lunes, 26 de marzo de 2012

Servicios religiosos

La Separación Iglesia-Estado es el concepto legal y político por el cual las instituciones del Estado y de la Iglesia se mantienen separadas y esta última no interviene en los asuntos públicos, teniendo cada parte una autonomía para tratar los temas relacionados con sus esferas de influencia. Esta separación se relaciona con la extensión de la libertad de culto a todos los ciudadanos y se condiciona a partir de este derecho la relación entre ambas instituciones. Ocurre sobre todo en aquellos estados con religión oficial que favorecen de alguna forma una religión en detrimento de las demás por medio del patronato regio u otras acciones similares.




El Patronato regio era el conjunto de privilegios y facultades especiales que los Papas concedían a los reyes de distintas monarquías del Antiguo Régimen y que les permitían, al principio, ser oídos antes de una decisión Papal o elegir directamente, en sustitución de las autoridades eclesiásticas, a determinadas personas que fueran a ocupar cargos vinculados a la Iglesia.


Más tarde, los monarcas lograron el ejercicio de todas o la mayoría de las facultades atribuidas a la Iglesia en el gobierno de los fieles, convirtiéndose, de hecho y de derecho, en la máxima autoridad eclesiástica en los territorios bajo su dominio (Patronato regio strictu sensu). El más importante históricamente es el que se concedió entre 1508 y 1523 a los reyes de España, pero ya en 1516 se habían concedido privilegios semejantes al rey de Francia (por el Papa León X) y antes aún al rey de Portugal (por el papa Julio II, en 1506); aunque estas prerrogativas «se extendían solo a obispados y beneficios consistoriales».

En la bula Pacificus et aeternum de 1 de abril de 1517, el Papa León X concedió el mismo título de sus abuelos maternos, el de Rey Católico, a Carlos I, con lo que se le legitimaba el título real asumido por el rey de forma ilegal.


Iglesias nacionales

En Europa hay en la actualidad algunas iglesias o confesiones religiosas dependientes del Estado, como la Iglesia de Noruega, la Iglesia de Inglaterra, la Iglesia de Groenlandia, la Iglesia de Suecia, la Iglesia del Pueblo Danés, la Iglesia ortodoxa turca o la Iglesia Ortodoxa de Grecia.

En Gran Bretaña existen algunas leyes relativas a la religión del monarca: la Ley de Instauración (Act of Settlement) y la Ley de Matrimonios Reales, que entre otras cosas prohíben que el soberano se case con una persona católica; o el Juramento de Coronación, que obliga a preservar la religión protestante.

Escandinavia

La Iglesia de Suecia (en sueco Svenska kyrkan) es una iglesia evangélica luterana de episcopado histórico, cuyo fundador fue el rey Gustavo I Vasa. Abandonó su obediencia al episcopado romano tras adherirse a los postulados de la Reforma Protestante, decidida en Suecia por un Riksdag o Consejo de Gobierno que tuvo lugar en Västerås en 1527. Hasta el siglo XIX estaba prohibido para un sueco dejar la Iglesia de Suecia. En el 2000, la Iglesia de Suecia definitivamente se separó del Estado sueco.

La familia real sueca asiste a un Te Deum en la capilla del Palacio Real de Estocolmo, con ocasión de la presentación formal de la hija primogénita de los Príncipes Herederos, la Princesa Estelle, Duquesa de Öestergöetland.


En Noruega, el segundo artículo de la Constitución garantiza la libertad de religión, aunque también establece que el Luteranismo Evangélico es la iglesia oficial del Estado. La autoridad suprema de la Iglesia de Noruega es el Rey, quien delega su responsabilidad en el Departamento de Iglesia y Cultura (en ocasiones ha existido un Departamento de Iglesia independiente) del gobierno de Noruega. Las cuestiones concernientes a la Iglesia son tratadas por el Consejo de Estado Eclesiástico (Kirkelig statsråd), constituido exclusivamente por miembros del gobierno pertenecientes a la Iglesia de Noruega. El Consejo de Estado Eclesiástico está previsto en el artículo 27 de la Constitución Noruega, y es el fundamento para que al menos la mitad de los miembros del gobierno tengan que estar afiliados a la Iglesia de Noruega (artículo 12). El rey, reunido con dicho consejo de estado, se encarga del nombramiento de los obispos y prepósitos.


La Iglesia del Pueblo Danés o Iglesia Evangélica Luterana de Dinamarca es la mayor de las iglesias cristianas en aquel país. Se adhirió a la Reforma Protestante y posee una doctrina de tipo evangélico luterano. Desde el establecimiento de la Constitución danesa de 1849 la Iglesia Evangélica Luterana en Dinamarca ha sido establecida como “la iglesia del pueblo” así como la iglesia oficial nacional. El parlamento danés es la autoridad legislativa de la iglesia, aunque su membresía es voluntaria. El monarca reinante es la autoridad suprema de la Iglesia, pero no el jefe, con el Ministro de Asuntos Eclesiásticos como la máxima autoridad administrativa.

La Reina Margarita II ingresa en procesión a la Iglesia de Nuestra Señora, en Copenhague, con motivo de la Celebración Ecuménica por la Creación, en el marco de la Conferencia de la ONU sobre el Clima (diciembre de 2009).


España

La Constitución de Cádiz de 1812 proclamaba que la religión no sólo del Estado, sino de la Nación misma, es y será siempre la católica, apostólica y romana, única verdadera. La tolerancia religiosa que acompañó al Régimen Liberal permitió el comienzo de la actividad de propagandistas protestantes. Simultáneamente se hizo cada vez más evidente un proceso de descristianización, fortalecido por el apoyo del clero al bando absolutista durante la Guerra Carlista. El poder económico del clero se acaba con la desamortización. Las relaciones oficiales con la Iglesia se recuperan con el concordato, por el que el Estado se obliga al mantenimiento de los eclesiásticos con fondos públicos.


La alternancia de progresistas y moderados iba dando el pulso de una mayor o menor aproximación a la iglesia, siendo el momento más alejado el Sexenio Revolucionario (1868-1874) y el más próximo la Restauración borbónica, en que se expulsó de la universidad a los que no se ajustaran a la ortodoxia religiosa. En la Segunda República se instauró un Estado laico (prohibiendo por ejemplo a los religiosos ejercer la enseñanza y expulsando a los jesuítas). Después de la Guerra Civil, bajo la dictadura de Franco el Estado volvió a ser confesional, identificándose con el término nacionalcatolicismo. Tras la proclamación de la Constitución Española en 1978, España es formalmente un Estado aconfesional, manteniendo relaciones con los distintos credos.

La Misa del Espíritu Santo en Los Jerónimos de Madrid iniciando el reinado de Juan Carlos I (27 de noviembre de 1975).


No obstante, la Iglesia Católica tiene en España una posición especial, apoyada en el Concordato de 1978, un acuerdo con la Santa Sede que fue aprobado por las Cortes antes de que la Constitución entrara en vigor, basada en la subvención por parte del Estado y en una posición privilegiada en la enseñanza.

Escenarios

El Monasterio de San Jerónimo el Real, conocido popularmente como Los Jerónimos, fue uno de los conventos más importantes de Madrid, del que subsisten actualmente la iglesia, convertida en parroquia de San Jerónimo, y un claustro, a espaldas del Museo del Prado. Iglesia y convento estuvieron estrechamente ligados a la vida de la Corte y la monarquía española, dada su proximidad con el palacio real. Además, los reyes disponían en el convento de un aposento que, mandado construir por Felipe II en la parte oriental de la iglesia, servía a los monarcas de lugar de retiro, meditación, y duelo en los días de luto familiar.

El templo fue escenario durante siglos de la investidura del Príncipe de Asturias. Aquí se celebró la boda del rey Alfonso XIII con Victoria Eugenia de Battenberg en 1906. Y una misa tuvo lugar el 27 de noviembre de 1975 para celebrar la proclamación del rey Juan Carlos I. Funerales, juras, bodas y proclamaciones, este vínculo se consolidó en parte también porque Madrid sólo completó la Catedral de la Almudena en 1993. El 22 de mayo de 2004 aquí se celebró de la boda del Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, con Letizia Ortiz, siendo ésta la primera boda en celebrarse en la historia de la catedral.

El jueves 31 de mayo de 1906 contrajeron matrimonio en Los Jerónimos el rey Alfonso XIII y la Princesa Victoria Eugenia de Battenberg.

Inglaterra

La Iglesia de Inglaterra (Anglicana) es nominalmente la iglesia oficial del Estado. El monarca británico (actualmente Elizabeth II) ostenta el título constitucional de “Gobernador Supremo de la Iglesia de Inglaterra”. A pesar de que la autoridad del monarca sobre la iglesia no es fuerte, el título sigue siendo muy relevante y más que todo tiene un sentido simbólico. El gobernador supremo nombra oficialmente a los miembros de alto rango de la Iglesia con el asesoramiento del primer ministro del Reino Unido, que a su vez es asesorado por líderes religiosos.

En Inglaterra, los nombramientos eclesiásticos son nombramientos de la Corona, la Iglesia se encarga de importantes funciones oficiales, tales como coronaciones, y un número de altos funcionarios de la Iglesia tienen escaños en la Cámara de los Lores (26 de un total de 789 miembros), los que son conocidos como Lores Espirituales (Lords Spirituals) en oposición a los Lores Temporales (Lords Temporals).

La Reina Elizabeth II y el Arzobispo de Canterbury, Dr. Rowan Williams, abandonan Lambeth Palace, la residencia oficial del Arzobispo en Londres, luego de un encuentro interreligioso en el marco de los festejos por el Jubileo de Diamante de la soberana (febrero de 2012).

Los vínculos entre la Iglesia y el Estado en el Reino Unido son, hoy en día, mayormente una formalidad y el gobierno del reino británico es relativamente secular, aunque los Lords Spiritual tienen significativa influencia cuando votan como un bloque en ciertos temas, en particular el aborto y la muerte asistida.

Servicios reales

Los servicios de Acción de Gracias se suelen llevar a cabo en las iglesias notables, catedrales y abadías en Londres y en todo el Reino Unido, con el fin de celebrar acontecimientos de importancia nacional o para marcar hitos personales de la familia real o que se relacionan con organizaciones vinculadas a ella. Por ejemplo, la Reina y el Duque de Edimburgo asistieron a un Servicio Nacional de Acción de Gracias en la Catedral de St. Paul para celebrar el Jubileo de Oro en 2002. En el año 2008 tuvo lugar otro en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor para celebrar el 660º aniversario de la fundación de la Orden de la Jarretera y el Colegio de San Jorge y el 60º aniversario de la reintroducción del servicio anual de la Jarretera por el rey Jorge VI. Servicios de Acción de Gracias tuvieron lugar también en la Abadía de Westminster para celebrar las bodas de Plata, Oro y Diamante de la Reina y el Duque de Edimburgo. De vez en cuando, la Reina y otros miembros de la familia real asisten a los servicios de Acción de Gracias en memoria de una determinada persona prominente.

La Reina y el Duque de Edimburgo avanzan por el pasillo central de Westminster Abbey para asistir a un servicio de celebración por sus Bodas de Diamante (noviembre de 2007).

Cada año en la Pascua, la Reina entrega un especial Maundy Money a los pensionistas en una abadía o catedral del Reino Unido. La presentación tiene lugar el Jueves Santo, en reconocimiento del servicio de las personas mayores de su comunidad y su iglesia. Desde el siglo XV, el número de monedas entregadas y el número de personas que reciben las monedas ha estado relacionado con la edad del Soberano. Por ejemplo, en 2011 había 85 hombres y 85 mujeres beneficiarias en la Abadía de Westminster para el servicio de Royal Maundy con presencia de la Reina. El servicio usualmente se llevaba a cabo en Londres, pero al principio de su reinado Elizabeth II decidió que debería tener lugar en un lugar diferente cada año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada