viernes, 30 de diciembre de 2011

Un toque distinguido

El estilo, tan importante para el desarrollo de la elegancia personal, se halla vedado para algunas casas reales y nobles de Europa. No es más que distinción –que es innata- con una pátina de sofisticación –que es adquirida-. Hay elementos de adorno que contribuyen al estilo innato del aristócrata y los que siguen son destacados por su sencillez, pues es sabido que la sencillez es la base de la elegancia suprema.



Los anteojos para el sol de la Princesa Grace




La mantilla de Charlotte Casiraghi



El sombrero-fascinator de la Duquesa de Cambridge



El frac gris perla del Príncipe de Gales



La flor blanca en el ojal del Duque de Windsor



El velo y el tocado de novia de la Princesa Consorte de Mónaco



Los bolsos Dior de Diana, Princesa de Gales



Las corbatas del Duque de Feria



Los turbantes de la Sheika –o Jequesa- de Qatar



La capellina de ala ancha de la Princesa de Hannover



Los guantes de Natividad Abascal, ex Duquesa de Feria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada