viernes, 16 de diciembre de 2011

Hogar, dulce hogar

Vida pública, rincones privados. Todos los palacios de la realeza y de la aristocracia albergan estos espacios reservados por las personalidades para escapar del ojo público.

Los Duques de Windsor en la sala de estar de su palacete en el nº 24 de la Rue des Champs d’Entraînement.


La Reina Maud ante su escritorio del Palacio Real de Noruega, en Oslo.


La Duquesa de Alba en una galería del Palacio de las Dueñas, en Sevilla.


Grace de Mónaco en su estudio del palacio monegasco.


La Princesa Margarita de Inglaterra en su salón privado del Palacio de Kensington, pintado en uno de sus colores favoritos.


La Princesa de Gales relajada en los jardines de Highrove House.


Farah de Irán y Sofía de España en el Palacio de Niavaran.


Gayatri Devi, Rajmata de Jaipur, en el salón de su hogar de Lillypool, en los terrenos del Palacio de Rambagh.


El Rey de España y su heredero en el Despacho del Rey, Palacio de la Zarzuela.


La Gran Duquesa Anastasia, hija del último Zar de Rusia, en el Salón Malva de la zarina en el Palacio Alejandro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada