martes, 4 de enero de 2011

El patriciado romano

Las familias principescas romanas son algunas familias bien definidas de Roma, que obtuvieron un título de príncipe de los Soberanos Pontífices y son asignables a las normas establecidas por determinadas "máximas" del Consejo de Heráldica (Consulta Araldica) del Reino de Italia.

Camillo Filippo Ludovico, príncipe Borghese, príncipe van Sulmona en Rossano (1775-1832)


La Consulta Araldica, por resolución aprobada por el gobierno, aprobó las siguientes "máximas" en mérito a las familias principescas romanas:

1) es reconocida la existencia de la "clase" de los Príncipes y Duques romanos, representantes de los antiguos barones romanos;

2) a los jefes de estas familias les corresponde el título de Príncipe y Duque seguido del apellido: las mismas familias son romanos principescos y ducales;

3) la clase de los Príncipes y Duques Romanos se limita sólo a las familias que fueron reconocidas como tales por Congregazione Araldica Capitolina en su reunión de 17 de enero de 1854 (sólo aquellos que hubieran recibido dichos títulos por el Romano Pontífice y que tenían en Roma su principal domicilio);

4) el tratamiento debido a estas familias es reconocido con el título de Don prefijado al nombre de bautismo del cabeza de la familia (a los niños les compete el título de Don y Donna dei Principi y dei Ducchi), con el uso de especiales ornamentos heráldicos (pero la publicación oficial esperada en este sentido nunca se promulgó) y con el tratamiento de "Excelencia" (más tarde repudiado -con arreglo legalmente cuestionable, ya que es incompatible con el uso codificado en el Estado Pontificio- con una máxima de 18 de noviembre de 1926).


Escudo de armas de Clemente VIII Aldobrandini, del techo de la Basílica de San Juan de Letrán (Roma)

Los jefes de las familias principescas y ducales en Roma, identificados por la Congregación Heráldica Capitolina el 17 de enero de 1854 e inscriptos entre los nobles y patricios romanos, de conformidad con la voluntad soberana expresada el 2 de mayo de 1853, son los siguientes:
  • Príncipe Aldobrandini
  • Duque Altemps
  • Príncipe Altieri
  • Príncipe Barberini
  • Duque Barberini di Castelvecchio
  • Príncipe Bonaparte
  • Príncipe Boncompagni Ludovisi
  • Duque Bonelli
  • Príncipe Borghese
  • Duque Caetani
  • Duque Cesarini
  • Príncipe Chigi
  • Príncipe Colonna di Paliano
  • Príncipe Colonna di Sciarra
  • Príncipe Corsini
  • Príncipe Doria
  • Duque Lante
  • Príncipe Ludovisi Boncompagni
  • Príncipe di Montholon
  • Príncipe Odescalchi
  • Príncipe Orsini
  • Duque Ottoboni
  • Príncipe Pallavicini
  • Príncipe Rospigliosi
  • Príncipe Ruspoli
  • Duque Salviati
  • Príncipe Santacroce
  • Príncipe Strozzi
  • Duque Caffarelli
  • Duque Grazioli
  • Príncipe Conti
  • Duque Torlonia
  • Príncipe Torlonia
  • Duque Braschi
  • Príncipe Del Drago (Drago-Biscia-Gentili)
  • Príncipe Gabrieli
  • Príncipe Massimo
  • Duque Massimo
  • Príncipe Spada

Decoración interna de Villa Torlonia (Via Nomentana) con el escudo familiar

A estas familias la Consulta Araldica del Reino añadió los Sforza-Cesarini (más tarde Cesarini), los Giustiniani-Bandini (por sentencia) y Lancelotti (antes Massimo).

Entre las familias listadas la Congregación Heráldica Capitolina identificó por encima a aquellas que tenían en su seno a uno o varios Papas y que por tanto "de alguna manera participaron de la soberanía", incluyendo entre ellos: Aldobrandini, Borghese, Altieri, Barberini, Boncompagni Ludovisi Caetani, Chigi, Colonna di Paliano, Colonna di Sciarra, Corsini, Doria Pamphili, Ludovisi Boncompagni, Odescalchi, Orsini, Ottoboni, Rospigliosi.

A estas últimas familias les corresponde la ornamentación en los brazos de la "Basílica", que es el estandarte de la Cámara Apostólica con las llaves pontificias.

De conformidad con las normas vigentes en los Estados de la Iglesia, se incluyen en pleno título, en las listas anteriores, tanto las familias “originales” como las familias “subrogadas”, con subrogación "plena" o "mixta" (por ejemplo, los Doria Pamphili siendo papal la Pamphili) indistintamente.



Armas de Martino V (Oddone Colonna), 206ª Papa de la Iglesia Católica


En cuanto a la corona heráldica, de acuerdo con Fabrizio Barbolani Montauto, los Príncipes romanos utilizaban para surmontar el capelo rojo con dos arcos rodeados de perlas sosteniendo un pequeño globo coronado por una cruz de oro, con círculo de de oro y gemas, mientras que para Carlo Mistruzzi di Frisinga los príncipes romanos adoptaron “el círculo con el borde de armiño de los príncipes del Sacro Imperio Romano, ya que el Papa es depositario de la dignidad del Sacro Imperio Romano”.

Por antigua tradición, se asimilan a los príncipes romanos, en el rango y el tratamiento, los Marqueses romanos llamados "di Baldacchino" (vinculados al ceremonial de la Corte pontificia), que según Carlo Cardelli, son las familias Theodoli, Costaguti -hoy Afan de Rivera Costaguti-, Serlupi Crescenzi, Sacchetti y los condes Soderini.

Según Kasteel, los príncipes generalmente creados por las dos principales fuentes de honor no son del mismo rango: los Príncipes romanos tienen precedencia en todas partes sobre los Príncipes del Sacro Imperio Romano. Así que el nombramiento de príncipe imperial, otorgado a ciertos príncipes romanos, no aumentaba su dignidad y, en algunos casos, el título no era utilizado.


Don Francesco Ruspoli (10° Príncipe di Cerveteri, Príncipe Romano, 10° Marqués di Riano, 15° Conde di Vignanello, Patricio Romano, Noble de Viterbo y Noble de Orvieto) en el palazzo familiar en Florencia


Las familias ducales y de los marqueses di baldacchino eran consideradas casi de la misma categoría y todos sus miembros disfrutan el tratamiento de Don y Donna.

Los dirigentes de las familias papales y sus cónyuges legítimos disfrutaban del tratamiento de "Excelencia", otorgado también a los jefes de las familias principescas de Roma. Independientemente de sus títulos, los líderes de las familias papales han sido tradicionalmente considerados - Kasteel continúa - como "pares" de las "Familias soberanas", utilizando esta cortesía por el hecho de que el Sumo Pontífice es reconocido como Pater et principum Regum de los monarcas cristianos y como representante de la primera y más antigua monarquía cristiana.


El Baldacchino de Bernini bajo el domo de la Basílica de San Pedro del Vaticano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada