domingo, 5 de diciembre de 2010

Fiesta de fringes


De todos los diseños de tiara el más prolífico es el fringe (“franja”). También conocida como “rayo de sol”, la tiara fringe probablemente tuvo sus orígenes en la Antigua Grecia donde los reyes y sacerdotes usaban coronas de oro con la forma de rayos de sol para denotar su divinidad o especial afinidad con la deidad solar.

El típico diseño para una tiara fringe consiste en barras con forma de espiga, de tamaño graduado, dividido con púas de gemas, principalmente diamantes. Este diseño se halla basado en un prototipo ruso, el imperial “kokoshnik”, que significa “cresta de gallo”, y era adaptado del traje típico de una joven campesina rusa.

Diamond fringe russe


Este tipo de tiara, que a menudo podía ser tan versátil como para convertirse en collar o hasta ornamento de corsage, es llamada “fringe rusa” porque fue altamente exitoso en Rusia. Era costumbre para las novias de la familia imperial recibir una tiara fringe el día de su boda. Literalmente, miles fueron confeccionadas a fines del siglo XIX y principios del XX.

Tiaras rusas


La Tiara de la Gran Duquesa María Alexandrovna, Duquesa de Edimburgo, le fue obsequiada por su padre, el Zar Alejandro II. María Alexandrovna lo legó a su hija mayor, María de Sajonia-Coburgo-Gotha, princesa de Edimburgo y futura reina consorte de Rumania. La hermana de ésta, Beatriz, futura Infanta de España y Duquesa de Galliera, también la usó en ocasiones importantes. María de Rumania la legó a su segunda hija, María, futura consorte del rey Alejandro I de Yugoslavia. Ésta, una vez Reina Madre de Yugoslavia, la vendió en julio de 1960 a través de Sotheby’s a Levy Cohen.

La Gran Duquesa María Alexandrovna

María, reina de Rumania

Infanta Beatriz, Duquesa de Galliera
María, Reina Madre de Yugoslavia


La Tiara Rusa Kokoshnik fue obsequiada en 1888 a la Princesa de Gales, nacida princesa Alejandra de Dinamarca, por Lady Salisbury, en nombre de las 365 Pares del Reino Unido. Alexandra había pedido que la tiara fuera diseñada según la moda del tocado de una chica rusa, un kokoshnik. Ella conocía bien el diseño a partir de una tiara similar perteneciente a su hermana Dagmar, luego María Feodorovna, la Emperatriz de Rusia.
La Kokoshnik Russian Tiara

La reina Alejandra

La joya fue realizada por los joyeros Garrard y supervisada por Lady Salisbury. Está compuesta de 61 barras de platino y lleva incrustados 488 diamantes, el mayor de los cuales pesa 3,25 quilates (0,65 g). La Princesa de Gales escribió a su tía, la Gran Duquesa de Mecklemburgo-Strelitz, que "los regalos son absolutamente magníficos. Las señoras de la sociedad me dieron una preciosa tiara de diamantes en punta".

La reina Isabel en los ‘80

La reina Isabel, hoy


La “George III Tiara” o “Hannover Tiara” es un círculo simple que incorpora brillantes en líneas verticales parecidas a espigas, engarzados en plata y montados en oro. Originalmente encargada en 1830 para Jorge III, la tiara desde entonces ha sido usada por muchas reinas consortes. Al principio podía ser usada como un collar o montada en un alambre para formar la tiara.

Hannover fringe


Victoria por primera vez la llevó como tiara, durante una visita a la Ópera Real en 1839. En la pintura de Winterhalter “El Primero de Mayo”, realizada en 1851, puede verse que Victoria la lleva mientras sostiene en brazos al Príncipe Arturo, el futuro duque de Connaught y Strathearn.
“El Primero de Mayo”
La Reina Mary con la Hannover fringe

Es similar en diseño al Kokoshnik ruso de la reina Alejandra. La diferencia principal es que esta última es una tiara real Romanov que tiene pequeños espacios entre los hilos de diamante y los 'picos' no se despuntan en la parte superior. En el año 1936 la tiara Hannover fue cedida por la Reina Mary a su nuera, la reina consorte Isabel y esta la usó en no pocas ocasiones Cuando la consorte de Jorge VI usó por primera vez la tiara, Sir Henry "Chips" Channon la llamó “una fea tiara de puntas”.

La reina Isabel después se la prestó a su hija, la futura Isabel II, para cumplir con la tradición de llevar "algo prestado" para su boda en 1947. Cuando la princesa se estaba vistiendo en el Palacio de Buckingham antes de partir hacia la Abadía de Westminster, la tiara se quebró. Afortunadamente, el joyero de la corte estaba disponible para un caso de emergencia, por lo que fue trasladado urgentemente a su sala de trabajo por una escolta policial. La reina Isabel aseguró a su hija que la joya se arreglaría a tiempo, y así fue.



La reina madre Isabel

La princesa Isabel, hoy Reina, con la Hannover fringe como tiara de boda
Una de las raras ocasiones en que Isabel II la ha utilizado en la actualidad


La Reina Madre más tarde también la prestó a su nieta, la princesa Ana, para su matrimonio con el capitán Mark Phillips en 1973. Al morir la Reina Madre en 2002, todas sus joyas pasaron a manos de la Reina Isabel y entre ellas estaba la tiara en cuestión.

La Tiara de la Gran Duquesa María Pavlovna fue confeccionada alrededor de 1880 por Bolin, uno de los joyeros favoritos de la Gran Duquesa. María Alejandrina Isabel Leonor de Mecklemburgo-Schwerin fue llamada María Pavlovna tras su boda con el Gran Duque Vladimir Alejandrovich de Rusia, tercer hijo del zar Alejandro II. Era conocida como Miechen o María Pavlovna la Mayor. Su fringe de diamantes de corte circular, articulada y graduada, está montada en oro y plata y puede ser desmantelada de su montura para ser usada como collar flexible o como adorno de cabeza. Miechen la usó de una manera un tanto peculiar, formando una estrella con una de sus maravillosas esmeraldas como centro y demostrando la gran flexibilidad de la joya.

La Gran Duquesa Maria Pavlovna, “Miechen


Luego de la muerte de María Pavlovna, todos sus diamantes fueron a su hija Elena y ésta la usó en su boda con el príncipe Nicolás de Grecia. La princesa Elena se la da a su hija Isabel de Grecia y Dinamarca para su boda con el conde Carl Theodor de Toerring-Jettenbach.
La Gran Duquesa Elena Vladimirovna


La princesa Isabel de Grecia, condesa Toerring-Jettenbach


Elena de Toerring-Jettenbach


A su vez, la hija de ésta Elena (condesa Helene Marina Elisabeth de Toerring-Jettenbach) la luce el día de su boda con el Archiduque Fernando Carlos de Austria y luego la lleva la hija de éstos, Sofía de Habsburgo, cuando se casa con el príncipe Hugo de Windisch-Graetz, y su nuera, la iraní Maya Askari, el día de su boda con el hermano de Sofía, el archiduque Maximilian.


Sofía de Habsburgo


Maya Askari


La familia real sueca posee la Tiara Fringe de Baden, de brillantes con forma de flecos. Fue llevada a Suecia por la reina Victoria, nacida princesa de Baden y bisnieta de la gran duquesa María Pavlovna de Rusia, quien la había recibido como regalo de sus padres, el zar Pablo I y Sofía Dorotea de Württemberg.


Victoria, Princesa Heredera de Suecia


La Kent London Fringe es lo suficientemente romántica como para ser adoptada como la tiara de bodas familiar. Le fue obsequiada por la Ciudad de Londres a Marina, princesa de Grecia y Dinamarca, cuando contrajo matrimonio en 1934 con el Príncipe Jorge, Duque de Kent, cuarto hijo varón del rey Jorge V. Esta Tiara perteneció a una Maharani y, al contrario que la mayoría, tiene la particularidad de no ser convertible en collar: es completamente rígida y solo puede ser usada como tiara.
Kent London Fringe Tiara

Marina de Grecia y Dinamarca


La Princesa Alejandra de Kent, Lady Ogilvy


Dos de las hijas de Nicolás de Grecia, Isabel y Marina, recibieron una fringe. La fringe de Isabel es la de su madre y es la que llega a Sofía de Habsburgo, la de Marina es la obsequiada por el pueblo británico y que su hija, la Princesa Alexandra de Kent también usó el día de su boda con Angus Ogilvy en el año 1963. La nuera de ésta, Marie-Christine von Reibnitz, la lució en la recepción de su boda con el Príncipe Michael en la Embajada Británica en Viena, el 30 de junio de 1978. Hoy todavía se halla en su poder.

El Príncipe Michael de Kent y María Cristina von Reibnitz


La Princesa Michael de Kent


Sirikit Rajini, reina consorte de Tailandia, cuyas joyas no llegan a la suntuosidad de las del Sultanato de Brunei, posee impresionante y variadas piezas. También tiene una versátil fringe, que puede ser llevada como diadema, collar o coronita.


La reina Sirikit y dos formas de usar su fringe


Su hija, la Princesa Bejaratana, la usa como collar


La Tiara Fringe de los Habsburgo, propiedad de la Familia Principesca de Liechtenstein. Su historia dice que fue hecha por Kochert de Viena y obsequiada a la Infanta Maria Teresa de Portugal en 1873 por su boda con el Archiduque Carlos Luis, hermano del Emperador Francisco José. De ella pasó a su hija la Archiduquesa Isabel Amalia, quien se casó con el Principe Alois de Liechtenstein en 1903 y hasta hoy sigue en poder de la familia. La usó su nuera Georgine ("Gina") Condesa de Wilczeck, cuando se casó con el Príncipe Francisco José y luego dos de las nueras de éste: Marie Aglaë, Condesa Kinsky von Wchinitz und Tettau, en su boda con Hans Adam en 1967 e Isabel de L’Arbre de Malander, en su boda con Felipe Erasmo en 1971. La última integrante de la familia vista con esta fringe fue la Princesa heredera Sophie (nacida Duquesa en Baviera), esposa del príncipe Alois.

Habsburg Fringe Tiara

La Princesa Gina de Liechtenstein

La Princesa Marie Aglaë
La Princesa Isabel

La Princesa Heredera Sophie



La Tiara fringe que perteneció a la Gran Duquesa Anastasia Mijailovna Romanova de Rusia, nieta de Nicolás I, le fue obsequiada por su tío, el zar Alejandro II, cuando Anastasia se casó con el Gran Duque de Mecklemburgo-Schwerin. Su hija Alexandrina Augusta de Mecklenburgo-Schwerin, consorte de Christian X de Dinamarca, heredó la tiara de su madre rusa y luego se la legó a su segundo hijo, Canuto, Príncipe heredero de Dinamarca. Hoy la tiara está en manos del nieto de Alejandrina, el Conde Christian de Rosenborg, hijo de Canuto.
Alejandrina de Dinamarca y la Tiara de la Gran Duquesa Anastasia




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada