miércoles, 9 de febrero de 2011

Un imperio tras otro

El Imperio Austríaco (en alemán: Kaisertum Österreich) fue un imperio moderno fundado sobre un remanente del Sacro Imperio Romano, que se centró en lo que hoy es Austria y que oficialmente duró desde 1804 hasta 1867. Surgió como reacción a la creación del Primer Imperio Francés bajo Napoleón I.

El primer emperador de Austria fue Francisco I, que también ostentaba el título de Sacro Emperador Romano con el nombre de Francisco II. El Imperio Austríaco surgía como un estado que abarcaba sus tierras personales dentro y fuera del Sacro Imperio. Aunque el cargo de Sacro Emperador Romano era electivo, la Casa de Habsburgo había mantenido el título desde 1440 (con una breve interrupción) y Austria era el núcleo de sus territorios.

Francisco I de Austria


En diciembre de 1805, Francisco II acordó el humillante Tratado de Presburgo, que en la práctica significó la disolución del longevo Sacro Imperio Romano, con una reorganización de los territorios alemanes perdidos bajo Napoleón en un estado precursor de la Alemania moderna; esas posesiones nominalmente habían sido parte del Sacro Imperio Romano dentro de los límites actuales de Alemania, así como otras medidas debilitaron a Austria y los Habsburgo de otras maneras. Ciertas posesiones austríacas en Alemania pasaron a los aliados de Francia. El 10 de diciembre de 1805, el príncipe elector Duque de Baviera se proclamó Rey, seguido por el elector Duque de Württemberg, el 11 de diciembre. Por último, el 12 de diciembre, al margrave de Baden obtuvo el título de Gran Duque. Las demandas de Austria sobre aquellos estados alemanes fueron canceladas sin excepción.


El manto de coronación de los emperadores de Austria


El 6 de agosto de 1806 Francisco II disolvió el Sacro Imperio Romano, debido a la formación de la Confederación del Rin por Francia, que comprendía 16 países y soberanos; el Habsburgo no quería que Napoleón fuera su sucesor. Esta acción no fue reconocida por Jorge III del Reino Unido, también Elector de Hannover, que había perdido sus territorios alemanes en torno a Hannover debido a Napoleón. Los reclamos ingleses fueron resueltos con la creación del Reino de Hannover, corona llevada por los herederos británicos de Jorge III hasta la ascensión al trono de la reina Victoria.

Para mantener su título imperial, Francisco II elevó a Austria de la categoría de archiducado a la de imperio, creando el título de Emperador de Austria para sí y sus sucesores.


Bandera de la monarquía Habsburgo (1804-1867)


Cuando, el 11 de agosto de 1804, Francisco II asumió el título, el imperio se expandió desde la actual Italia a la actual Polonia y los Balcanes. El maquillaje multinacional del imperio se ilustra por la diversidad de su población: alemanes, checos, polacos, rumanos, húngaros, italianos, ucranianos, croatas, eslovacos, serbios, eslovenos y numerosas nacionalidades más pequeñas. El emperador gobernó Austria como su nombre indicaba, pero también ostentaba el título de Rey de Hungría, Bohemia, Croacia, Eslavonia y Dalmacia, llevando a que el ejército multinacional del imperio fuera llamado Kaiserlich-königliche Armée (Ejército Imperial y Real). El Imperio tuvo una estructura centralista, aunque cierto grado de autonomía se dejó a Hungría, que fue gobernado por su propia Dieta y a Tirol.

El castillo de Praga, antigua residencia de los duques de Bohemia, luego reyes y emperadores germánicos (luego de 1918 fue ocupado por las oficinas de los presidentes de Checoslovaquia y República Checa)


Territorios del Imperio austríaco
  • Reino de Bohemia (Königreich Böhmen)
  • Reino de Hungría (Königreich Ungarn)
  • Reino de Dalmacia (Königreich Dalmatien)
  • Reino de Galizia y Lodomeria (Königreich Galizien und Lodomerien)
  • Reino de Croacia y Eslavonia (Königreich Kroatien und Slawonien)
  • Reino de Lombardía-Venecia (Lombardo-Venezianisches Königreich)
  • Archiducado de Austria (Erzherzogtum Österreich)
  • Ducado de Carintia (Herzogtum Kärnten)
  • Ducado de Carniola (Herzogtum Krain)
  • Ducado de Salzburgo (Herzogtum Salzburg)
  • Ducado de Silesia (Herzogtum Schlesien)
  • Ducado de Estiria (Herzogtum Steiermark)
  • Ducado de Bucovina (Herzogtum Bukowina)
  • Ducado de Serbia y Banato de Tamis (Woiwodschaft Serbien und Tamisch Banat)
  • Banato de Temesvar (Temescher Banat)
  • Gran Principado de Transilvania (Großfürstentum Siebenbürgen)
  • Margraviato de Moravia (Markgrafschaft Mähren)
  • Condado del Tirol (Gefürstete Grafschaft Tirol)
  • Condado de Gorizia y Gradisca (Grafschaft Görz und Gradisca)
  • Estado de Vorarlberg
  • Margraviato de Istria (Istrien)

El Imperio austríaco formó parte de la Confederación Germánica a partir de 1815, cuando el Congreso de Viena restableció las fronteras de Europa después de la derrota de Napoleón I y reorganizó la forma e ideología políticas del Antiguo Régimen.

El crecimiento de los dominios Habsburgo


Tras varios intentos fallidos de reforma constitucional, se transformó en el Imperio de Austria-Hungría, como consecuencia directa de la derrota sufrida en la Guerra Austro-Prusiana, por la que perdería el Reino de Lombardía-Venecia y toda influencia en los estados alemanes a favor de Prusia. Con la firma del Compromiso Austrohúngaro de 1867 bajo el reinado de Francisco José I nacería la monarquía dual en la que se concedería igualdad de estatus a los territorios húngaros, declarándose el Emperador de Austria también como rey de Hungría, una acción diplomática que elevó el estatus del Reino de Hungría dentro del Imperio Austríaco.

El Imperio Austrohúngaro (Österreichisch-Ungarische Monarchie en alemán, Osztrák–Magyar Monarchia en húngaro) nació en 1867, tras el Compromiso Austrohúngaro que reconocía al Reino de Hungría como una entidad autónoma dentro del Imperio Austríaco. En 1914 tenía una extensión de 676.615 km² y contaba con 52.799.000 habitantes y era considerada como una de las grandes potencias en el marco internacional, ocupando el 6º puesto por su potencia económica.

Lo que era el Imperio Austrohúngaro se reparte en trece estados europeos que son en la actualidad las naciones de Austria, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina y las regiones de Voivodina en Serbia, Bocas de Kotor en Montenegro, Trentino-Alto Adigio y Trieste en Italia, Transilvania y parte del Bánato en Rumanía, Galitzia en Polonia y Transcarpatia (región Subcarpática) en Ucrania.



Joyas imperiales: la Corona, el Orbe y el Cetro


Cronología

1867: Compromiso Austrohúngaro. Autonomía para Galitzia y Croacia.
1878: Austria-Hungría obtiene los territorios turcos de Bosnia-Herzegovina y Novipazar.
1879: Alianza de Austria-Hungría y el Imperio Alemán.
1882: Italia se une a la alianza.
1892: Entra en circulación la corona de oro.
1907: Primeras elecciones en Austria con sufragio universal directo. Nuevo compromiso entre Austria y Hungría.
1908 : Anexión de Bosnia-Herzegovina.
1912: Serbia y Bulgaria forman una alianza contra el Imperio Austrohúngaro.
1914: El archiduque Francisco Fernando y su esposa Sofía Chotek son asesinados en Sarajevo por un terrorista serbobosnio. La declaración de guerra de Austria-Hungría a Serbia provoca declaraciones de guerra en cadena dando inicio a la Primera Guerra Mundial.
1915: El Imperio Austrohúngaro se declara dispuesto a ceder la región de Trieste. Se firma el Tratado de Londres, secreto entre Reino Unido, Francia, Rusia e Italia: Italia cambia de bando obteniendo Trieste como incentivo.
1916: En plena guerra el emperador Francisco José I muere tras 68 años de reinado.
1917: El nuevo emperador, Carlos I, intenta conseguir la paz por separado con Francia, sin resultado.
1918: Carlos envía a Guillermo II de Alemania un telegrama anunciándole el fin de la alianza.
1919: El Imperio Austrohúngaro queda totalmente disuelto tras los tratados de Saint-Germain y Trianon.
Estandarte del Emperador (versión usada durante la mayor parte del siglo XIX)


El jefe del estado, el Emperador, era a su vez jefe de los dos estados, como Emperador de Austria y Rey de Hungría. En los 51 años que duró la monarquía dual tuvo dos soberanos.

  • Francisco José I de Habsburgo (1867 a 1916)
  • Carlos I de Habsburgo (1916 a 1918)

La Emperatriz ostentaba la representación del estado del mismo modo que una Reina consorte. Las dos emperatrices que tuvo Austria-Hungría fueron:

  • Isabel de Wittelsbach, más conocida como Sissi (1867 a 1898)
  • Zita de Borbón-Parma (1916 a 1918)

Los herederos al trono que tuvo el imperio fueron:

  • Rodolfo de Habsburgo (1867 a 1889)
  • Francisco Fernando de Habsburgo (1896 a 1914)
  • Carlos I (1914 a 1916)
  • Otto (1916 a 1918)

El primer emperador austro-húngaro: Franz Josef Karl von Habsburg-Lothringen (1830-1916)


Austria y Hungría mantenían dos parlamentos separados, con sede en Viena y Budapest respectivamente, cada uno con su propio primer ministro. De la coordinación entre estos dos gobiernos se encargaba el Gobierno del Emperador, dotado en teoría de un poder absoluto, pero limitado en la práctica. En ambos territorios algunas regiones, como Galitzia-Lodomeria, en Austria, o Croacia-Eslavonia, en Hungría, tenían un régimen autónomo de autogobierno.

Había un Consejo de Ministros Común, formado por los dos primeros ministros, el ministro de Asuntos Exteriores, el Jefe del Estado Mayor Imperial, el ministro de Finanzas, algunos archiduques y el emperador, que se encargaba del gobierno de las responsabilidades comunes (finanzas, defensa y política exterior). A su vez, dos delegaciones representantes de cada uno de los dos parlamentos se reunían por separado y votaban las propuestas del Consejo de Ministros Común. En cualquier caso, el emperador tenía la decisión final en defensa y relaciones exteriores.
El Heldenplatz, en la residencia imperial de la Hofburg, Viena (1900)


La invasión de competencias entre los ministerios conjuntos y los gobiernos de cada uno de los dos estados causó fricciones y desgobierno, especialmente entre las fuerzas armadas. Aunque el Consejo de Ministros Común se encargaba de todas las cuestiones militares, el gobierno austríaco y el húngaro se encargaban de los temas de reclutamiento, legislación del servicio militar, transporte de tropas y de la regulación de las cuestiones civiles de los militares. Por tanto, cada uno de los gobiernos tenía mucha influencia en cuestiones militares y cada uno podía desbaratar operaciones militares si lo juzgaba conveniente a sus intereses.

El Compromiso de 1867 permitió que Galitzia-Lodomeria alcanzara una amplia autonomía administrativa y cultural. A cambio de su lealtad a la Monarquía, el control de los asuntos internos fue gradualmente transferido a la nobleza e "intelligentsia" polacas mediante un limitado sufragio censitario provincial, que beneficiaba a los polacos frente a los ucranianos. La nobleza polaca participó activa y lealmente en la administración imperial. Galitzia se convirtió en el "Piamonte" del irredentismo polaco frente al autoritarismo de alemanes y rusos en sus zonas de ocupación, naciendo la idea de la reconstrucción del Reino de Polonia bajo la corona de los Habsburgo (idea que se intentará llevar a la realidad durante la Gran Guerra).



Bandera de Austria-Hungría (1869-1918)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada