domingo, 3 de junio de 2012

Apéndice: tiaras de reina (o las Tiaras de la Reina)

Como toda soberana que se precie, la Reina de Inglaterra dispone en su guardajoyas de invaluables piezas para festejar su aniversario. Y entre éstas encuentra los ornamentos de cabeza más fabulosos del mundo.

En sus 60 años en el trono (y 65 de matrimonio), Elizabeth II ha usado nueve tiaras (once, si contamos que la Tiara Vladimir se puede llevar de tres maneras diferentes, o doce, si incluimos la Tiara del Nizam de Hyderabad, que ha lucido solo una vez o dos), piezas que se han hecho célebres al convertirse su dueña en la mujer más fotografiada del mundo.


Vladimir


Esta fantástica joya es la preferida de Elizabeth. Fue heredada de su abuela, la reina Mary, quien la adquirió en 1921 y tiene la particularidad que las perlas colgantes pueden ser intercambiadas por quince esmeraldas cabochon (las esmeraldas Cambridge). La reina la ha utilizado incluso sin ningún pendiente, lo que le da un aire extraordinariamente grácil y elegante.











Girls of Great Britain and Ireland


Otra pieza que perteneció a la reina Mary, gran amante de las joyas, y data de 1893. Le fue obsequiada a su nieta, entonces Princesa heredera, para su boda en 1947. Está hecha de diamantes –originalmente surmontada de nueve grandes perlas-. Elizabeth II la ha usado sin las perlas y sin la base de diamantes, para hacerla mucho más fácil de llevar.


  



Burmese Ruby


Es la más moderna de las piezas de cabeza de Elizabeth II, pues data de 1973. Por entonces fue encargada a los joyeros Garrard con piedras sueltas que fueron regalos de boda: diamantes del Nizam de Hyderabad y rubíes del pueblo de Birmania.






Brazilian Aquamarine


Esta tiara forma parte del Brazil Parure de aguamarinas, obsequiado por el gobierno brasileño en 1953 y al que la reina agregó la tiara en 1957. El tamaño desmesurado de las piedras y la disposición de éstas en la pieza no la hacen el diseño del mejor gusto.






George III Fringe


En el otro extremo del gusto (por su sencillez y elegancia) se halla la primera de las tiaras Fringe que posee la soberana y que usó como diadema nupcial en 1947. Puede ser usada también como collar y fue confeccionada para la reina Mary en 1919 con diamantes pertenecientes a George III. En 1936 Mary obsequió la tiara a su nuera Elizabeth, consorte de George VI.






Russian Fringe


En la misma línea Fringe, estilo del que la mayoría de las casas reales posee una diadema, se halla la Tiara Rusa o Kokoshnik, compuesta de 488 diamantes incrustados en barras de platino. Le fue obsequiada originalmente a la reina Alexandra, cuando se convirtió en Princesa de Gales, por las 365 Pares (femeninas) del Reino Unido.





• Cambridge Lovers Knot


Esta pieza de diseño neoclásico con sus diecinueve perlas colgantes hizo célebre Diana, Princesa de Gales. Pero data de 1914 y la reina Mary la legó a Elizabeth, quien la usó durante los primeros tiempos de su matrimonio. En 1981 la obsequió a su nuera, pero regresó a manos de Su Majestad luego del divorcio de los Príncipes de Gales.









George VI Diamond and Sapphire


Aunque espléndidos, los zafiros no son las piedras más usadas por la reina en atuendos de soirée (los prefiere en broches, para trajes de día). La tiara –y un brazalete- fue mandada hacer en 1963, con zafiros adquiridos a la Princesa Luisa de Sajonia-Coburgo-Gotha. Elizabeth II quiso agregar esas dos piezas al Victorian Sapphire Suite que le obsequió su padre, el rey George VI, con ocasión de su boda.





 




Oriental Ruby Circlet


Esta joya, propiedad de su madre, la recibió Elizabeth II en herencia luego de la muerte de ésta, en 2002, por lo que la ha usado muy pocas veces. Originalmente perteneció a la reina Victoria, obsequio de su esposo Alberto y confeccionada por Garrard en 1853. En lugar de los rubíes tenía ópalos y, al ser los diseños florales en una base hindú, muchas veces ha sido referida como la Indian Ruby Tiara o, simplemente, Indian Tiara.






Nizam of Hyderabad


Esta tiara formaba parte de la avalancha de presentes de boda que recibió la entonces princesa Elizabeth en 1947. Hacía juego con un collar, conjunto hecho por Cartier sobre un apropiado diseño de rosas inglesas. Luego de un par de veces que fue vista en público, la reina no la usó más. Solo llevaba el collar. En 2012, Hugh Roberts, en su libro The Queen’s Diamonds ha confirmado que la tiara Nizam fue desmantelada y sus piedras usadas en la Burmese Ruby Tiara. Las rosas de la tiara se convirtieron en tres broches, dos pequeños y uno más grande.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada