martes, 30 de junio de 2009

El Monarca

A lo largo de la historia, el Monarca (Rey o Reina) es el tradicional dispensador de títulos de nobleza. Cuando crea un título, responde a razones de diversa índole, desde el agradecimiento por servicios prestados al país (como el caso de Wellington luego de la batalla de Trafalgar, hecho duque) hasta el premio por brindar al rey una amistad íntima (como los reyes de la Casa de Francia, que tradicionalmente elevaban a la nobleza a la maitresse-en-titre de turno).
En las monarquías el monarca es el jefe de estado. Comúnmente con inicios algo inciertos, esta forma de gobierno basada en una presunta intervención divina, es mayoritariamente hereditaria y presuntamente perpetua, excepto en casos excepcionales como Francia. Puede recibir distintos títulos, como rey, emperador, gran duque, caudillo o cacique. En castellano, además, hay términos específicos para los monarcas de algunos estados, derivados de los idiomas locales, como zar (de Rusia), faraón (de Egipto), khan (para varios estados de lo que hoy es China y Mongolia), etc. Los monarcas de los estados gobernados por la ley islámica eran llamados sultanes.

Los términos príncipe y princesa se destinan en algunos estados a los hijos, descendientes o herederos del monarca, pero en otros el propio monarca ostenta el título de príncipe. En algunos países europeos, asiáticos y africanos un "rey" es el jefe de estado de una nación-estado pero en otros países africanos el rey puede que lo sea de una tribu y esta por tanto no se corresponde con un estado. El sistema de gobierno encabezado por un monarca se llama monarquía.

Antiguamente, y aún en algunas naciones monárquicas actuales, suelen atribuirse al monarca poderes divinos, por lo cual es considerado el elegido o enviado de Dios para gobernar. En la Europa occidental, los reyes han habitado siempre en grandes y lujosas construcciones -principalmente palacios y castillos-, mayormente construidas por el pueblo, el cual prestaba sus servicios al rey y aportaba parte de su salario por el hecho de permitirles vivir en "sus tierras", lo cual se sigue practicando hoy en día. Actualmente en muchos estados contemporáneos, existe lo que se llama Monarquía Parlamentaria, donde el rey se somete a una constitución y actúa como jefe de Estado, a cambio de una percepción de dinero público anual procedente de impuestos

Sucesión

El sistema de sucesión al trono no es igual en todas las monarquías. Tradicionalmente, lo más común es que el sucesor de un rey sea su hijo primogénito varón; en caso de que no los tuviera, le sucedería su hija mayor o algún familiar de sexo masculino, dependiendo de si la monarquía permite a las mujeres reinar, e incluso que la sucesión pase por una rama femenina del linaje.

Algunas monarquías han abolido esta preferencia por los hombres, y es el hijo primogénito del monarca, varón o mujer, quien sucede al rey.

También han existido algunos monarcas elegidos, como los Papas y dictadores que se han declarado líderes de una monarquía autoproclamada.

Monarcas actuales
Los monarcas actuales son (ordenados según antigüedad en el trono):
  1. Rey Bhumibol Adulyadej de Tailandia (1946)
  2. Reina Isabel II del Reino Unido e Irlanda del Norte (1952)
  3. Sultán Muda Hassanal Bolkiak de Brunéi (1967)
  4. Sultán Qaboos ibn Sa'id Al 'Bu Sa'id de Omán (1970)
  5. Reina Margarita II de Dinamarca (1972)
  6. Rey Carlos XVI Gustavo de Suecia (1973)
  7. Rey Juan Carlos I de España (1975)
  8. Reina Beatriz de los Países Bajos (1980)
  9. Rey Mswati III de Suazilandia (1986)
  10. Emperador Akihito de Japón (1989)
  11. Príncipe Hans-Adam II de Liechtenstein (1989) * Príncipe Alois, Regente de Liechtenstein (2004)
  12. Rey Harald V de Noruega (1991)
  13. Rey Alberto II de los Belgas (1991)
  14. Emir Hammad al-Thani de Qatar (1995)
  15. Rey Letsie III de Lesoto (1996)
  16. Rey Abdalá II de Jordania (1999)
  17. Rey Mohammed VI de Marruecos (1999)
  18. Gran Duque Enrique I de Luxemburgo (2000)
  19. Rey Hamad bin Isa al Khalifa de Bahréin (2002)
  20. Copríncipes de Andorra: Joan Enric Vives Sicília (2003) y Nicolas Sarkozy (2007)
  21. Rey Norodom Sihamoni de Camboya (2004)
  22. Presidente Khalifa bin Zayed Al Nahayan de los Emiratos Árabes Unidos. Emir de Abu Dhabi (2004)
  23. Príncipe Alberto II de Mónaco (2005)
  24. Papa Benedicto XVI. Monarca del Estado de la Ciudad del Vaticano (2005)
  25. Rey Abdullah de Arabia Saudí (2005)
  26. Emir Sabah Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah de Kuwait (2006)
  27. Rey Taufa'ahau Tupou V de Tonga (2006)
  28. Yang di-Pertuan Agong (Rey de Malasia) Mizan Zainal Abidin (2006). Sultán de Terengganu (1998)
  29. Rey Jigme Khesar Namgyal Wangchuck de Bután (2006)

El sucesor del último monarca de Samoa, Malietoa Tanumafili II, fallecido en 2007, ocupó la Jefatura del Estado manteniendo el título O le Ao O le Malo pero con un mandato limitado a 5 años dando lugar a que el país se convierta, de facto, en una República.

Monarcas que no ostentan la jefatura de un Estado

  • Rey Goodwill Zwelethini de los zulúes, (Sudáfrica) 1968
  • Emir Hamad ibn Muhammad ash-Sharqi de Katsina, (Nigeria) 1981
  • Rey Muwenda Mutebi II de Buganda, (Uganda) 1993
  • Rey Solomon Gafabusa Iguru de Bunyoro-Kitara, (Uganda) 1994
  • Rey Oyo Nyimba Kabamba Iguru Rukidi IV de Toro, (Uganda)
  • Laveluas (Monarcas) de Wallis y Futuna (Dependencia Francesa): Tomasi Kulimoetoke II, Soane Patita Maituku y Visesio Moeliku, 2004
  • Matthew Festing, Gran Maestre de la Soberana Orden de Malta 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada