lunes, 29 de noviembre de 2010

El Káiser Guillermo I

Guillermo I, Wilhelm Friedrich Ludwig (1797 -1888), de la Casa de Hohenzollern, fue rey de Prusia de 1861 a 1888 y primer Emperador de Alemania de 1871 a 1888.


Un joven príncipe prusiano


El futuro rey y emperador Federico Guillermo Luis de Prusia (Wilhelm Friedrich Ludwig von Preußen) era el segundo hijo del rey Federico Guillermo III y de Luisa de Mecklemburgo-Strelitz. No se esperaba que Guillermo ascendiera al trono y por lo tanto recibió poca educación. Sirvió en el ejército desde 1814 en adelante, luchó contra Napoleón I durante las Guerras Napoleónicas y fue un valiente soldado. También se convirtió en un diplomático excelente en las misiones después de 1815.

En 1854, el príncipe fue elevado al rango de mariscal de campo y nombrado gobernador de la fortaleza federal de Maguncia. En 1857 Federico Guillermo IV sufrió un derrame cerebral y quedó incapacitado mentalmente para el resto de su vida. En enero de 1858, William se convirtió en príncipe regente por su hermano.

Estandarte personal del Emperador

Rey

El 2 de enero de 1861 Federico Guillermo murió y el príncipe regente ascendió al trono como Guillermo I de Prusia, heredando un conflicto entre Federico Guillermo y el parlamento liberal. Se le consideraba una persona políticamente neutral ya que intervino menos en la política de su hermano. Sin embargo, encontró una solución conservadora para el conflicto: nombró a Otto von Bismarck al cargo de Primer Ministro. De acuerdo con la Constitución prusiana, el Primer Ministro era responsable únicamente ante el rey, no el Parlamento. Bismarck gustaba ver su relación laboral con Guillermo como la de un vasallo a su señor feudal. Sin embargo, fue Bismarck quien efectivamente dirigió la política, tanto nacional como extranjera; en varias ocasiones obtuvo el dictamen favorable de Guillermo amenazando con renunciar.


Emperador

Durante la Guerra Franco-Prusiana, el 18 de enero de 1871, Guillermo fue proclamado Emperador Alemán en el Palacio de Versalles.Este título fue elegido cuidadosamente por Bismarck después de la discusión hasta (y después) el día de la proclamación. Guillermo aceptó de mala gana este título pues él hubiera preferido "Emperador de Alemania", el cual, sin embargo, era inaceptable para los monarcas federados y también hubiera manifestado una reivindicación a tierras fuera de su reino (Austria, Suiza, Luxemburgo, etc.) El título de "Emperador de los Alemanes", como se propuso en 1848, fue descartado ya que se consideraba elegido "por la gracia de Dios", no por el pueblo como en una república democrática.

Wilhelm I a caballo con Bismarck y Moltke


En el Imperio alemán (Kaiserreich), el emperador (Káiser) era jefe de Estado y presidente (primus inter pares - primero entre iguales) de los monarcas federados (los reyes de Baviera, Württemberg, Sajonia, los grandes duques de Baden, Mecklenburgo, Hesse, así como otros principados, ducados y los senados de las ciudades libres de Hamburgo, Lübeck y Bremen).


Intentos de asesinato

El 11 de mayo de 1878, un plomero llamado Emil Max Hodel fracasó en un intento de asesinato a Guillermo en Berlín. Hodel utilizó un revólver para disparar al Emperador de Alemania, mientras que el monarca y su hija, la princesa Luisa de Prusia, desfilaban en su carruaje. Cuando la bala se perdió, Hodel corrió por la calle y disparó otra ronda que también se perdió. En la conmoción una de las personas que trató de detener a Hodel sufrió graves lesiones internas y murió dos días después. Hodel fue decapitado el 16 de agosto de 1878.

Un segundo intento de asesinar a Guillermo I ocurrió el 2 de junio de 1878 por Karl Nobiling.Como el monarca pasó por delante en un coche abierto, el asesino disparó con una escopeta al Kaiser desde la ventana de una casa del bulevar "Unter den Linden". Guillermo fue herido y trasladado de nuevo al palacio y Nobiling se pegó un tiro en un intento de suicidio. Mientras Guillermo sobrevivió a este ataque, el asesino murió de sus heridas auto-infligidas tres meses después.
El Emperador

Matrimonio

La esposa de Guillermo I fue la Princesa Augusta María Luisa Catalina de Sajonia-Weimar-Eisenach (Augusta Marie Luise Katharina), Duquesa de Sajonia. Augusta era la segunda hija de Carlos Federico, Gran Duque de Sajonia-Weimar-Eisenach, y de la Gran Duquesa María Pavlovna de Rusia, hija del zar Pablo I de Rusia y de la zarina Sofía Dorotea de Wurtemberg.

Augusta sólo tenía 15 años en 1826 cuando se encontró por primera vez con el que sería su futuro marido, el Príncipe Guillermo de Prusia. Tras este primer encuentro Guillermo consideró que la joven Augusta tenía una “personalidad excelente”, pero que era menos atractiva que su hermana pequeña, María (con la que contraería matrimonio el hermano menor de Guillermo, Carlos de Prusia).
Augusta de Saxe-Weimar-Eisenach, reina consorte de Prusia


En aquel momento, Guillermo estaba enamorado de una princesa polaca, Eliza Radziwill. Como su hermano mayor no tenía hijos se esperaba que Guillermo contrajera matrimonio y tuviera herederos. A Federico Guillermo III de Prusia le agradaba la relación entre Guillermo y Eliza, pero la corte prusiana había descubierto que los antepasados de la princesa habían comprado el título de príncipes al emperador Maximiliano I y, como habían adquirido el título, su linaje no parecía lo suficiente noble para que contrajera matrimonio con uno de los herederos del trono de Prusia. Por esta razón, el rey prusiano comenzó a buscar alternativas.

En 1824 el rey pidió al zar Alejandro I de Rusia, que no tenía hijos, que adoptara a la princesa Elisa, pero éste declinó. El segundo intento de adopción por parte del tío de Elisa, el Príncipe Augusto de Prusia, también fracasó porque el comité responsable de los matrimonios de la realeza prusiana consideró que la adopción no cambiaba la “sangre” del linaje. Otro factor que obstaculizó el matrimonio entre Guillermo y Elisa fue la influencia opuesta al enlace de la reina Luisa de Prusia en las cortes alemanas y prusianas. Esta oposición de la reina se debía a su enemistad con el padre de Elisa.

De esta forma, en junio de 1826, el padre de Guillermo se sintió forzado a renunciar al potencial matrimonio de su hijo con la princesa Elisa. Durante los meses siguientes el príncipe Guillermo comenzó a buscar una novia más adecuada, pero no renunció a sus lazos emocionales con Elisa. Finalmente el 29 de agosto, Guillermo pidió la mano de Augusta de Sajonia en matrimonio (por escrito y mediante la intercesión de su padre el rey de Prusia). Augusta aceptó de buen grado la propuesta y el 25 de octubre de 1828 fueron prometidos oficialmente. Guillermo se reunió con Elisa por última vez en 1829.
Estandarte personal de la Emperatriz Augusta


El 11 de junio de 1829, después de un fatigoso viaje de tres días desde Weimar a Berlín, Guillermo se casó con su prometida, que era 14 años más joven que él, en la capilla del Palacio de Charlottenburg. Las primeras semanas de matrimonio fueron armoniosas y Augusta fue aceptada favorablemente en la corte prusiana. Sin embargo, pronto comenzó a aburrirse con la sobriedad militar de la corte y la mayor parte de los actos oficiales (que tal vez habrían podido distraerla) estaban reservados para su cuñada, la Princesa Isabel Ludovica de Baviera.

En una carta que el Príncipe Guillermo escribió el 22 de enero de 1831 a su hermana Carlota, zarina consorte de Rusia, se lamentaba de la “carencia de feminidad” de su esposa. Ese mismo año nació su primer hijo, el Príncipe Federico (que posteriormente se convertiría en Federico III de Alemania) y su hija, la Princesa Luisa, nacería el 3 de diciembre de 1838.

Su hijo Federico, Príncipe Heredero de Prusia (1870)


Problemas familiares

El rey de Prusia se negó a conceder una constitución a Alemania y prefirió actuar mediante un gobierno conservador, contradiciendo sus ideas y opiniones liberales durante su período como príncipe. Se creó un Landstag (parlamento) unido en respuesta a las malas cosechas, hambrunas y subsiguientes revueltas de 1847, pero el monarca lo disolvió unos pocos meses después. El Príncipe Guillermo fue considerado responsable del baño de sangre de la revolución de marzo de 1848 en Berlín, y aconsejado por el rey, Guillermo se exilió a Londres y su esposa Augusta se retiró a Potsdam con sus dos hijos.

Debido a estas actitudes del monarca prusiano, entre los círculos liberales comenzó a debatirse si era adecuado o no obligar al rey a abdicar. Finalmente el príncipe abdicó de sus derechos y Federico, el hijo de Augusta, se convirtió en el nuevo heredero. Augusta asumió la regencia de su hijo. En mayo de 1848, ochocientos miembros de la Asamblea Nacional de Alemania se reunieron en Frankfurter Paulskirche para discutir el proceso de unificación del país y el Príncipe Guillermo regresó de Londres al mes siguiente. En 1849 fue nombrado gobernador general de la Provincia del Rin y en la primavera de 1850 él y Augusta se asentaron en Coblenza.

Su hija Luisa, futura Gran Duquesa de Baden (1856)


En 1856, su hija Luisa se casó a los 17 años con el Gran Duque Federico de Baden-Baden y en 1858 su hijo Federico se casaba con Victoria, Princesa Real del Reino Unido, hija mayor de la reina Victoria. Augusta consideró este segundo enlace un triunfo personal ya que consideraba que su nuera, educada en un país moderno como el Reino Unido, convertiría a su hijo Federico en un monarca liberal.

Cuando Príncipe Guillermo se convirtió en regente, ambos viajaron a la corte prusiana en Berlín. Guillermo pronto se deshizo del viejo gobierno cuando sucedió a su hermano, en 1861 y nombró ministros liberales, procedentes de su propia corte de Coblenza. La reina consideraba a Otto von Bismarck, el nuevo Primer Ministro, como su principal oponente en la corte prusiana. Bismarck, por su parte, despreciaba a la reina por su influencia sobre su marido.


La Emperatriz

La Guerra Austro-Prusiana terminó en 1866, pero cuatro años después estalló la Guerra Franco-Prusiana y Augusta continuó responsabilizando a Bismarck en persona de los horrores del conflicto. Sin embargo, tras la guerra entre ambos países, Guillermo se convirtió en Emperador de Alemania, y en consecuencia, Augusta se convirtió en Emperatriz.


El Emperador y la Emperatriz


Augusta consideraba la Corona Imperial como una derrota personal; había deseado que la supremacía prusiana en Alemania se consiguiera mediante la “conquista moral” y no mediante el derramamiento de sangre. La emperatriz enterraría sus diferencias con Bismarck en los últimos años de su reinado, pues parecía el único hombre adecuado para apoyar a su amado nieto Guillermo. Sin embargo, a Guillermo le desagradaba Bismarck y poco después de heredar el trono alemán le obligó a dimitir.

Finalmente la emperatriz y el emperador hicieron las paces en 1887, pero él murió al año siguiente. Por su parte, sólo 99 días después, su hijo Federico, que había sucedido a su padre como Federico III de Alemania, sucumbió a un cáncer de laringe. Pese a todo pudo ser testigo de cómo su amado nieto Guillermo se convertía en emperador ese mismo año. Moriría en 1890, dos años después que su esposo, a los 78 años.

Hurra 4 Kaiser: Friedrich III, Wilhelm I, Wilhelm II, Friedrich Wilhelm (1887)


Títulos completos del emperador de Alemania

Su Majestad Imperial y Real Guillermo Primero, por la Gracia de Dios, Emperador de Alemania y Rey de Prusia, Margrave de Brandenburgo, Burgrave de Nuremberg, Conde de Hohenzollern , soberano y supremo Duque de Silesia y del Condado de Glatz , Gran Duque del Bajo Rin y de Posen, Duque de Sajonia, de Westfalia, de Angria, de Pomerania, Lunenburg, Holstein y Schleswig, de Magdeburgo, de Bremen, de Güeldres, Cléves, Jülich y Berg, Duque de los Wendos y los Kassubianos, de Crossen, Lauenburgo y Mecklemburgo, Landgrave de Hesse y Turingia, Margrave de Alta y Baja Lusacia, Príncipe de Orange, Príncipe de Rügen, de Frisia Oriental, de Paderborn y Pyrmont, de Halberstadt, Münster, Minden, Osnabrück, Hildesheim, de Verden, Cammin, Fulda, Nassau y Moers; Conde Principesco de Henneberg, Conde de la Marca, de Ravensberg, de Hohenstein, Tecklenburgo y Lingen, de Mansfeld, Sigmaringen y Veringen; Señor de Frankfurt.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada