domingo, 30 de enero de 2011

Los Farnese de Parma

Los Farnesio (en italiano: Farnese) fueron una influyente familia italiana de la aristocracia que ostentó el ducado de Parma entre 1545 y 1731. Sus importantes miembros incluyeron al Papa Pablo III, el cardenal Alessandro Farnese y los Duques de Parma y Piacenza.

El encumbramiento de los Farnesio y su enlace con las más ilustres familias romanas tuvo lugar en tiempos de Ranuccio Farnese, el Viejo, protegido del papa Eugenio IV. Ranuccio casó a su hijo Gabrielle Francesco con Isabella Orsini, y a su hijo Pier Luigi, continuador de la estirpe, con Giovanella Caetani; de esa matrimonio nacieron el que sería Papa Pablo III y Julia Farnesio.

Entre los siglos XVI y XVII los Farnesio se distinguieron por su protección a las artes, a ellos se debe la construcción del Palazzo Farnese en Roma, la Villa Farnese en Caprarola, la Iglesia del Gesù en Roma y el Palazzo della Pilotta en Parma, actualmente Galería Nacional de Parma.


Orígenes

La familia podía trazar sus orígenes a alrededor del año 984 y tomó su nombre de una de las más antiguas de sus posesiones feudales, Castrum Farneti. Ha habido cierto debate sobre los orígenes del nombre Farnesti / Farnesio. Algunos sugieren que se deriva del nombre vernáculo de un roble que se encuentra en la región, el Farnia (Quercus robur), pero otros han sostenido que debe su origen a la Fara, un término de origen lombardo utiliza para denotar un determinado grupo social. En el siglo XII, se registran como feudatarios menores en las áreas de Toscana y Orvieto, varios miembros ocupaban cargos políticos en este último municipio. Un Pietro derrotó a los gibelinos toscanos en 1110 y, lo más probable es que lucharan contra los italo-normandos en 1134. Su hijo Prudenzio fue cónsul en Orvieto y derrotó a los gibelinos de Orvieto con el respaldo de Siena; otro Pietro defendió la ciudad contra el emperador Enrique VI. En 1254, un Ranuccio derrotó las tropas de Todi y luchó para el Papa Urbano IV en contra de Manfredo de Sicilia.Su hijo Nicolás se encontraba en el ejército güelfo en la Batalla de Benevento (1266).



Armas del Cardenal Farnese en el cielorraso de la villa familiar de Caprarola


Los Farnesio volvieron al sur de la Toscana, Lazio, en 1319, cuando adquirieron Farnesio, Ischia di Castro y los castillos de Sala y San Savino. En 1354, el Cardenal Albornoz, a cambio de ayudar a la familia en la guerra contra los barones papales, les dio el territorio de Valentano. En este período lucharon contra las fuerzas rivales del Papa, los Prefectos di Vico. En 1362, Pietro Farnesio fue comandante en jefe del ejército florentino contra Pisa en la guerra de Volterra. Seis años más tarde Nicolás Farnesio salvó al Papa Urbano V del ataque de Giovanni di Vico, primero en el castillo de Viterbo y luego en el de Montefiascone. La lealtad a la causa del Papa hizo que los Farnesio tuvieran la confirmación de sus posesiones en el norte del Lazio y una serie de privilegios que los elevó a la misma altura que los más poderosos barones romanos de la época, como los Savelli, Orsini, Monaldeschi y Sforza de Santa Fiora.
Giulia Farnese, hija de Pier Luigi y Giovanna Caetani, fue una de las amantes de Rodrigo Borgia, el futuro Papa Alejandro VI


La familia aumentó sustancialmente su poder en el curso del siglo XV, como sus territorios llegaron a la orilla sur del Lago de Bolsena y Montalto, en gran parte debido a Ranuccio el Viejo. Era el comandante en jefe de las fuerzas de la vecina Siena contra los Orsini de Pitigliano y, después de su victoria, recibió el título de Senador de Roma. Su hijo, Gabriel Francisco, también tuvo una carrera militar, una línea de trabajo que desapareció después de tres generaciones.

El hijo de Ranuccio, Pier Luigi, se casó con un miembro de la antigua familia señorial de los Caetani (la del Papa Bonifacio VIII), dando así la mayor importancia Farnesio en Roma. Su hija, Giulia, que era amante del Papa Alejandro VI, expandió aún más la fortuna romana de su familia por persuadir al Papa para otorgar a su hermano Alessandro, el título de cardenal; bajo el sucesor de Alejandro, Julio II, se convirtió en gobernador de la Marca Anconetana y, en 1534, fue elegido Papa, tomando el nombre de Pablo III. Las características notables de su reinado incluyeron el establecimiento del Concilio de Trento y un nivel sin precedentes de nepotismo, por ejemplo, dos meses después de convertirse en Papa en 1534, hizo cardenal diácono a su nieto de 14 años de edad, Alessandro. Pablo III murió en 1549 y su papel político en la Curia pasó a su nieto Alessandro, que siguió siendo un influyente cardenal y mecenas de las artes, hasta su muerte en 1589.


El Papa Paolo III con sus dos nietos: el Cardinale Nipote Alessandro Farnese y Ottavio Farnese, Duque de Parma


Duques de Castro, Parma y Piacenza

Pablo III utilizó su posición como pontífice para aumentar el poder y las posesiones de su familia. Dio a su hijo ilegítimo, Pier Luigi, el título de Confaloniero o Gonfalone de la Iglesia y la posesión de la ciudad de Castro con el título de Duque de Castro, otorgándole la posesión de tierras desde el Mar Tirreno al Lago de Bolsena, así como el área de Ronciglione y muchos otros feudos más pequeños.

En 1545, Pablo entregó, de la tierra que pertenecía a los Estados Pontificios, los territorios más al norte de Italia a su hijo, quien tomó el título adicional del duque de Parma. Dos años más tarde Pier Luigi fue asesinado por sus nuevos súbditos bajo el mandato español. A pesar de las intrigas de Carlos V, el Papa reaccionó rápidamente y estableció a Ottavio, hijo de Pier Luigi, en el trono ducal. A Ottavio (1547-1586) se le dio el título adicional de Duque de Piacenza y en un principio estableció su corte allí donde comenzó a trabajar en un gran palacio Farnese en las orillas del río Po. Sin embargo, durante la construcción, y probablemente en respuesta a las intrigas políticas de la nobleza piacentina, Ottavio Farnesio trasladó su corte a Parma, donde tenía el Palazzo della Pilotta construido en 1583.

Ottavio Farnese, Duque de Parma desde 1547


La corte de Farnesio en Parma y Piacenza bajo el duque Ranuccio II (1630 a 1694) fue una de las más espléndidas de Italia.

El Ducado de Parma y Piacenza siguió siendo gobernado por los Farnesio hasta el siglo XVII. Pero la ciudad de Castro fue retirada de las posesiones familiares cuando los Farnesio cayeron bajo la familia Barberini del Papa Urbano VIII, que desató las Guerras de Castro. En 1649, el conflicto terminó cuando el Papa Inocencio X arrasó la ciudad.

El pequeño ducado finalmente cayó bajo el dominio y la influencia de España; la familia perdió Parma y Piacenza en 1731 cuando el último duque, Antonio Farnesio (1679-1731), murió sin herederos directos y su heredera colateral, su hermana Isabel Farnesio, reina de España, aprobó un reclamo de sus hijos, Don Carlos (futuro rey Carlos III de España) y Filippo, pasando el título a la Casa de Borbón-Parma.
El rey Felipe V y la reina consorte Isabel Farnese


El Ducado de Parma

El Duque de Parma era también el Duque de Piacenza, excepto los primeros años del gobierno de Octavio Farnesio (1549-1556), y el tiempo de los Duques Napoleónicos de Parma y Piacenza, cuando los dos fueron establecidos como posiciones separadas sostenidas por dos individuos (Jean Jacques Régis de Cambacérès, Duc de Parma y Charles François Lebrun, Duc de Plaisance).

El Duque de Parma también por lo general sostenía el título de Duque de Guastalla a partir de 1735 (cuando Carlos VI, el Sacro Emperador Romano lo tomó de Mantua) hasta 1847 (cuando el territorio fue cedido a Módena); otra vez, excepto los duques napoleónicos, cuando la hermana de Napoleón, Paulina, era la Duquesa de Guastalla.

Duques de Parma Farnesio
  • Pedro Luis 1545-1547
  • Octavio 1547-1586
  • Alejandro 1586-1592
  • Ranuccio I, 1569-1622
  • Odoardo 1622-1646
  • Ranuccio II 1646-1694
  • Francisco 1694-1727
  • Antonio 1727-1731
Duques de Parma Borbón
  • Carlos I 1731-1735 (primer hijo del Rey Felipe V de España y de Isabel Farnesio)
La Villa Farnese en Caprarola



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada