martes, 9 de noviembre de 2010

Maximiliano I de Habsburgo

Maximiliano I, hijo de Federico III, Emperador del Sacro Imperio Romano y Leonor de Portugal, fue Rey de los Romanos desde 1486 y Sacro Emperador Romano Germánico desde 1493 hasta su muerte. Reinó junto con su padre por los últimos diez años del reinado de éste, desde alrededor de 1483. Expandió la influencia de la Casa de Habsburgo a través de la guerra y el matrimonio, pero también perdió los territorios de Austria en la Suiza actual en manos de la Confederación Suiza.


Casó en primeras nupcias con la heredera de la Casa de Borgoña, la Duquesa María, hija única de Carlos el Temerario. Con esta unión obtuvo los Países Bajos y una parte de la Francia actual, mientras que Borgoña permanecía en manos francesas. Tuvieron dos hijos: Felipe el Hermoso y Margarita de Austria. Al casarse Felipe con la entonces Princesa Heredera de Castilla, Juana de Trastámara, en 1498, Maximiliano estableció la dinastía de los Habsburgo en España y permitió que su nieto Carlos obtuviera en su momento los tronos de Castilla-León y Aragón, convirtiéndose por lo tanto en el primer de jure Rey de España. Después de haber sobrevivido a su padre Felipe, Carlos sucedió a Maximiliano como emperador en 1519 y gobernó así al mismo tiempo el Sacro Imperio Romano y el Imperio español. Margarita de Austria, por su parte, casó primero con el Infante don Juan, primogénito de los Reyes Católicos, y luego con Filiberto II, duque de Saboya.

Maximiliano I en armadura y corona real


Reinado en Borgoña y los Países Bajos

La futura Emperatriz María descendía de los Duques de Borgoña, una rama lateral de la familia real francesa, con su sofisticada nobleza y cultura cortesana. Había heredado los vastos dominios borgoñones en Francia y los Países Bajos tras la muerte de su padre en la batalla de Nancy el 5 de enero 1477. Ya antes de su coronación como Rey de los Romanos, Maximiliano había decidido asegurar a toda costa esta distante y extensa herencia borgoñona a su familia Habsburgo y se casó con la heredera a mediados de ese mismo año.

El Ducado de Borgoña era también fue reclamado por la corona de Francia en virtud de la ley Sálica y Luis XI impugnó el reclamo de los Habsburgo a la herencia borgoñona. Maximiliano emprendió la defensa de los dominios de su esposa de un ataque del rey francés y derrotó a las fuerzas francesas en el 7 de agosto 1479.


María, la rica heredera borgoñona (Duquesa de Borgoña, Brabante, Limburgo, Lothier, Luxemburgo y Güeldres, Marquesa de Namur, Condesa de Artois, Borgoña, Charolais, Flandes, Hainaut, Holanda, Mâcon, Zelanda y Zutphen)


El contrato de matrimonio entre Maximiliano y María estipulaba que solo los hijos de la novia y el novio tenían derecho a heredar, pero no así el padre sobreviviente. Esta precaria regla fue transformada y dejada de lado por María con la promesa de transferirla como regalo en caso de su muerte. Después de la muerte trágica de María en un accidente de equitación en el 27 de marzo 1482, el objetivo de Maximiliano era ahora asegurar la herencia a uno de sus hijos con María, Felipe el Hermoso.

Algunas de las provincias de Holanda eran hostiles a Maximiliano y firmaron un tratado con Luis en 1482 que obligó a Maximiliano a dar el Franco Condado y Artois al rey de Francia. Maximiliano siguió gobernando el resto de la herencia de María en el nombre de Felipe el Hermoso. Después que la regencia terminó, Maximiliano y Carlos VIII intercambiaron estos dos territorios para Borgoña y Picardía en el Tratado de Senlis (1493). Así, en última instancia, la mayor parte de los Países Bajos se convirtió y permaneció como una posesión Habsburgo.

Reinado en el Santo Imperio Romano

Elegido rey de los romanos (Rex Romanorum) el 16 de febrero 1486 en Fráncfort del Meno por iniciativa de su padre y coronado el 9 de abril en Aquisgrán, Maximiliano también se puso a la cabeza del Santo Imperio Romano a la muerte de su padre en 1493.


La coronación de Maximiliano como rex Romanorum

Como el tratado de Senlis había resuelto las diferencias francesas con el Santo Imperio Romano, el rey de Francia Luis XII había asegurado sus fronteras en el norte y volvió su atención a Italia, donde hizo reclamos por el Ducado de Milán. En 1499/1500 la conquistó y expulsó al regente Sforza Ludovico el Moro al exilio. Esto lo llevó a un conflicto potencial con Maximiliano, quien el 16 de marzo de 1494 se había casado con Bianca Maria Sforza, una hija del duque de Milán y descendiente del rey Juan II de Francia. Sin embargo, Maximiliano no pudo impedir que los franceses se apoderaran de esta ciudad. Se alía entonces con la Liga de Venecia en 1495 y luego con la Santa Liga en 1511, para contener los franceses.


La tercera esposa de Maximiliano, Bianca Sforza

Maximiliano probablemente es más conocido por llevar a cabo la reforma del Reichstag en Worms que concluyó la Reichsreform (Reforma imperial), modificando una parte muy grande de la constitución del Imperio. Debido a la difícil situación interna y externa, también sintió la necesidad de introducir reformas en las tierras de la Casa de Habsburgo, con el fin de financiar su ejército. Usando las instituciones borgoñonas como un ideal, intentó crear un estado unificado. Esto no tuvo mucho éxito, pero uno de los resultados duraderos fue la creación de tres subdivisiones diferentes, que incluían Baja Austria, Alta Austria y Austria Anterior.

En 1508, Maximiliano, con el consentimiento del Papa Julio II, tomó el título de Erwählter Römischer Kaiser ("Electo Emperador Romano"), poniendo fin así a la costumbre de siglos de antigüedad del emperador debiendo ser coronado por el Papa.

Maximiliano recibiendo embajadores de Vassili III Ivanovitch (1510)

Tu felix Austria nube

En el marco del Tratado de Arras, Maximiliano prometió a su hija de tres años de edad, Margarita, al Delfín (más tarde Carlos VIII), hijo de su adversario de Luis XI. Bajo los términos de este compromiso, fue enviada a Luis para ser educada bajo su tutela. A pesar de la muerte del rey en 1483, poco después de que Margarita llegara a Francia, ella permaneció en la corte francesa. El Delfín, ahora Carlos VIII, era aún menor de edad y su regente hasta 1491 fue su hermana, Anne de Francia.

Pese al compromiso de Margarita y su continua presencia en la corte francesa, Anne arregló un matrimonio entre Carlos y Ana de Bretaña. Ella, a su vez, había sido prometida en 1483 y de hecho se había casado por poderes en 1490 con el propio Maximiliano, pero Carlos y su hermana querían su herencia para Francia. El resultado final de todas estas maquinaciones fue que Carlos repudió su compromiso matrimonial con Margarita, cuando llegó a la mayoría de edad en 1491, invadió Bretaña, obligó a Ana de Bretaña a repudiar su matrimonio no consumado con Maximiliano y se casó con ella (tuvieron cuatro niños que murieron en la infancia, y después de que Charles murió, su viuda se casó con su primo y sucesor, Luis XII). Margarita permaneció en Francia hasta 1493, cuando fue finalmente devuelta a su padre.


Ana de Bretaña casó por poderes con Maximiliano de Habsburgo en 1490 pero su matrimonio fue disuelto por el Papa en 1491


A través de sus propios matrimonios (e intentos de matrimonio), Maximiliano trató de extender su esfera de influencia contra la de Francia. Los matrimonios arreglados para sus dos hijos cumplieron con más éxito el mismo objetivo y, después de ingresar al siglo XVI, su búsqueda de emparejamiento se centró en sus nietos, para quienes vio oponer a Francia hacia el este.

Al fin de reducir las presiones crecientes a que estaban sometidos sus territorios por los tratados hechos entre los gobiernos de Francia, Polonia, Hungría, Bohemia y Rusia, así como para asegurar Bohemia y Hungría para los Habsburgo, Maximiliano se reunió con los reyes de la dinastía Jagellon (Ladislao II, rey de Hungría y de Bohemia y Segismundo I, rey de Polonia) en Viena en 1515. Diez años más tarde, puso bajo el control de los Habsburgo al reino de Hungría y de Bohemia, mediante matrimonios arreglados entre su nieta María con Luis, hijo de Ladislao, y su nieto Fernando con Ana, hermana de Luis (María y Fernando eran los hijos de Felipe el Hermoso y Juana la Loca). Tanto Ana como Luis fueron adoptados por Maximiliano luego de la muerte de Ladislao.

Estos matrimonios por razones políticas fueron resumidos en el siguiente dístico elegíaco latino: Bella gerant aliī, tū fēlix Austria nūbe/ Nam quae Mars aliīs, dat tibi regna Venus, "Deja que los otros hagan la guerra, pero tú, oh feliz Austria, cásate; por aquellos reinos que Marte da a los demás, Venus te da a ti.”


Maximiliano y su familia: su hijo Felipe el Hermoso, su esposa María de Borgoña, sus nietos Fernando (I) y Carlos (V) y Luis II de Hungría, esposo de su nieta María de Austria


Sucesión, muerte y legado

Cuando se hizo evidente que las políticas de Maximiliano en Italia no habían tenido éxito y después de 1517 Venecia reconquistó las últimas piezas de su territorio de Maximiliano, el emperador ya comenzó a centrarse exclusivamente en la cuestión de su sucesión. Su objetivo era asegurar el trono a un miembro de su casa y evitar que Francisco I obtuviera el trono. La resultante "campaña electoral" fue debido a una utilización masiva sin precedentes de medios financieros. La familia Fugger proveyó a Maximiliano de un crédito de 1 millón de florines, que se utilizó para sobornar a los príncipes electores. Al principio, esto pareció exitoso y Maximiliano logró obtener los votos de Mainz, Colonia, Brandeburgo y Bohemia para su nieto Carlos V. La muerte del emperador en 1519 pareció poner la sucesión en riesgo, pero en pocos meses la elección de Carlos V fue asegurada.

En 1501 Maximiliano cayó de su caballo. El accidente lo hirió gravemente en la pierna, lo que le causó dolor por el resto de su vida. Algunos historiadores han sugerido que Maximiliano estaba "mórbidamente" deprimido: desde 1514 viajó por todas partes con su ataúd. Murió en Wels, Alta Austria y le sucedió como emperador su nieto Carlos, ya que su hijo Felipe el Hermoso había muerto en 1506.

Armadura trabajada para Maximiliano


Maximiliano fue un gran defensor de las artes y las ciencias y se rodeó de expertos como Joaquín Vadian y Andreas Stoberl (Stiborius), promocionándolos a importantes puestos en la corte. Su reinado vio el florecimiento del primer Renacimiento en Alemania, con artistas como Albrecht Dürer, Albrecht Altdorfer y Hans Burgkmair. Además, Maximiliano tenía una gran pasión por la armadura, no sólo como equipo para la batalla o los torneos, sino como una forma de arte. El estilo de armadura que se hizo popular durante la segunda mitad de su reinado aparecía estriada y trabajada y se conoció como “armadura Maximiliano” luego que la armadura del Emperador enfatizara los detalles en la configuración del mismo metal, en lugar de los grabados o dorados diseños populares del estilo milanés.

Innsbruck, Tirol: Cenotafio de mármol de Maximiliano I, con la estatua arrodillada del emperador en bronce y rodeada por 28 estatuas también de bronce de ancestros y parientes suyos (12 de ellas fueron construidas en vida de Maximiliano)


Maximiliano había designado a su hija Margarita Regente de los Países Bajos y también tutora y educadora de sus nietos Carlos y Fernando luego de la muerte del padre de éstos, Felipe. La archiduquesa cumplió muy bien esta tarea. A través de las guerras y los matrimonios, el emperador extendió la influencia de los Habsburgo en todas direcciones: a los Países Bajos, España, Bohemia, Hungría, Polonia e Italia. Esta influencia durará siglos y forma parte de la historia europea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada