jueves, 23 de febrero de 2012

La Dinastía Pahlavi

La dinastía Pahlavi (en persa, دودمان پهلوی) comprende dos monarcas iraníes reinantes y su descendencia, padre e hijo Reza Shah Pahlavi, que reinó entre 1925 y 1941 y Mohammad Reza Shah Pahlavi, que reinó entre 1941 y 1979.

Los Pahlavi llegaron al poder después de que Ahmad Shah Qajar, el último gobernante de la dinastía Qajar, fuera incapaz de detener la invasión británica y soviética a la soberanía iraní y, al ser derrocado en un golpe militar, abdicó su trono y se fue al exilio en Francia. La Asamblea Nacional, conocida como Majlis, convocada como una asamblea constituyente el 12 de diciembre de 1925, depuso al joven Ahmad Shah Qajar y declaró a Reza Shah como el nuevo monarca del Estado Imperial de Persia. En 1935, Reza Shah instruyó a las embajadas extranjeras para que llamaran a Persia por su antiguo nombre persa, Irán.


La dinastía Pahlavi fue, asimismo, derrocada en 1979 cuando el hijo de Reza Shah, Mohammad Reza, fue forzado al exilio por una revolución islámica encabezada por Ruhollah Khomeini.


Establecimiento


En 1921, Reza Khan, un oficial de la Brigada Persa de Cosacos de Irán, utilizó sus tropas para apoyar el exitoso golpe de Estado contra el gobierno de la dinastía Qajar. A lo largo de cuatro años se había instaurado como la persona más poderosa en el país por la supresión de las rebeliones y el establecimiento del orden. En 1925, una asamblea especialmente convocada depuso a Ahmad Shah Qajar, el último monarca Qajar, y nombró a Reza Khan, quien antes había adoptado el apellido Pahlavi, como el nuevo sha.


Reza Shah tenía ambiciosos planes para la modernización de Irán. Estos planes incluían el desarrollo de industrias de gran escala, implementando importantes proyectos de infraestructura, construyendo un sistema ferroviario a través del país, estableciendo un sistema nacional de educación pública, reformando el poder judicial, y mejorando el cuidado de la salud. Él creía que un fuerte gobierno centralizado gestionado por personal educado podría llevar a cabo sus planes.



El fundador de la dinastía: Reza Shah


El nuevo sha envió a cientos de iraníes, entre ellos su hijo, a Europa para su formación. Durante 16 años, desde 1925 a 1941, numerosos proyectos de desarrollo de Reza Shah de Irán transformaron a Irán en un país urbanizado. La educación pública progresó rápidamente y se desarrollaron nuevas clases sociales, una clase media profesional y una clase obrera industrial.


Por mediados de 1930 un fuerte gobierno secular de Reza Shah causó descontento entre algunos grupos, en particular, el clero, que se oponía a sus reformas. En 1935, Reza Pahlavi emitió un decreto pidiendo a los delegados extranjeros a utilizar el término Irán en la correspondencia formal, de acuerdo con el hecho de que "Persia" era un término usado por los pueblos occidentales para el país "Irán" en persa. Después de que algunos eruditos protestaron, su sucesor, Mohammad Reza Pahlavi, anunció en 1959 que tanto Persia como Irán eran aceptables y podrían ser utilizados indistintamente.


Reza Shah trató de evitar involucrarse con Gran Bretaña y la Unión Soviética. Aunque muchos de sus proyectos de desarrollo requerían conocimientos técnicos extranjeros, evitó la adjudicación de contratos a las empresas británicas y soviéticas. Aunque Gran Bretaña, siendo propietaria de la Anglo-Iranian Oil Company, controlaba todos los recursos petrolíferos de Irán, Reza Shah prefirió obtener la asistencia técnica de Alemania, Francia, Italia y otros países europeos. Esto creó problemas a Irán después de 1939, cuando Alemania y Gran Bretaña se convirtieron en enemigos en la Segunda Guerra Mundial. Reza Shah proclamó a Irán como un país neutral, pero Gran Bretaña insistía en que los ingenieros y técnicos alemanes en Irán eran espías con misiones para sabotear las instalaciones petroleras británicas en el suroeste de Irán. Gran Bretaña exigió que Irán expulsara a todos los ciudadanos alemanes, pero Reza Shah se negó, alegando que esto tendría impactos negativos en sus proyectos de desarrollo.


Reza Shah Pahlavi (de capa) visita Turquía: 1930


Segunda Guerra Mundial


Tras la invasión alemana de la Unión Soviética en junio de 1941, Gran Bretaña y la Unión Soviética se convirtieron en aliados. Ambos países vieron el recién inaugurado Ferrocarril Trans-iraní como una ruta atractiva para el transporte de suministros desde el Golfo Pérsico a la Unión Soviética. En agosto de 1941, debido a Reza Shah se negó a expulsar a los ciudadanos alemanes, Gran Bretaña y la Unión Soviética invadieron Irán, arrestaron al Sha y lo enviaron al exilio, tomando el control de las comunicaciones y el ferrocarril de Irán. En 1942, Estados Unidos, un aliado de Gran Bretaña y de la URSS durante la guerra, envió una fuerza militar a Irán para ayudar a mantener y operar las secciones de la vía férrea. Durante los próximos meses, los tres países tomaron el control de los recursos petroleros de Irán y se aseguraron un corredor de suministro para sí mismos. El régimen de Reza Shah se derrumbó, y las autoridades estadounidenses, británicas y soviéticas limitaron los poderes del gobierno que quedaba. Permitieron al hijo de Reza Shah, Mohamed Reza Pahlevi, que accediera al trono.


En enero de 1942 firmaron un acuerdo con Irán para que respetar la independencia de aquel país y retirar sus tropas dentro de los seis meses posteriores al final de la guerra. En 1943, en la Conferencia de Teherán, Estados Unidos reafirmó este compromiso. En 1945, la URSS se negó a anunciar un tiempo para salir de las provincias del noroeste de Irán, Azerbaiyán Oriental y Azerbaiyán Occidental, donde los soviéticos, apoyados por los movimientos autonomistas, se habían desarrollado. En ese momento, el Partido Tudeh de Irán un partido comunista que ya era influyente y tenía representación parlamentaria, se estaba convirtiendo cada vez más militante, especialmente en el Norte. Éste promovió acciones desde el lado del gobierno, incluyendo intentos de las fuerzas armadas iraníes para restaurar el orden en las provincias del norte. Si bien la sede Tudeh en Teherán fue ocupada y la sucursal de Isfahan aplastada, las tropas soviéticas presentes en las regiones del norte del país impidieron que las fuerzas iraníes entraran. Así, a finales del otoño de 1945, el norte estaba virtualmente controlado por el Tudeh y sus afiliados.



El sha y el príncipe heredero, Mohammad Reza, en septiembre de 1941, pocos días antes de la abdicación de Reza Shah.


La Unión Soviética retiró sus tropas en mayo de 1946, pero las tensiones continuaron durante varios meses. Este episodio fue uno de los eventos precipitantes de la incipiente Guerra Fría, la rivalidad de posguerra entre Estados Unidos y sus aliados por un lado y la Unión Soviética y sus aliados por otro.


El sistema político de Irán se hizo cada vez más abierto. Los partidos políticos se desarrollaron y en 1944 la elección Majlis fue la primera elección verdaderamente competitiva en más de 20 años. La influencia extranjera seguía siendo un tema muy sensible para todas las partes. La Anglo-Iranian Oil Company (AIOC), que era propiedad del gobierno británico, continuaba produciendo y comercializando el petróleo iraní. A principios de 1930 algunos iraníes comenzaron a abogar por la nacionalización de los campos petroleros del país. Después de 1946 esto se convirtió en un movimiento político cada vez más popular.


La Guerra Fría


Mohammad Reza Pahlavi reemplazó a su padre en el trono el 16 de septiembre de 1941. Este sha quería continuar con las políticas de reforma de su padre, pero un concurso por el control del gobierno pronto estalló entre él y un político más profesional, el nacionalista Mohammad Mosaddegh.


A pesar de su promesa de actuar como un monarca constitucional que sería ceder ante el poder del gobierno parlamentario, Mohamed Reza Pahlavi cada vez se involucró en los asuntos gubernamentales. Se concentró en revivir el ejército y garantizar que éste permanecería bajo el control real como base del poder principal de la monarquía. En 1949 un intento de asesinato contra el monarca, atribuido al partido pro-soviético Tudeh, dio lugar a la prohibición de ese partido y la expansión de los poderes constitucionales del Sha.



Medallón conmemorativo de la boda de Mohammad Reza Pahlavi, príncipe heredero de Irán, con la Princesa Fawzia de Egipto (marzo de 1939).

En 1951, el Majlis (Parlamento de Irán) llamó a Mohammad Mossadegh como nuevo primer ministro por una votación de 79-12 y éste poco después nacionalizó la industria petrolera de propiedad británica. Mossadegh fue rechazado por el sha, que temía un embargo de petróleo resultante impuesto por Occidente que dejaría a Irán en la ruina económica. El sha huyó de Irán, pero regresó cuando el Reino Unido y Estados Unidos organizaron un golpe contra Mossadegh en agosto de 1953. Mossadegh fue detenido por fuerzas del ejército pro-sha.

En el contexto de la crisis regional y la Guerra Fría, el sha se estableció como un aliado indispensable de Occidente. En el plano interno, abogó por las políticas de reforma, culminando en el programa de 1963 conocido como la Revolución Blanca, que incluía la reforma agraria, la extensión del derecho de voto a las mujeres y la eliminación del analfabetismo. Grandes planes para construir la infraestructura de Irán se llevaron a cabo, una nueva clase media comenzó a florecer y, en menos de dos décadas, Irán se convirtió en la indiscutible gran potencia económica y militar del Oriente Medio.


Sin embargo, estas medidas y la creciente arbitrariedad del régimen de Mohammad Reza provocaron a los líderes religiosos, quienes temían perder su autoridad tradicional, y a los intelectuales en busca de reformas democráticas. Estos opositores criticaron el sha por sus reformas o por violación de la Constitución, que colocaba límites al poder real y establecía un gobierno representativo.


Portada de la revista Paris Match, del 14 de octubre de 1961, con el Shah y la Shahbanu (su tercera esposa) en fastuoso atavío.


Mohammad Reza se consideraba heredero de los reyes del antiguo Irán y en 1971 fue anfitrión de una hiperbólica celebración por los 2.500 años de la monarquía persa. En 1976 el monarca reemplazó el calendario (año 1355) con un calendario "Imperial" (año 2535), que comenzaba con la fundación del Imperio Persa más de 25 siglos antes. Estas acciones fueron vistas como anti-islámicas y resultaron en más oposición religiosa por parte del clero.


El colapso de la dinastía


El gobierno del Shah suprimió a sus oponentes con la ayuda de la policía secreta iraní para la seguridad y la inteligencia, la SAVAK. Tales opositores incluían miembros del Partido Comunista Tudeh.


A mediados de los años 1970, basándose en el aumento de los ingresos del petróleo, el sha inició una serie de planes aún más ambiciosos y más audaces para el progreso de su país y la marcha hacia la "Revolución Blanca". Sin embargo, sus avances socio-económicos irritaban cada vez más al clero. Los líderes islámicos, en particular, el clérigo exiliado ayatollah Ruhollah Khomeini, fueron capaces de enfocar este descontento con una ideología ligada a los principios islámicos que exigían el derrocamiento del sha y el regreso a las tradiciones islámicas, llamados la Revolución Islámica. El gobierno del sha se derrumbó después de los levantamientos generalizados en 1978 y 1979. La Revolución Islámica disolvió la SAVAK y la reemplazó con la SAVAMA. Fue ejecutada después de la revolución, según fuentes estadounidenses y fuentes iraníes exiliadas, por el general Hossein Fardoust, que fue jefe adjunto de la SAVAK bajo el Mohammad Reza Pahlavi y un amigo de la niñez del depuesto monarca.



Farah Pahlavi ante la tumba del último Sha (El Cairo, 2008)


El sha abandonó el país y, junto a su familia, se exilió en diversos países, Marruecos, Bahamas, México, Estados Unidos, Panamá y, finalmente Egipto, donde fueron acogidos como invitados de Anwar Sadat. El último sha murió de cáncer el 27 de julio de 1980 en El Cairo, donde fue enterrado en una ceremonia, que según Jehan Sadat, nunca se había producido antes en cuanto a solemnidad y grandiosidad. La Shahbanu viuda estaba a la cabeza.

A su muerte, su hijo el príncipe Reza Pahlavi le sucedió in absentia, como heredero de la dinastía Pahlavi. Pahlavi y su esposa viven en Estados Unidos, en Potomac, Maryland, con tres hijas.


Jefes imperiales de la dinastía Pahlavi (1925-1979)

15 de diciembre de 1925-16 de septiembre de 1941: Reza Pahlavi, hijo de Abbas Ali (1878-1944)

16 de septiembre de 1941-11 de febrero de 1979: Mohammad-Reza Pahlavi, hijo de Reza Pahlavi (1919-1980)



La última foto oficial del Sha y su consorte (16 de enero de 1979)

Jefes post-imperiales de la dinastía Pahlavi (1979-presente)

11 de febrero 1979-27 de julio de 1980: Mohammad-Reza Pahlavi, hijo de Reza Pahlavi (1919-1980)

27 de julio de 1980-27 de julio de 1981: Farah Pahlavi, esposa de Mohammad Reza Pahlavi (1938 - )

27 de julio de 1981-Presente: Reza Pahlavi II, hijo de Mohammad Reza Pahlavi (1960 - )

1 comentario:

  1. Hola, y el padre Reza Shah Pahlavi, tenia hermanos? se sabe si algunos Reza llegaron a México a finales de 1800? como se puede ver el árbol genealogico de los Reza?

    ResponderEliminar