lunes, 28 de noviembre de 2011

El Emperador de China

El Emperador de China (pinyin: huángdì) era el soberano de la China Imperial que reinó entre la fundadora dinastía Qin, año 221 a. C., hasta la caída del Imperio de China de Yuan Shikai en 1911.



Armas imperiales


Emperadores de una misma familia generalmente eran clasificados en períodos históricos conocidos como Dinastías. La mayoría de los gobernantes imperiales de China han sido considerados miembros de la etnia Han, aunque estudios recientes tienden a ser desconfiados de la aplicación actual de categorías étnicas a situaciones históricas. Durante las dinastías Yuan y Qing, China fue gobernada por mongoles y manchúes respectivamente como parte de sus propios imperios. La visión ortodoxa histórica a través de los años ve estas dinastías como no nativas que se asemejaron a los chinos con el tiempo, aunque algunos estudiosos recientes sostienen que la interacción entre la política y el origen étnico es mucho más compleja.


Desde la Dinastía Qin a la Dinastía Qing hubo 557 emperadores (incluyendo jefes de estados menores). Algunos, como Li Zicheng y Yuan Shu, se autotitularon emperadores y fundaron sus propios imperios como gobiernos rivales para desafiar la legitimidad del emperador ya existente. Entre los más famosos monarcas están Qin Shi Huang de la Dinastía Qin, Gaozu y Wu de la Dinastía Han, Taizong de la Dinastía Tang, Kublai Khan de la Dinastía Yuan, Hongwu de la Dinastía Ming y Kangxi de la Dinastía Qing.

Los gobernantes feudales chinos con poder sobre sus feudos particulares eran llamados Wang (王), que podría traducirse como rey, pero en realidad era un término un poco amorfo y fácilmente significaba “duque”. En 221 a.C. después de que el entonces Rey de Qin completó la conquista de los diversos reinos y ducados de los Reinos Combatientes, adoptó un nuevo título para reflejar su prestigio como gobernante más grande que los gobernantes anteriores a él: Huangdi o “Emperador”, con el tratamiento de Shi Huangdi, “Primer Emperador”. Antes de esto, Huang (皇) y Di (帝) eran dados como títulos de una serie de gobernantes del período conocido como de los "reyes sabios", supuestamente anterior a la historia escrita, pero probablemente coincidiendo o siguiendo la invención y las primeras etapas de la evolución de la escritura china. Huang fue el título utilizado generalmente para las entidades divinas y gobernantes legendarios deificados y Di para los gobernantes feudales de vasallos que gobernaban sus propios principados. A pesar de que estas palabras llegaron a ser utilizadas como sinónimos y eran intercambiables, en la época del gobierno de Ying Zheng, que no eran usadas juntas, y llevaban la connotación de “El Santo Emperador" porque Huang se había relacionado anteriormente con entidades divinas.

El Gran Trono en el Salón de Preservación de la Armonía, en la Ciudad Prohibida de Pekín.


La teoría política china no desalienta totalmente ni evita el gobierno de plebeyos o extranjeros con el título de "Emperador de China". Históricamente, China ha sido dividida, en numerosas ocasiones, en pequeños reinos bajo gobernantes independientes o señores de la guerra. El emperador, en la mayoría de los casos fue el gobernante de una China unida, o que al menos ha reclamado el gobierno legítimo sobre toda China si él no tenía control de facto. En la historia china ha habido una serie de casos donde ha existido más de un "Emperador de Toda China" simultáneamente. Por ejemplo, varios príncipes dinastía Ming continuaron reclamando el título después de la fundación de la dinastía Qing (1644-1911) y Wu Sangui se adjudicó el título durante el reinado del Emperador Kangxi. En las dinastías fundadas por tribus conquistadoras extranjeras que finalmente se vieron inmersas en la cultura, la política y la sociedad de China, los gobernantes adoptarían el título de Emperador de China, además de los títulos que pudieran haber tenido de su patria original. Así, Kublai Khan era simultáneamente Kan de los Mongoles y Emperador de China.


Puesto y poder


A partir de la dinastía Qin al Emperador se le otorgó formalmente el título de Hijo del Cielo (天子, Tiānzi) y, como heredero y representante de éste en la tierra, tenía poder absoluto sobre todos los asuntos, sin importar la magnitud de éstos, que sucedieran “bajo el cielo”. Las palabras del Emperador eran consideradas edictos sagrados (圣旨) y sus proclamas escritas "directivas desde lo alto" (上谕). En teoría las órdenes del Emperador se seguían con obediencia absoluta e inmediata. Era visto como un ser superior a la gente común, a los nobles y a los demás miembros de la familia imperial. Toda conversación dirigida al Emperador debía ser en tono formal y sus interlocutores, incluidos sus familiares más cercanos, debían humillarse ante él, auto-desaprobándose.

Retrato ecuestre del Emperador Qianlong en armadura ceremonial (1758)


En la práctica, su poder varió de un emperador a otro y de una dinastía a otra. Por lo general, en el ciclo dinástico de China, los emperadores que fundaban una dinastía consolidaban el imperio a través de un gobierno absoluto, como Shi Huang, de la dinastía Qin, Taizong de la dinastía Tang, Kublai Kan de la dinastía Yuan, y Kangxi de la dinastía Qing, manteniendo el control centralizado en el país. Durante la dinastía Song, el poder del emperador fue eclipsado de manera significativa por el poder del canciller.

La posición del emperador, a menos que fuera depuesto por una rebelión, era usualmente hereditaria, por lo general por primogenitura agnaticia. Como resultado, muchos emperadores ascendían al trono mientras eran niños todavía. Durante estas minorías, la Emperatriz Viuda (es decir, la madre del Emperador) poseía un poder significativo. De hecho, la gran mayoría de mujeres gobernantes chinas a lo largo de la historia imperial llegó al poder como regentes en nombre de sus hijos. Ejemplos prominentes incluyen la Emperatriz Lü de la dinastía Han, así como la Emperatriz Viuda Cixi y la Emperatriz Viuda Ci'an la dinastía Qing, que por un tiempo gobernaron en conjunto como co-regentes. Donde las Emperatrices Viudas eran demasiado débiles para asumir el poder, funcionarios de la corte tomaban a menudo el control. Los eunucos de la corte tuvieron un papel importante en la estructura de poder, algunos emperadores a menudo los tenían como confidentes, lo que les daba acceso a muchos documentos cortesanos. En algunos lugares, los eunucos ejercieron un vasto poder; uno de los más poderosos en la historia de China fue Wei Zhongxian durante la dinastía Ming. Ocasionalmente, otros nobles tomaban el poder como regentes. El área real gobernada por el emperador de China varió de dinastía a dinastía. En algunos casos, como por ejemplo durante la dinastía Song del Sur, el poder político en el Este de Asia se dividió efectivamente entre varios gobiernos; sin embargo, se mantuvo la ficción política que no era más que un solo gobernante.



Kublai Kan, último Gran Kan del Imperio Mongol y primer emperador de China de la Dinastía Yuan, en una expedición de caza (1280).


Herencia y sucesión


El título de emperador se transmitía de padre a hijo. Por convención, durante la mayoría de las dinastías han, el "primogénito de la Emperatriz" (Di chángzǐ) estaba destinado a heredar el trono del emperador. Si la Emperatriz no tenía descendencia podía adoptar un niño que sería el heredero (en realidad todos los hijos del Emperador eran considerados hijos de la Emperatriz sin importar quién era la madre biológica).


En algunas dinastías se disputó el derecho de sucesión y, como el Emperador normalmente tenía una gran cantidad de hijos, con frecuencia hubo guerras entre los hijos del emperador fallecido. Para evitar estos conflictos, el Emperador podía designar un príncipe heredero (Tàizi) antes de su muerte. Este título no consiguió resolver siempre los conflictos en el seno de las familias reales, ya que la envidia y la falta de confianza llevaban con frecuencia a los aspirantes al trono a planear el asesinato de sus hermanos o del propio emperador, por lo que la sucesión pacífica no estaba garantizada. Algunos emperadores, como por ejemplo Kangxi, abolieron el título de príncipe heredero y lo sustituyeron por el sistema de escribir el nombre del heredero dentro de una caja, la cual permanecía cerrada hasta su muerte.


El Emperador Kangxi 1654-1722) de viaje, sentado en un lugar destacado en la cubierta de un junco.


A diferencia del Emperador de Japón, la filosofía política de los chinos permitía cambiar de dinastía y el Emperador podía ser suplantado por un líder rebelde. Un buen ejemplo de esto fue el primer Emperador de la dinastía Ming, Zhu Yuanzhang, de la era Hongwu, y Hong Xiuquan, líder de la Rebelión de Taiping, quien gobernó con el título de Rey Celestial. Como el emperador normalmente tenía muchos hijos varones, no era común que una mujer ascendiera al trono. Solo la Emperatriz Wu de la dinastía Tang llegó a ser soberana total de forma legal. Muchas mujeres, sin embargo, ejercieron como líderes de facto, especialmente en el caso de las emperatrices viudas. La Emperatriz Cixi, por ejemplo, madre biológica del Emperador Tongzhi y madre adoptiva del Emperador Guangxu, gobernó China durante 47 años, de 1861 a 1908.

Títulos, nombres y formas de tratamiento

Dado el hecho que el Emperador tenía la posición política más alta del Estado, todos sus súbditos debían mostrar el máximo respeto posible en su presencia, tanto en conversaciones como en otros aspectos. Se consideraba un delito que una persona se comparara con el Emperador durante una conversación con él. Era tabú que una persona se refiriera al Emperador usando su nombre; esto incluía a su propia madre, quien debía de usar Huangdi (Emperador) o Er (hijo). Nunca se le podía hablar de forma personal y él mismo, frente a sus súbditos, utilizaba para referirse a su persona el título Zhen (朕, zhèn, "Nos").


Cualquier persona hablando con el Emperador debía llamarlo Bixia (陛下, Bìxià, "Su Majestad Imperial"), Huang Shang (皇上, Huáng shàng, "Emperador de lo Alto" o "Emperador Majestad"), Wan Sui (萬歲, 万岁, Wànsuì, "Larga Vida", literalmente "Diez mil años") o Sheng Shang (聖上, 圣上, "Ser Divino de Arriba" o "Su Santa Majestad"). Los súbditos del Emperador normalmente se referían a él cómo Wan Sui Ye (萬歲爺, 万岁爷, "Señor de los diez mil años"). A diferencia de la forma en que los occidentales se referían a sus monarcas usando el nombre cristiano más el numeral de su reinado (por ejemplo Felipe II) o el título más el nombre cristiano (Reina Isabel), los súbditos de un emperador de China lo llamaban con el título Huangdi Bixia (皇帝陛下, "Su Majestad el Emperador") o Dangjin Huangshang (当今皇上, "Su Majestad Imperial Actual") cuando se referían a él en tercera persona.

El Emperador Tongzhi (1856-1875), 10º emperador de la Dinastía Qing.


El emperador reinaba con un título de reinado (年号, 年號, nián hào). Hasta la dinastía Ming podía cambiar este título varias veces durante su reinado. Durante las dinastías Ming y Qing los emperadores adoptaron un solo título para todo su reinado. En las primeras dinastías se les asignaba un Nombre de Templo (庙号, 廟號, miào hào) después de morir. A todos los emperadores se les otorgaba un nombre póstumo (谥号, 謚號, shì hào) que a veces se combinaba con el Nombre de Templo, como por ejemplo Emperador Shengzu Ren (圣祖仁皇帝), que es como se conoció al Emperador Kangxi tras su muerte. El título de Daxing Huangdi (大行皇帝, dà xíng huángdì) se usaba para los emperadores que acababan de fallecer. El fallecimiento del Emperador se denominaba Jiabeng (驾崩, 駕崩, jià bēng) que significa literalmente "colapsar".


La familia del Emperador, llamada Familia Imperial, estaba compuesta por el Emperador como cabeza de familia y la Emperatriz (皇后, Huánghòu) como consorte principal, líder del harén y Madre de la Nación (国母, 国母, guó mǔ). Además el Emperador tenía otras consortes y concubinas (妃嫔, 妃嬪, fēipín) divididas según un sistema de rangos y que componían el harén. Aunque el Emperador tenía el cargo más alto del Estado según la ley, la Emperatriz Madre (皇太后) recibía según la tradición el máximo respeto en el palacio, dictaba la mayoría de decisiones familiares y a veces, especialmente cuando un Emperador muy joven accedía al trono, se convertía en el "Emperador" de facto.

Zhen, segunda consorte del Emperador Guangxu (1871-1908). La primera consorte era Jin, hermana de Zhen. La esposa principal del emperador –o emperatriz consorte- era Xiao Ding Jing, luego convertida en Emperatriz Viuda Longyu.


Los hijos del Emperador, los príncipes (皇子, Huáng zǐ) y princesas (公主, Gōngzhǔ), eran con frecuencia llamados según su orden de nacimiento (Primer Príncipe, Segunda Princesa). Los príncipes solían recibir títulos de nobleza al alcanzar la edad adulta. Los hermanos y tíos del Emperador servían en la corte con el mismo estatus que cualquier otro oficial cortesano (臣子, chénzǐ). Cuando el Emperador estaba en la corte siempre estaba por encima de cualquier otro miembro de la familia, independientemente de que éste tuviera más edad o fuera de una generación anterior.


Emperador Retirado


Emperador Retirado, Gran Emperador o Emperador Emérito era un título ocasionalmente usado a través de los regímenes feudales del Este de Asia para antiguos emperadores que habían abdicado (por lo menos en el nombre) voluntariamente en sus hijos. Este título apareció en la historia de China, Japón, Corea y Vietnam. Aunque técnicamente no es el soberano reinante, hay casos como el del Emperador Qianlong de la Dinastía Qing o varios emperadores de la Dinastía Trần en Vietnam, donde el emperador continuó ejerciendo considerable –si no más- poder que el emperador reinante.

El Emperador Qianlong en su estudio


En chino, el título era Taishang Huang. Se originó con Liu Taigong, padre de Liu Bang (Emperador Gao, fundador de la Dinastía Han), cuando éste decidió honrarlo al declararse emperador en el 202 a. C., incluso aunque Liu Taigong nunca fue emperador por sí mismo. Ejemplos de gobernantes chinos que recibieron el título Taishang Huang fueron la Emperatriz Wu Zetian en 705, el Emperador Ruizong de Tang en 716, el Emperador Xuanzong de Tang en 756, el Emperador Zhengtong (Yingzong) de Ming desde su captura por los mongoles en 1449 hasta su retorno al trono en 1457 y el Emperador Qianlong (Gaozong) de Qing, quien abdicó en 1796 y fue hecho Taishang Huang hasta su muerte en 1799.


Otros imperios


En Japón el título fue Daijō-tennō o solo Jōkō. Existía aquí un sistema político llamado Insei, o “gobierno enclaustrado”, en el cual el jōkō ejercía poder e influencia desde detrás de la escena incluso luego de su retiro. Aquellos emperadores que ingresaban a una comunidad budista monástica se convertían en Daijō Hōō o “emperador enclaustrado”.


En coreano, el título era Sang-hwang o a veces incluso Taesang-hwan. Después de 1897, cuando la Dinastía Joseon se convirtió en la dinastía del Imperio Coreano, solo dos emperadores iban a ascender al trono. El Emperador Gojong, que fue forzado a abdicar por los japoneses en 1907, recibiría sin embargo el título Tae-hwangje, al igual que el Emperador Sunjong en 1910. Luego del Tratado de Anexión Japón-Corea ese año, la Casa Imperial de Yi fue degradada por el Imperio de Japón.


En Vietnam, el título fue Thai thuong hoang, o solo Thuong hoang.



Wu Zetian, única “emperador” de China, fue obligada a abdicar en 705 y su hijo el emperador Zhongzong volvió a subir al trono, restaurando la dinastía Tang.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada