viernes, 27 de noviembre de 2009

Casa Jagellon


Algirdas Jagellon (1296-1377), Gran Duque de Lituania a partir de 1345, es el antepasado y punto de partida de una saga dinástica lituana que iba a hacerse con la corona polaca 40 años después y una generación más tarde.


Algirdas Jagellon casó en primeras nupcias con la princesa María de Vitebsk en 1318. De esa unión proceden las familias de los Príncipes Trubetzkoï y de los Príncipes Czartoryski, que hoy tienen descendencia. En 1346, cuando ya era Gran Duque de Lituania y viudo, Algirdas desposó a Juliana, hija del Gran Duque Alejandro de Tver (fallecida en 1392). De este segundo matrimonio nació Ladislao II (1351?-1434), Gran Duque de Lituania de 1377 a 1401 y Rey de Polonia de 1386 a 1434. Casó en 1422 con la princesa Sofía de Holszany (c.1405-1461), dando origen a la dinastía polaco-lituana de los Jagellon, destinada a regir los destinos del reino de Polonia durante 186 años (de 1386 a 1572) y de los reinos de Bohemia y Hungría entre 1440 y 1526.


Władysław II Jagiełło, rey de Polonia en 1386


Los Jagellon dieron 7 reyes a Polonia:


  • Ladislao II (1386 a 1434)
  • Ladislao III (1434 a 1444), también rey de Hungría en 1440
  • Casimiro IV (1447 a 1492), Gran Duque de Lituania en 1440
  • Juan-Alberto I (1492 a 1501)
  • Alejandro I (1501 a 1506), Gran Duque de Lituania en 1492
  • Segismundo I (1506 a 1548)
  • Segismundo II Augusto (1548 a 1572)


Sigismund II Augustus (1548)


A la muerte sin herederos directos del último Jagellon, Segismundo II Augusto, el trono polaco dejó de ser "propiedad" de una dinastía pasando a ser "electivo". Tras menos de un año de interregno, la corona polaca fue ofrecida a un príncipe francés, Enrique, duque de Anjou (1551-1589), hermano del rey Carlos IX de Francia, elegido por la Dieta; Enrique de Valois pasó entonces a regir fugazmente los destinos de Polonia de 1573 a 1574, abandonando súbitamente Cracovia cuando falleció repentinamente su hermano Carlos IX de Francia y al ser su heredero más directo, convirtiéndose en Enrique III de Francia.


Tras la huida del soberano francés, la corona polaca vino a ser atribuida al príncipe Esteban Báthory, cuñado póstumo del difunto rey Segismundo II Augusto de Polonia al desposarse interesadamente con la princesa Ana Jagellon (1523-1596), meses después de su elección al trono, convertido en rey Esteban I de Polonia (1533-1586).


Anna Jagiellonka, Dei gratia Infans Regni Poloniae (1595)


La hermana menor de Ana, la princesa Catalina Jagellon (1526-1583), ya era entonces esposa desde 1562 del rey de Suecia, Juan III Vasa, y el hijo de ambos se hizo con el trono polaco en 1587 al fallecer Esteban I Bathory sin descendientes, con el nombre de Segismundo III (1566-1632). Este hecho no le impidió heredar la corona sueca en 1592 y que dos de sus hijos habidos de sus dos sucesivos matrimonios fueran a su vez reyes de Polonia:


-Ladislao IV Segismundo (1632-1648)
-Juan II Casimiro V (1648-1668)



El Águila Blanca coronada, que durante siete siglos ha sido el escudo de armas del estado polaco


A partir de 1668, ningún descendiente de la dinastía Jagellon volvió a sentarse en el trono polaco, con una excepción a modo de guiño histórico, ya que en 1764 era elegido rey de Polonia Estanislao II Augusto Poniatowski (1732-1798), hijo de una princesa Czartoryski, descendiente del primer Jagellon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada