lunes, 4 de abril de 2011

El reino de los Helenos

La historia de Grecia es una de las más tempranamente documentadas y estudiadas. En la antigüedad, Grecia fue una de las regiones con mayor desarrollo tecnológico en Occidente y poseía una rica tradición cultural. Fue famosa por sus conocimientos científicos, sus pensadores y escritores, su arte y su religión, al punto que se la suele llamar "la cuna de la civilización occidental" por la obra de sus grandes pensadores y artistas. La civilización griega tuvo un fuerte desarrollo en el campo filosófico.

El país que actualmente se denomina Grecia se conocía antiguamente como Hélade, pero no formaba un estado centralizado y políticamente estaba fragmentado en numerosas poleis (singular polis) o ciudades-estado independientes entre sí, que unas veces se aliaban y otras se enfrentaban en guerras sangrientas.

Desde la división del Imperio entre Arcadio y Honorio (395), Grecia formó parte del Imperio romano de Oriente o Imperio bizantino, cuya base cultural fue helénica. Las invasiones de pueblos germánicos y eslavos modificaron la composición étnica de la población. Numerosos pueblos eslavos se establecieron en las zonas montañosas, mientras que los griegos se refugiaron en las costas y en las islas. Estos eslavos fueron lentamente helenizados.

Los turcos otomanos controlaron la Grecia peninsular desde el siglo XV, pero algunas islas permanecieron bajo la soberanía de Venecia hasta el siglo XVIII. Durante la dominación turca, los griegos pudieron conservar sus características nacionales y practicar su religión mediante el pago de un impuesto especial. Los turcos confiscaron algunas tierras para repartirlas entre sus funcionarios civiles y religiosos. En otros casos respetaron las posesiones de los antiguos propietarios.


Jóvenes griegas siendo convertidas al Islam

Durante los siglos XVI, XVII y XVIII se sucedieron las insurrecciones de los helenos, que se multiplicaron en los períodos en que Turquía se enfrentaba con alguna potencia europea. En el siglo XVIII la decadencia del Imperio otomano favoreció la formación de grupos de bandoleros y piratas, que se convirtieron en los primeros núcleos del levantamiento nacional. A finales de ese siglo, algunos griegos emigrados organizaron sociedades patrióticas para preparar el alzamiento. Estos emigrados propagaron con éxito en Europa los ideales del nacionalismo griego.

Independencia

Iniciada la revuelta en 1820, la sublevación se extendió rápidamente y en 1822 la Asamblea de Epidauro proclamó la independencia. Divididos por luchas internas, los sublevados no pudieron evitar que los turcos, con el apoyo de Egipto, reconquistaran el país en dos años (1826-1827); pero las simpatías despertadas en toda Europa por el movimiento nacionalista griego se plasmaron en el Tratado de Londres, en el que Francia, Inglaterra y Rusia proclamaron la autonomía de Grecia bajo la soberanía turca. La destrucción de la flota turco-egipcia en Navarino obligó al sultán a firmar el Tratado de Adrianópolis (1829), en el que se reconocía lo ya establecido.


Lord Byron fue un prominente filoheleno inglés que fue muerto durante la revolución griega

Una conferencia en Londres ofreció entonces el trono griego al príncipe Leopoldo de Sajonia-Coburgo, pero éste no lo aceptó, alegando que las fronteras que habían sido asignadas al nuevo estado lo reducían demasiado. Después del asesinato de Ioannis Kapodistrias, quien gobernaba dictatorialmente estos territorios liberados del yugo otomano, las potencias europeas designaron en 1832 como rey de Grecia a Otón Wittelsbach, hijo de Luis I de Baviera. Así pues, puede decirse que el reino de Grecia empieza en marzo de 1832. No llegará a cumplir 150 años, con un intermedio de más de 10 años republicanos.

Otón ejerció el absolutismo hasta el golpe de Estado de 1843, que le obligó a conceder algunas libertades formales, aunque mantuvo su gobierno de carácter autoritario gracias al apoyo de Rusia. Sus treinta años de reinado estuvieron marcados por las disensiones internas, la pobreza del país, el constante e incontrolable bandidaje y, como resultado de ello, la completa impopularidad de su real persona. Depuesto en 1862, la Asamblea griega proclamó rey al príncipe Alfredo de Gran Bretaña, pero el gobierno inglés contestó con una negativa. Como remedio, le propusieron la corona al príncipe Jorge de Dinamarca, de 17 años, hijo del rey Christian IX y cuñado del Príncipe de Gales. Éste aceptó tomando el nombre de Jorge I de Grecia. En 1864 una nueva Constitución redujo los poderes monárquicos e instauró el sufragio universal. Casado con la Gran Duquesa Olga de Rusia, su dinastía perdurará en Grecia poco más de cien años.


Primer estandarte real de Grecia (1863-1913). Similar a la bandera danesa, con la Cruz Nórdica y el escudo de armas de la Casa de Glücksburg.

Durante el reinado de Jorge I, Grecia tuvo derrotas y victorias contra los turcos, así como diferencias diplomáticas con las grandes potencias. Tras el golpe de Estado de 1909, Eleftherios Venizelos fue nombrado primer ministro. En 1912 y 1913 estallaron las Guerras de los Balcanes, al término de las cuales Grecia dobló su territorio por la incorporación de Tesalia, parte de Macedonia, el Epiro, Tracia y las islas de Samos, Quíos, Lesbos y Lemnos. A favor del rey griego está el sentimiento panbalcánico que unió a su nación con Bulgaria, Serbia y Montenegro contra Turquía. En 1913 Jorge I fue asesinado en Salónica y le sucedió su primogénito Constantino.

Al estallar la Primera Guerra Mundial el país estaba dividido en dos facciones, la germanófila, que dirigía el rey Constantino I (por estar casado con Sofía de Prusia era cuñado del káiser Guillermo), y la pro-aliada, cuyo jefe era Venizelos. En los primeros tiempos Grecia era neutral, pero, a medida que el conflicto se extendía entre los Estados balcánicos, las discrepancias entre el monarca y Venizelos se agudizaron. Esta crisis interna favoreció la ocupación de Macedonia por las Potencias Centrales, y la de Salónica, el istmo de Corinto y El Pireo por los Aliados (1915). En septiembre de 1916, Venizelos estableció un Gobierno provisional en Salónica y, con la ayuda de los Aliados se apoderó de Atenas en junio de 1917. Constantino tuvo que irse del país y ceder el trono a su segundo hijo, Alejandro. Al poco tiempo, Grecia declaró la guerra a las Potencias Centrales. Al finalizar el conflicto obtuvo por el Tratado de Neuilly, firmado con Bulgaria, la Tracia Occidental, y por el Tratado de Sèvres, firmado con Turquía, la Tracia Oriental hasta el mar Negro, excepto la región de Estambul y el territorio de Esmirna en el Asia Menor.


El Rey Constantino I durante la Segunda Guerra Balcánica

En octubre de 1920 murió el rey Alejandro I y, mediante un plebiscito, Constantino regresó a Grecia (diciembre de 1920) mientras Venizelos se exiliaba en Francia. Los militares venizelistas consiguieron hacerle abdicar de nuevo el 27 de septiembre de 1922 (tres meses y medio antes de su muerte), sustituyéndole por su hijo mayor, Jorge II, mero títere en manos de los oficiales del ejército.

En julio de 1923, por el Tratado de Lausana, firmado con Turquía, Grecia renunció a la Tracia Oriental y a Esmirna y aceptó la repatriación de 1.400.000 refugiados griegos. Esta inmigración masiva agravó la situación económica, lo que favoreció el desarrollo de la oposición republicana y del Partido Comunista. En octubre de 1923 fracasó un golpe de Estado dirigido por el general Ioannis Metaxas que se proponía fortalecer la monarquía, lo que alentó a los partidarios de la República. En diciembre del mismo año, a causa de la creciente presión popular, Jorge II abdicó y se instauró una regencia. El 1º de mayo de 1924 se proclamaba la república en Grecia.

La vida de este nuevo régimen no fue muy larga. En noviembre de 1935 regresó Jorge II de su exilio en Inglaterra, apoyado por ésta, tras haberse celebrado un plebiscito (monarquía o república) que, totalmente falseado, dio el resultado oficial de la reinstauración. En 1936, un nuevo golpe de Estado militar erigió en dictador al general Metaxas quien, aunque respetó la monarquía, declaró la ley marcial, disolvió el Parlamento, prohibió los partidos políticos y organizó un régimen sumamente represivo contra cualquier clase de oposición. Jorge II no solo le permitió todas sus actividades anticonstitucionales, sino que le nombró primer ministro vitalicio el 30 de julio de 1938.


Jorge II de Grecia y su esposa, Elisabeth de Rumania, en el exilio inglés (1931)

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Grecia intentó mantener su neutralidad. Aunque Metaxas se orientaba ideológicamente hacia el campo de las Potencias fascistas del Eje y el rey se mostraba inclinado hacia la causa británica, el ultimátum de Italia del 19 de octubre de 1940, en el que se exigían bases estratégicas en territorio griego, arrojó a Grecia en manos de los aliados. La inmediata invasión italiana desde Albania fue contrarrestada; pero la ofensiva alemana de abril de 1941 no pudo ser contenida, y empezó la ocupación alemana, a la vez que el rey y su gobierno se exiliaron en Egipto.

Jorge II regresó a Atenas el 28 de septiembre de 1946, después de que un plebiscito (esta vez no falseado) diera un resultado a favor de la monarquía. Poco tiempo pudo ocupar el trono al que había ascendido por tercera vez, pues murió el 1º de abril de 1947. Le sucedió su hermano como Pablo I.

La guerra civil entre grupos comunistas y las fuerzas gubernamentales prosiguió hasta que, en 1950, ante la imposibilidad de proseguir la lucha, los últimos guerrilleros hubieron de refugiarse en Albania. Las fuerzas de la derecha dominaron el país apoyadas en el ejército y la policía. La importancia estratégica del país posibilitó una notable ayuda militar y económica de Estados Unidos, que sustituyó a Gran Bretaña como principal aliado de Grecia e inspirador de la política de su monarquía.

Dracma de 1963 conmemorando el centenario del reinado griego de la Casa de Glücksburg. Desde la cima, en el orden de las manecillas del reloj: Pávlos, Geórgios II, Aléxandros, Konstantinos y Geórgios I.

Aunque ya no era la clara dictadura anterior, el poder político se encontraba fuera del Parlamento e incluso del gobierno: estaba en manos del rey, de sus consejeros, del ejército y, detrás de todos ellos, la vigilante CIA norteamericana. Pero, pese a todas las presiones oficiales y policiales, el Partido de la Unión del Centro, dirigido por Giorgios Papandreu (que aliaba a liberales y socialdemócratas), ganó por mayoría absoluta las elecciones del 16 de febrero de 1964. Naturalmente, Pablo I no tuvo más remedio que nombrar a Papandreu como primer ministro. El rey falleció el 6 de marzo de ese mismo año, dejando como sucesor a su hijo, Constantino II.

El primer ministro Papandreu introdujo reformas sociales y aceleró la liberación de los presos políticos de la guerra civil, incluidos los comunistas, lo que le enfrentó a violentas críticas de la derecha. A partir de ese momento la inestable situación política derivó en el golpe de Estado de los oficiales de extrema derecha del ejército, en 1966. El régimen suspende la Constitución, establece una rígida censura y los funcionarios son obligados a firmar una declaración de lealtad a la Junta Militar. El enfrentamiento del rey con esta Junta, hace que, en diciembre de 1967, parta a Roma con su familia. El gobierno militar termina definitivamente con el reino de Grecia en junio de 1973, cuando el general Papadópulos es proclamado presidente de la nueva República griega.


Bautismo del Príncipe Heredero Pavlos, primogénito de Constantino II, en la Catedral Ortodoxa Griega de Atenas (29 de junio de 1967). De izquierda a derecha: Reina Federica de los Helenos, Princesa Sofía de España, Reina Ana María (con el Príncipe Heredero en brazos), Princesa Irene, Rey Constantino II de los Helenos y Princesa Alexia de Grecia.


Primera República Helénica, 1828-1833


* Ioannis Kapodistria (1828 a 1831)


* Augustinos Kapodistrias (1831 a 1832)


* Consejo de Gobierno (1832-1833)


Casa de Wittelsbach, 1833-1862


* Otón I (1833-1862)


Casa de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg, 1863-1924


* Jorge I (1863-1913)


* Constantino I (1913–1917) 1ª vez


* Alejandro I (1917–1920)


* Constantino I (1920–1922) 2ª vez


* Jorge II (1922–1924) 1ª vez


Segunda República Helénica, 1924-1935


* Pavlos Kunturiotis (1924 a 1926) 1ª vez


* Theodoros Pangalos (15 de marzo a 24 de agosto de 1926)


* Pavlos Kunturiotis (1926 a 1929) 2ª vez


* Alexandros Zaimis (1929 a 1935)


Casa de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg (Restaurada), 1935-1973


* Jorge II (1935–1947) 2ª vez


* Pablo I (1947–1964)


* Constantino II (1964–1973, exiliado desde 1967)



Insignia naval del Estado y de Guerra de la Familia Real Griega durante el Reino de Grecia (1863-1924 y 1935-1970)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada