martes, 1 de junio de 2010

Los Pares de Francia

Los Pares de Francia (en francés: Pairie de France) formaban una clase diferente entre la nobleza francesa. Apareció en la Edad Media y fue abolida en 1789 durante la Revolución pero reapareció con posterioridad. En 1830, los pares hereditarios fueron abolidos pero la nobleza en vida del titular continuó existiendo hasta que fue definitivamente abolida en 1848.


La palabra francesa pairie era equivalente a la inglesa peerage. El título individual Pair (Peer) deriva del latín Par (“igual”); esto significa que aquellos nobles y prelados eran considerados iguales al monarca en honor (incluso aunque fueran sus vasallos) y consideraban al monarca como Primus inter pares (“Primero entre iguales”).


El uso principal de la palabra refiere a dos tradiciones históricas del reino de Francia, antes y después del Primer Imperio de Napoleón. La palabra también existe para describir una institución en los estados cruzados.



Château de Chantilly, del siglo XVI, que perteneció a Anne de Montmorency, duque de Montmorency, Mariscal de Francia (1493-1567)


Feudalismo y Antiguo Régimen


Los reyes franceses del Medioevo conferían la dignidad de Par a algunos de sus vasallos más prominentes, tanto religiosos como laicos. Ciertos historiadores consideran a Louis VII (1137–1180) como quien creó el sistema francés de Pares.


Esta dignidad estaba ligada a una jurisdicción territorial específica, ya sea una sede episcopal para los pares clericales o un feudo para los seculares. La nobleza ligada a un feudo era transmisible o heredable con el mismo, que era designado como pairie-duché (para los ducados) y pairie-comté (para los condados).



Louis II, Arzobispo de Reims, Cardenal de Guise (1555-1588)


Para 1216 existían nueve Pares:

  • Arzobispo de Reims (quien tenía la distinción de coronar al rey)
  • Obispo de Langres
  • Obispo de Beauvais
  • Obispo de Châlons
  • Obispo de Noyon
  • Duque de Normandía
  • Duque de Borgoña
  • Duque de Aquitania (también llamado Duque de Guyenne)
  • Conde de Champagne

Unos años más tarde, antes del 1228, se agregaron tres nuevos Pares, lo que hizo un total de doce:

  • Obispo de Laon
  • Conde de Flandes
  • Conde de Toulouse

Estos doce pares eran conocidos como la antigua nobleza o pairie ancienne, y se decía que este número había sido elegido para reflejar los doce paladines de Carlomagno según las Chansons de geste. Hubo también un paralelismo con los míticos Caballeros de la Tabla Redonda bajo el Rey Arturo. Tan popular fue esta creencia, que por mucho tiempo se pensó que los Pares se habían originado en el reino de Carlomagno, quien fue considerado como el rey modelo y un brillante ejemplo de caballerosidad y nobleza.



Alexandre Angélique de Talleyrand-Périgord, Arzobispo de Reims y de París (1736-1821)


Cuando dejaron de ser doce durante la coronación (debido al hecho que la mayoría de los pares laicos fueron confiscados o fusionados a la corona), el rey elegía delegados, principalmente entre los Príncipes de la Sangre.


A principios del siglo XIII el Ducado de Normandía fue absorbido por la corona francesa y más tarde pasó lo mismo con dos más de los pares laicos, por este motivo en 1297 fueron creados tres nuevos pares: el Condado de Artois, el Ducado de Anjou y el Ducado de Bretaña, para compensar los tres pares desaparecidos.


Así, en 1297 comenzó la creación de nuevos pares a través de patentes reales que especificaban el feudo al cual el Par estaba ligado y las condiciones bajo las cuales el feudo debía ser transmitido (por ejemplo, solo a través de herederos masculinos) para los Príncipes de la sangre que tenían la garantía de una herencia (“infantazgo”). Para 1328 todos los sujetos a este sistema debían ser pares.


El Armorial de Gelre (1370-1395):
El Rey de Francia (Charles V), El Delfín, Duque de Anjou (Louis), Duque de Berry (Jean), Duque de Borgoña (Philippe), Duque de Bourbon (Louis II), Duque de Orleans (Philippe), Gascoña (armas legendarias del Duque de Guyenne, Par de Francia), Conde de Artois, Conde de Blois (Jean II), Conde de Alençon (Pierre II de Valois), Conde de Etampes (Louis II d’Evreux)


El número de Pares laicos se incrementó con el tiempo: de siete en 1297 a veintiséis en 1400, veintiuno en 1505 y veinticuatro en 1588. Para 1789 eran cuarenta y tres, incluyendo cinco sostenidos por Príncipes de la Sangre (Orléans, Condé, Borbón, Enghien y Conti), un príncipe legitimado (Penthièvre) y treinta y siete laicos, desde el Ducado de Uzés, creado en 1572, al Ducado de Aubigny, creado en 1787.


Además de su participación en la coronación de los reyes de Francia, los privilegios de los Pares eran ubicación de gran precedencia, los títulos Monseigneur, Votre Grandeur y el tratamiento mon cousin, sugiriendo parentesco con la familia real, o al menos el mismo rango, por el rey y un priviligium fori. Esto significaba que los procedimientos judiciales concernientes a los pares y sus feudos eran exclusivamente jurisdicción de la Corte de Pares. Tenían también el derecho a un asiento en los litigios judiciales en presencia del rey y hablar antes que el Parlamento de París. Obtenían altos cargos en la Corte y algunos privilegios menores como ingresar a los patios de los castillos reales en sus propios carruajes.


Ornamentos exteriores de los blasones de un duque y par de Francia


Mientras muchos pares laicos se extinguieron con el paso del tiempo, las dignidades clericales, por el contrario, no se terminaban y sólo una séptima fue creada antes de la Revolución francesa -en 1690 para el Arzobispo de París-, tomando precedencia después de las seis originales. Después de centurias de mera subordinación, fue creado como segundo Arzobispo-Duque el titular del Ducado de Saint-Cloud.


Primera República y el Primer Imperio

La nobleza original del reino francés, con todos sus títulos de la época feudal, fue abolida durante la Revolución, en la noche del 4 de agosto de 1789, la “Noche de la Abolición del Feudalismo”.


Napoleón Bonaparte (emperador de los franceses desde 1804) “reinventó” las funciones de la pairie ancienne; creó en 1806 el exclusivo título de duché grand-fief (“duque de gran feudo”) para los jefes de estados políticamente insignificantes de partes de Italia no anexionadas al Imperio y recreó las funciones honorarias para su propia coronación, pero ahora convertidos en grandes oficiales, no vinculados a feudos.

Jean Lannes, Duque de Montebello y Mariscal de Francia (1769-1809)


Napoleón reinstituyó los títulos nobiliarios franceses en 1808 pero no creó un sistema de Pares comparable al Reino Unido. Instauró una Cámara de Pares luego de su retorno de Elba en 1805 pero no fue constituida antes de su abdicación al fin de los Cien Días.


Restauración


La nobleza francesa fue recreada por la Carta de 1814 con la restauración Borbónica, aunque sobre una base diferente a la de antes de 1789.


Fue creada una nueva Chambre des pairs, bajo el modelo de la Cámara de los Lores británica. Sus miembros eran nombrados por el rey, sin límite de número, comenzando con 154 que incluían todos los Pares laicos supervivientes a la Revolución (excepto el Ducado de Aubigny) y el Arzobispo de Reims, el Obispo de Langres y el de Châlon.


Trece pares eran también prelados. La nobleza era en vida del titular o hereditaria, otorgada por la voluntad del rey. Los miembros masculinos de la familia real y descendientes en línea masculina de monarcas anteriores (princes du sang) eran Pares por nacimiento (pairs-nés) pero necesitaban permiso explícito del rey para sentarse en cada sesión de la Cámara de Pares. Aunque primero comprendía solo pares hereditarios, la Cámara se convirtió en un organismo en el que se incluían nobles en vida (no hereditarios) luego de la revolución de julio de 1830.


En la Revolución de 1848, la Cámara de Pares se disolvió y la nobleza de Francia fue abolida definitivamente.


El drapeau blanc o pabellón real de Francia


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada