Condado de Roberts (a una hija y sus herederos masculinos), la Baronía de Amherst (a un sobrino y sus herederos masculinos) y el Ducado de Dover (a un hijo menor y sus herederos masculinos mientras el hijo mayor esté vivo). En muchos casos, el par en cuestión no tuvo hijos y el otorgamiento especial fue hecho para evitar una extinción del título.


Las Letters patent no son absolutas; pueden ser enmendadas o revocadas por un Acto del Parlamento. Por ejemplo, el Parlamento enmendó las patentes que crearon el Ducado de Marlborough en 1706. La patente originalmente proveía que el ducado podría ser heredado por el heredero carnal masculino del primer duque, Capitán General Sir John Churchill. Un hijo murió en la infancia y el otro murió en 1703 de viruela. Bajo la enmienda parlamentaria, decidida para permitir que el honor del famoso general sobreviviera después de su muerte, se autorizó a que el ducado pasara a las hijas del Duque: Lady Henrietta, Lady Anne (la Condesa de Sunderland), Lady Elizabeth (la Condesa de Bridgewater) y Lady Mary (duquesa de Montagu) y a los herederos masculinos de éstas, y luego “a todos y cada uno de los descendientes masculinos y femeninos, linealmente descendientes de o desde el antedicho Duque de Marlborough…”


John Churchill, 1º Duque de Marlborough (1702)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada